Despliega el menú
Aragón

aragón

El coronavirus obliga a empresas aragonesas a cambiar planes productivos y comerciales

Fersa deberá prolongar el cierre de su fábrica de rodamientos de Jiaxing al menos un mes más. Compañías agroalimentarias ven afectados sus calendarios de promoción en el país asiático.

[[[HA REDACCION]]] we_are_with_you_cablescom.jpg
Trabajadores de Cablescom, del grupo Hengtong, con material sanitario que se ha enviado a China.
cablescom

El brote del coronavirus 2019-nCoV en la ciudad china de Wuhan está afectando ya a empresas aragonesas con presencia destacada en el país asiático, tanto a aquellas que cuentan con sedes ahí como a las que se hallan inmersas en planes de comercialización en ese mercado. La declaración de emergencia nacional por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la extensión de medidas de precaución dictadas por el Gobierno de Pekín están obligando a varias compañías e instituciones a modificar los planes que tenían previstos hace solo unas semanas.

Fersa, fabricante aragonés de rodamientos para automóviles y camiones, se ha visto obligada a alargar un mes el cierre de la planta que tiene en la localidad china de Jiaxing, que había parado unas semanas –como tantos centros productivos en el país– por las vacaciones vinculadas a la celebración del Año Nuevo chino, según informó la empresa. Abierta en 2011 para hacer frente a un mercado asiático en expansión, la factoría de Fersa en Jiaxing surte a clientes fundamentalmente en esa región, por lo que su cierre actual, salvo que se prolongue mucho en el tiempo, no debería afectar demasiado a las plantas del grupo en Zaragoza y Steyr (Austria). En todo caso, la compañía asegura que no hay entre sus trabajadores ningún afectado por el virus.

Muy pendientes de lo que ocurre en Wuhan están también en empresas de capital chino en Aragón como Teltronic o Cablescom. Desde la primera, especializada en comunicaciones de radio profesional, apuntaron que los efectos generados por la expansión del coronavirus no han afectado a su planta del polígono zaragozano de Malpica, pero la prolongación del cierre de fábricas dictada por el Ejecutivo chino sí podría hacerlo. Fuentes de Teltronic, integrada en el grupo Hytera, indicaron que la falta de piezas procedentes de China podría repercutir en la producción de terminales que ensambla para la marca inglesa Secura, lo que podría generar retrasos. "Los clientes nos están pidiendo previsiones, pero son comprensivos con la situación", señalaron.

Cablescom, integrada en el grupo chino Hengtong, sigue produciendo fibra óptica con normalidad, pero ya se está volcando en ayudar a afectados por el virus. Este viernes mismo envió 10.000 productos (mascarillas, termómetros, monos quirúrgicos, guantes, gel desinfectante) al país asiático. "Los productos se han conseguido en tiempo récord esta semana en España y llegarán a Suzhou, sede Hengtong, de donde se enviarán a Wuhan. Son más de 300 kg. de ayuda sanitaria", señaló Verónica Iliescu, su directora general.

Visitas canceladas

La industria agroalimentaria también se resiente por el coronavirus y no porque haya frenado sus exportaciones, sino porque está teniendo que cancelar visitas comerciales ya programadas.

Magapor, empresa de Ejea de los Caballeros que está equipando el laboratorio del mayor centro de inseminación artificial de porcino que se construirá en el país asiático, tenía previsto recibir durante la tercera semana de febrero a cinco veterinarios chinos de la provincia de Guangdong que venían a conocer la maquinaria que irá a dicho centro. "Su viaje se ha cancelado", explicó su director general, Jesús Mena. Los dirigentes de Magapor dudan también si volaran en marzo hasta China, donde iban a replicar para toda Asia su International Technical Meeting (ITM), un congreso de referencia en reproducción porcina que Magapor organiza en Zaragoza desde hace más de una década. Ytemen que si no mejora la situación, se resienta la presencia de profesionales chinos en la próxima edición del ITM en mayo.

Lo mismo sucede en las bodegas aragonesas que tienen a China entre sus principales mercados. "Los pedidos van saliendo", dijo el director general de Grandes Vinos, José Antonio Briz, que reconoció, sin embargo, que hay mucha incertidumbre porque "seguro" que se cancelarán todas las visitas y presentaciones promocionales previstas.

En Aragón Exterior, que prepara distintas misiones comerciales a China, están a la expectativa. "Programaremos y llevaremos el calendario de actuaciones que teníamos previsto dependiendo de las decisiones que haga públicas el Gobierno chino y la OMS", apuntó su director general, Ramón Tejedor, que insistió en que "no vamosa exponer a nadie a riesgos graves de salud totalmente innecesarios".

Etiquetas
Comentarios