Despliega el menú
Aragón

educación

Talleres y bailes para celebrar el Día de la Paz en los centros de Aragón

El IES Azucarera ha realizado varias actividades impulsando la igualdad y la lucha contra las guerras. Los alumnos de Escuelas Pías y Cristo Rey han realizado una coreografía en la plaza del plaza del Pilar.

Los centros aragoneses se han volcado con la celebración del día escolar de la paz y no violencia, en el que se conmemora la muerte de Mahatma Gandhi, quién luchó por la liberación de La India. "Desgraciadamente, hoy en día, no podemos decir que vivimos en un mundo en paz", ha asegurado Irene Royo, alumna del IES Azucarera en las actividades que se han desarrollado este jueves. En este instituto se ha programado la lectura de un manifiesto, en la que también ha participado la directora general de Planificación y Equidad del Gobierno de Aragón, Ana Montagud, y la realización de diferentes talleres relacionados con la paz, pero también con la lucha contra la desigualdades y las guerras. Todo ello con la colaboración de la Federación de Estudiantes de Aragón (Fadea). Por su parte, los colegios Escuelas Pías y Cristo Rey han realizado un baile y una canción para celebrar este día.

Los talleres han sido los verdaderos protagonistas de esta jornada, en la que el eslogan elegido por el IES Azucarera se ha centrado en la convivencia, el desarrollo y "la parte que las mujeres podemos jugar en él y también de cara a la paz", ha subrayado Montagud. Por un lado, se han mostrado diferentes casos de mujeres activistas como Berta Cáceres, activista hondureña que luchó por el medio ambiente; y Lina Ben Mhenni, bloguera de la revolución tunecina. 

Asimismo, los alumnos han podido conocer los diferentes conflictos bélicos que existen en el mundo. "Hemos escrito varios países para que cada uno dijera cuál es el conflicto que ocurre en él", han explicado Micaela Marín, Paula Cauhe, Paula Sin y Ainoa Tortajada, pertenecientes a Fadea e impulsoras de esta actividad que también se ha desarrollado en otro centro oscense. Según han recalcado, la mayoría de los alumnos conocían parte de la situación de Siria o Iraq, "países que aparecen más en las noticias". "Cuando alguien viene y se equivoca o no sabe cuál es situación de un país, se la explicamos", han detallado. 

Tener sus propias chapas de la paz, comer hummus o escribir mensajes para lograr la paz son otras de las iniciativas que se han desarrollado en este centro de Zaragoza. "Paz y amor en el mundo", ha escrito África, de 12 años. Su amiga Noa, de la misma edad, ha pedido que tratemos a los demás como nos gustaría que nos trataran a nosotros mismos.   

En este contexto, los alumnos han realizado el símbolo de paz y han leído un manifiesto en el que Irene Royo, alumna del centro, ha pedido la participación de todos "para hacer frente a todas las injusticias que vemos día tras día y que nos alejan de un mundo en paz". Desde su punto de vista, aunque "los alumnos en sí no podemos hacer mucho", sí que "podemos concienciar sobre lo que vivimos hoy en día". 

Profesores y alumnos de Escuelas Pías, en el centro

Cumpliendo la tradición de los últimos años, alumnos, profesores y familias del colegio Escuelas Pías de Zaragoza ha salido este jueves a la calle con motivo del día de la paz y no violencia. Esta año también les ha acompañado el colegio Cristo Rey.  En total, cerca de 2.000 personas han partido sobre las 9.45 de la calle Conde Aranda para recorrer las principales vías de la capital aragonesa. El acto central ha tenido lugar en la plaza del Pilar. 

Más de 1.600 personas han salido este jueves del colegio Escuelas Pías de Zaragoza, dirección plaza del Pilar con pancartas y globos y símbolo manifestando su "deseo de Paz". El acto ha concluido con el baile de una canción, realizada por los propios alumnos, y la lectura de un manifiesto.

Durante el recorrido han ido acompañados por pancartas, globos y símbolos trabajados previamente en las aulas. En el acto han participado alumnos desde 1º de infantil hasta 2º de bachillerato. Una vez han llegado a la plaza del Pilar, han leído un manifiesto y, además, han bailado una canción inédita, cuya letra, música y coreografía han sido realizadas por alumnos y familias. 

Etiquetas
Comentarios