Despliega el menú
Aragón

cortes de aragón

Lambán critica al PSOE por dejarse seducir por la fascinación de "nacionalismos irredentos"

El presidente aragonés dice que es un fenómeno que no acaba de entender y que deberían dejar atrás. Dice que usará todos los instrumentos legales para defender la Constitución y el Estatuto.

El presidente de la DGA, Javier Lambán, y el del PP-Aragón, Luis María Beamonte, en las Cortes
El presidente de la DGA, Javier Lambán, y el del PP-Aragón, Luis María Beamonte, en las Cortes
Efe

El presidente de Aragón, Javier Lambán, se mostró este lunes pesimista por el presente del país y lamentó, "como español, ciudadano y socialista", las tres anomalías que, en su opinión, sufre la política española. Destacó, entre ellas, su rechazo a esa "especie de fascinación" que afecta a la izquierda, PSOE incluido, "por los nacionalismos irredentos" a los que en muchas ocasiones, según dijo, "somos incapaces de resistirnos". Tras manifestar que es un fenómeno que "no acaba de entender", abogó por "dejarlo atrás". No ocultó el barón socialista su contrariedad por la capacidad que tiene el independentismo para condicionar los gobiernos. Tanto los del PSOE, como los del PP (recordó). En su primera comparecencia en las Cortes, y 19 días después de que Pedro Sánchez asumiera el cargo de presidente, insistió en que los nacionalismos irredentos son "reaccionarios" y han sido inspirados por "burguesías absolutamente rapaces que han esquilmado al país y que se han enriquecido explotando al resto de los españoles".

Aunque valoró favorablemente el "desbloqueo" de la política española, lamentó que el PSOE "para sostener un Gobierno y evitar nuevas elecciones" haya tenido que recurrir al apoyo por activa y por pasiva de "independentistas y nacionalistas que tienen a sus líderes en la cárcel por delitos de sedición y de malversación de fondos". Criticó con dureza la "imposibilidad" de las fuerzas constitucionalistas de ponerse de acuerdo para solucionar los grandes problemas que tiene España. Pues obliga a tejer alianzas con aquellos que "simplemente desarrollan su función a través de un ejercicio ventajista de sus números, que cada vez que se produce hace resquebrajarse más la cohesión".

La intervención de Lambán en el pleno de las Cortes dejó claro que su opinión sobre los independentistas no ha cambiado. Como sigue invariable su advertencia de que se opondrá a cualquier tipo de "privilegios" o trato de favor hacia otras comunidades. "No queremos ser más, pero tampoco menos que las demás", aseguró. Y en defensa de los intereses de los aragoneses, del Estatuto de Autonomía y de la Constitución utilizará "todos los instrumentos legales", incluidos los "conflictos de competencias y los recursos de inconstitucionalidad".

Lambán trasladó al pleno la postura consensuada por el cuatripartito (PSOE, PAR, Podemos y CHA) que gobierna Aragón. Un Ejecutivo autonómico que, además de planificar, ya está trabajando en la agenda aragonesa que trasladará a Madrid. De sus socios destacó el portavoz podemista, Nacho Escartín que, como hiciera su líder y ahora vicepresidente, Pablo Iglesias, en la campaña electoral, fue desgranando los artículos de la Constitución, entre las críticas de la oposición.

Fueron PP y Vox los más contundentes al valorar a Lambán y el Gobierno de Sánchez. El portavoz popular, Luis María Beamonte, denunció el acto "deshonroso" que supuso la investidura de Sánchez, al que acusó de sentarse a negociar con ERC un referéndum para Cataluña a cambio de su apoyo. También Santiago Morón, de Vox, alertó del "serio peligro" que sufre "España y Aragón" por las "concesiones" a Cataluña y el País Vasco, así como por el modelo de financiación autonómica, del que la Comunidad va a pagar "los platos rotos" de la "dote" que el Ejecutivo central va a ceder a catalanes y vascos.

El portavoz de Cs en las Cortes, Daniel Pérez Calvo, centró sus críticas en los "socios" de Sánchez, a los que les importa "un comino" la gobernabilidad de España, y sugirió que la relación entre Lambán y Sánchez es "más cuestión de fe que de confianza".

Más complaciente se mostró el diputado de IU, Álvaro Sanz, que enumeró algunas de las medidas sociales que ha impulsado ya el Gobierno de coalición. En este caso, Lambán le recordó que el mayor gesto de justicia social del Gobierno central será encarar la reforma del sistema de financiación autonómica, que se debe desarrollar en un marco multilateral.

Etiquetas
Comentarios