Despliega el menú
Aragón

entrevista 

"En Cataluña hay mucha gente harta con el ‘procés’"

Historiador y empresario, Josep Ramon Bosch presidió de la plataforma Sociedad Civil Catalana, el paso previo al partido Lliga Democràtica, de centro liberal.

Josep Ramon Bosch, secretario general del nuevo partido Lliga Democràtica, en la redacción de Heraldo.
Josep Ramon Bosch, secretario general del nuevo partido Lliga Democràtica, en la redacción de Heraldo.
José Miguel Marco

¿Cómo nació Lliga Democràtica y cuáles son sus objetivos?

La Lliga Democràtica es un proyecto transversal que pretende aglutinar a gente desde el constitucionalismo al nacionalismo. Concebimos una Cataluña dentro de España. El ‘procés’ ha muerto y hay que superar todos los mantras impuestos en los últimos siete años, que han provocado un gran desgaste. Pretendemos facilitar un gobierno real para, como dijo Ortega, «ir a las cosas».

Hablan de un partido ‘camboniano’ por el político Francisco Cambó, creador de la Lliga Regionalista. ¿Volver a Convergencia?

Queremos recuperar la centralidad. Los catalanes tenemos una palabra muy bonita: ‘seny’ o el sentido común. Hemos perdido la racionalidad. No es volver a la época pujoliana de Convergencia, que era conseguir competencias para gobernar Cataluña dando la espalda a España. Nuestro proyecto quiere revisar el catalanismo y ser profundamente español. Queremos cogobernar con los otros pueblos de España, pero desde la catalanidad y haciendo hincapié en la lengua. Cataluña es el mayor problema de España y el mayor problema de Cataluña es España.

El independentismo ha calado en la mitad de la población catalana, pero las encuestas apuntan a que muchos se sienten huérfanos. ¿Cuál es su hueco?

En Cataluña cada vez hay más gente harta con el ‘procés’. Han huido los dos grandes bancos catalanes (Sabadell y La Caixa) y más de 5.000 empresas. Ha provocado una fractura personal y familiar. Hay un hartazgo generalizado entre gente nacionalista e independentista que ve finiquitado el ‘procés’. Nos dirigimos a esos catalanes que siguen reivindicando la catalanidad. Somos un partido de centro y liberal que puede canalizar a esos votantes huérfanos que las encuestas cifran entre 200.000 y 450.000.

En las propuestas de su plataforma Sociedad Civil Catalana ya defendían el federalismo...

Hay que perder el miedo al federalismo en la Constitución, porque es unir en igualdad y no es separar España. Queremos que la financiación de Cataluña sea digna; ahora no lo es por el déficit que hay. Habrá que promover la reforma de la Constitución para mejorarla.

Hay dos cuestiones latentes: los presos y el referéndum sobre la independencia. ¿Qué opinan?

No defendemos un referéndum porque provocaría división, pero en Cataluña un 80% de los ciudadanos quiere que se vote; y estaríamos de acuerdo si fuese democráticamente. Es decir, participaríamos en un referéndum legal, dentro del Estado, y rechazaríamos la independencia. La prioridad actual son los presos porque hacen más daño dentro (de la cárcel) que fuera. No somos partidarios de indultos, pero sí de que el Estado sea generoso con ellos.

¿Cambiaría la fiesta de Cataluña del 11 de septiembre al 23 de abril?

Los símbolos están en fase de debate porque marcan una comunidad. El 11 de septiembre crea división porque es el final de una guerra civil entre catalanes y no es la fecha más apropiada. A diferencia de la fiesta de San Jorge, de la rosa y del libro, que es muy querida por los catalanes; y se celebra también en Aragón. Concita mucha más aclamación.

Hay muchos catalanes buscando alternativas políticas...

Si no conseguimos la unidad del catalanismo del centro liberal no habrá futuro para este proyecto con la división actual entre dos bandos tan enfrentados. El pasado lunes hicimos un acto en el Círculo de Economía.

¿Tienen un líder elegido?

Todavía no. Hay muchos del mundo de la empresa y buscamos jóvenes que aporten aire fresco a la política. Pero hasta fin de marzo no se constituye el partido.

Santi Vila sería uno de ellos...

Tiene una condena de inhabilitación de 18 meses y un juicio pendiente por Sijena. No puede ser candidato, aunque tiene simpatía.

¿Cuándo serán las elecciones?

Torra ha dicho que convocará, pero no ha puesto fecha. Creo que serán en octubre para buscar la épica del 11 de septiembre y el 1-O.

¿Pagará ERC su apoyo a Sánchez?

Esquerra puede perder votos en favor de Puigdemont, como los socialistas. Pero aún hay partido.

Etiquetas
Comentarios