Despliega el menú
Aragón

entrevista

"Mercofraga ha de ser centro de la agricultura de la zona"

El  director general del mercado de fruta de Fraga, Ignacio Gramunt, quiere reactivar proyectos que contribuyan a mejorar la rentabilidad del sector.

[[[HA REDACCION]]] gramunt.jpg
Ignacio Gramunt, nuevo director general del Mercofraga.
I. G.

Acaba ser nombrado nuevo director general de Mercofraga, un mercado que comercia la fruta recogida en el Bajo Cinca (Huesca) y comarcas colindantes y en el que las producciones pueden ser adquiridas directamente al agricultor, eliminando intermediarios. Un nombramiento al que Ignacio Gramunt "ilusionado y optimista", aunque reconoce que "hay que estar atentos a las variantes del sector agrícola", porque, "posiblemente estemos en un cambio de ciclo y hay que saber adaptarse".

Ante el nuevo reto, Gramunt se ha impuesto dos objetivos centrales: convertir Mercofraga en mucho más que un mero mercado de fruta y reactivar diversos proyectos, como el del campo experimental, que puedan ayudar a hacer más rentable un sector que emplea a una cuarta parte de la población de la zona.

Unos retos que están en línea con las expectativas mostradas por el Ayuntamiento de Fraga, del que depende, y cuyos responsables han calificado al nuevo director general como "una persona que cuenta con una gran experiencia y conocimientos en agricultura y tiene muchas ideas y muchas ganas de trabajar".

¿Qué es Mercofraga y cuál es su actividad?

Mercofraga es un mercado en origen de productos agrarios, cuya área de influencia está compuesta por las comarcas del Bajo Cinca, La Litera, Los Monegros y el Bajo Aragón. En la instalación se mueven cada año alrededor de 280 millones de kilos de fruta, de los que el 80% se destinan a la exportación. Además, pasan por Mercofraga alrededor de tres millones y medio de kilos de fruta procedentes de pequeños agricultores de la zona. Últimamente esta cifra ha descendido algo, pero queremos trabajar por recuperarla.

¿Cuál es su impacto de la actividad agraria en la zona de influencia?

En nuestra zona de actividad se contabilizan algo más de 1.000 explotaciones agrarias, que dan empleo a en torno al 25% de la población. Totalizan una producción de más de 60 millones de euros. Estos datos nos permiten afirmar que la agricultura es uno de los pilares económicos de estas comarcas.

¿Con qué objetivos llega a la dirección de Mercofraga?

En primer lugar, quiero aprovechar aún más las instalaciones de la lonja, ampliarlas y utilizarlas como centro de información y formación para todas las vertientes del sector agrario: profesionales, sindicatos agrarios… Quiero convertirlo en el epicentro de la agricultura de la zona.

¿Cuáles van a ser sus primeras medidas?

Lo primero que voy a hacer es mantener una ronda de conversaciones con los diversos usuarios de Mercofraga. Quiero escuchar las propuestas de todos ellos para empezar a trabajar en un momento en el que el sector, me atrevo a decir, está atravesando un momento difícil debido a un cierto cambio de ciclo.

¿Cuáles son las mayores dificultades que atraviesa el sector?

Los agricultores están sufriendo presiones en dos sentidos. Por un lado, lo que podríamos denominar una presión inversa, por abajo. Con esto me refiero al continuo aumento del coste de todos los insumos necesarios para producir alimentos, como los fertilizantes o el agua de los riegos. A esto hay que sumar otra presión, que es la de las grandes comercializadoras y distribuidoras, que cada vez marcan precios más ajustados. De hecho, si de media un kilo de fruta de hueso tiene un coste de producción de entre 30 y 32 céntimos, las grandes distribuidoras están pagando máximos de entre 26 y 27 céntimos. Hay agricultores produciendo a pérdidas y no conozco ninguna empresa ni sector que se pueda sostener así.

¿Y concretamente, en la zona de influencia de Mercofraga, cuáles son los principales retos?

El veto del mercado ruso, del que esta zona era altamente dependiente, tuvo un gran impacto. De hecho, todavía estamos padeciendo las mermas de esa decisión. Pero, además, hay otro factor, que es el que me lleva a establecer como uno de mis primeros objetivos el que he mencionado anteriormente. Reconozco el gran trabajo y la máxima voluntad de todas las organizaciones agrarias, pero creo que hay una cierta dispersión del sector. Nos hace falta una voz única para poder fortalecer nuestra posición y reivindicaciones.

Si usted fuera el portavoz de esa voz única, ¿qué pediría a las administraciones?

En primer lugar, y en el corto plazo, creo que sería necesario facilitar la concesión de créditos para que el sector pueda remontar el vuelo tras el gran perjuicio que supuso el veto del mercado ruso a los productos de esta zona. También es importante facilitar económicamente los planes de arranque, que los agricultores puedan afrontar algunas transformaciones tanto de explotaciones como de cultivos. Para lograr estas transformaciones, es necesario, y es algo que también quiero impulsar desde Mercofraga, apoyar a los jóvenes agricultores. Empieza a ser cada vez más frecuente que agricultores que rondan los 40 años busquen alternativas al campo en otros sectores industriales.

Entre sus objetivos usted ha señalado la necesidad de revitalizar el campo experimental con el que cuenta este mercado. ¿Qué es exactamente esta infraestructura?

El campo experimental, que lleva funcionando alrededor de cinco años, es una zona de ensayos agrícolas, que queremos que sea el referente de los agricultores de la zona. Estamos en un momento en el que es necesario plantear nuevas posibilidades de cultivos como las hortalizas o los frutos secos ya que existe una alta demanda, así como nuevos hábitos para evitar saturaciones del mercado. Para hacerlo es necesario realizar inversiones económicas muy elevadas y los agricultores no pueden fallar en sus decisiones. Precisamente para guiarles queremos potenciar este campo experimental.

-

Perfil

Siempre vinculado con la actividad agrícola, Ignacio Gramunt (Fraga, Huesca, 1971) cuenta además en su currículum con una dilatada experiencia en la Administración. Gramunt, que completó su formación en las Escuelas Agrarias, ha sido presidente de Agropecuaria del Cinca y, entre 2011 y 2015, fue concejal de Agricultura y Riegos del Ayuntamiento fragatino. Además, fue vocal en el Consejo de la Demarcación Hidrográfica del Ebro. Ahora, y durante los próximos cuatro años, dirigirá Mercofraga.

Etiquetas
Comentarios