Despliega el menú
Aragón

tribunales 

Condenan a tres exdirectivos de un equipo de baloncesto femenino por una estafa

La Audiencia impone un año de prisión, una multa de seis meses y devolver 12.458 € por alquilar apartamentos para jugadoras, entrenadores y familias. 

La Audiencia Provincial ha absuelto a la farmacéutica acusada.
El juicio se celebró en noviembre en la Audiencia Provincial de Zaragoza.
Raquel Labodía

La Audiencia de Zaragoza ha condenado a un año de cárcel y una multa de seis meses a tres exdirectivos del equipo de baloncesto femenino CD Basket-Zaragoza Mann Filter en la temporada 2011-2012 por una estafa al alquilar unos apartamentos de Los Girasoles, dado que dejaron sin abonar el coste del alquiler. Acumularon en total una deuda de 12.458 euros a la empresa Eizasa, que ahora tendrán que devolver.

Los hechos se retrotraen a septiembre de 2011 cuando el equipo de baloncesto (desapareció en 2013 y no tiene nada que ver con el actual Mann Filter relacionado con Stadium Casablanca) alquiló varios apartamentos para jugadoras y para el entrenador en el edificio situado en la avenida de César Augusto.

La sentencia considera que queda probada la estafa, agravada por el abuso de la credibilidad empresarial o profesional de los acusados (José María Morales Sanvidal, Fernando Fabra Olmos y Antonio Manero Varela-Seijas), porque «es evidente» que «se valieron del renombre y de la fama deportiva del equipo Basket Femenino Mann Filter Zaragoza». «No ya solo para alojar a tal equipo deportivo en el apartahotel Los Girasoles sino, sobre todo, para que los aguantaran pagando solo una pequeña parte de la deuda generada hasta marzo de 2012», precisa el fallo.

Por este motivo, considera que «hubo pues una conducta engañosa» de los tres acusados sobre la directora del apartahotel. De hecho, si habían generado una deuda total de 14.958 euros durante siete meses (desde septiembre de 2011 hasta marzo de 2012), solo le devolvieron 2.500 a la mitad de la estancia y dejaron sin pagar 12.458.

No está prescrito

La Audiencia no aceptó que hubiera prescrito la deuda por haber transcurrido cinco años ya que este plazo no afecta al delito agravado de la estafa, cuya pena va de un año a seis años de prisión y una multa de seis a doce meses. La querella se presentó en julio de 2017 y prescribiría en marzo de 2022.

Asimismo, la sentencia defiende que se produjo la coautoría de los tres acusados porque lo comentaban todo entre ellos, encargaron el alojamiento de las jugadoras, entrenadores y familiares del equipo y lo contrataron directamente con la directora de Los Girasoles. Uno reconoció que tuvieron un cobro de 248.000 euros con el que pagaron a las jugadoras pero no los apartamentos.

El fallo menciona los correos electrónicos como prueba de la tensión entre los acusados y la empresa Eizasa y la declaración de la directora en el juicio de que no tenían voluntad de pagar. De hecho, entregaron dos cheques de 4.000 euros cada uno pero que no fueron cobrados por la falta de fondos.

Etiquetas
Comentarios