Despliega el menú
Aragón

zaragoza

Belloch: "La ciudad de Zaragoza es la única que se merece todas las Medallas de Oro"

El exalcalde socialista ha recibido este martes la máxima distinción que concede el Ayuntamiento. El actual regidor, Jorge Azcón, ha destacado "capacidad de liderazgo" y "altura política".

El exalcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, ha recibido este martes la Medalla de Oro de la ciudad de manos del actual regidor, Jorge Azcón, en un emotivo acto en el Ayuntamiento en el que estuvo arropado por familiares y amigos, antiguos compañeros y representantes de la política y la sociedad aragonesa. 

El ahora magistrado de la Audiencia Provincial agradeció la distinción de la que, a su juicio, es la "mejor institución de Aragón". Por su parte, Azcón, que fue quien propuso el reconocimiento, alabó su trayectoria profesional, así como su "capacidad de liderazgo" y su "altura política".

El que es hasta la fecha el alcalde que más ha permanecido en el cargo (12 años, de 2003 a 2015), centró su discurso en los agradecimientos y evitó los consejos, tal y como dijo que le había recomendado su mujer, Mari Cruz Soriano, presente en el salón de plenos junto con sus dos hijas. Belloch dio las gracias a la actual corporacion municipal "representación más que digna de la ciudad de Zaragoza, que es la única que se merece todas las medallas, así como a los trabajadores y funcionarios del Ayuntamiento".

No se ha olvidado de sus principales asesores y compañeros de gobierno en su etapa al frente del Consistorio, como "Fernando Gimeno, Mercedes Gracia, Carlos García, Mari Cruz, Elvira y ‘Messi’ Jerónimo Blasco", que participaron de "todas las decisiones importantes, junto con la colaboración de otras personas como Carlos Pérez". También ha recordado a su gabinete, en especial a José Carlos Arnal.

Además, el artífice de la Expo del Agua y de la implantación de la línea del tranvía ha hecho referencia a otras instituciones que "ayudaron en su momento", como la Diputación Provincial de Zaragoza, al Gobierno de Aragón de Marcelino Iglesias, que "fue decisivo para hacer todo lo que se hizo", o a Teresa Fernández de la Vega, que "fue el 50%" de la muestra de 2008, y a su jefe de gabinete, Fernando Escribano. Mención aparte hizo el exalcalde a "una institución que tuvo un papel relevante en la Expo", como fue la Cámara de Comercio, con su presidente Manuel Teruel al frente, un "amigo".

En un discurso marcado, por su característico tono socarrón pero no exento de emotividad, Belloch ha destacado "fuera de categoría" el apoyo de su mujer y de sus dos hijas –"la casada y la soltera"–, y cerró su intervención con una reflexión personal sobre su padres, ya fallecidos, de quienes aseguró que "estarán presumiendo de hijo allá donde les hayan puesto, de que su hijo Juan Alberto ha recibido la Medalla de Oro de la ciudad de Zaragoza".

"Se le podía convencer"

Belloch ha recibido la máxima distinción del Consistorio de la capital aragonesa a propuesta del actual regidor, Jorge Azcón, y tras lograr el respaldo unánime del pleno municipal. Se ha convertido así en el quinto alcalde en democracia en recibir este galardón, y el octavo si se va más allá de la Transición. Para Azcón, fue un "auténtico placer" conceder un "merecido reconocimiento".

Tras reseñar el largo y destacable currículum de Belloch, "que justifica por sí mismo el reconocimiento", el alcalde del PP ha destacado la "capacidad de liderar un ambicioso proyecto personal" del exregidor socialista al frente del Consistorio. El edil también ha hecho hincapié en la Expo de 2008 y en la línea del tranvía, "dos iniciativas que, más allá del consenso o disenso que tuvieron en su día, han marcado la imagen de la ciudad y el devenir de Zaragoza en la entrada del siglo XXI".

Azcón ha recordado que "en la confrontación ideológica" que mantuvo en el pasado con Belloch, conoció de primera mano su "altura política e intelectual". "Fue sin duda por experiencia, preparación y habilidad política, el mejor adversario, el más rocoso y difícil de enfrentar que he conocido", ha asegurado. También ha destacado su "elegancia política" y que "siempre buscó el talento para formar parta de su equipo".

Azcón: "Fue sin duda por experiencia, preparación y habilidad política, el mejor adversario, el más rocoso"

Y ha recordado una anécdota que marcó la relación de ambos dirigentes. «Cuando en 2007 otro compañero y yo dejamos de ser concejales de esta casa, Juan Alberto nos invitó a comer. Me sorprendió que nos dijo quería que formáramos parte del equipo de la ciudad».

Finalmente, Azcón ha recordado que a Belloch "se le podía convencer siempre que se usaran argumentos, y no la coacción o el miedo", y le ha aplaudido por tener "personalidad propia". "Nunca ha sido un político de trincheras", ha añadido, aunque ha recordado con cierta sorna que "cerraba siempre que le daba la gana los debates del pleno, que para eso era el alcalde", en alusión a las críticas que ahora recibe el actual alcalde por parte de la oposición por seguir su ejemplo.

Etiquetas
Comentarios