Despliega el menú
Aragón

temporal de nieve

Así trabajaron los equipos de la UME durante la borrasca

El Cuarto Batallón de la Unidad Militar de Emergencias trasladó 172 efectivos y 53 vehículos a Daroca y el Matarraña la semana pasada para atender a los afectados.

Rescate en Ejulve (Teruel).
Rescate en Ejulve (Teruel).
UME

Cuando la mañana del martes Aragón se despertó con una gran nevada entre Teruel y Zaragoza en pleno paso de la borrasca Gloria, un equipo con 16 integrantes del Cuarto Batallón de la Unidad Militar de Emergencias (UME) estaba a primera hora en el puerto de Paniza, en la autovía Mudéjar, para auxiliar a los cientos de conductores afectados por el caos que se vivió en las carreteras aragonesas. Entre Cariñena y Muel, unos 250 camiones tuvieron que ser embolsados y la nieve impidió el tránsito por la autovía, que no se pudo reabrir hasta última hora de la tarde. Mientras tanto, otro equipo de 32 militares entraban en Alfa, el término que utilizan en la Base de Zaragoza cuando están operativos, e iniciaban su camino hacia el Matarraña por la carretera de Castellón. Los objetivos de la UME eran claros: auxiliar a 30 pueblos aislados y recuperar las instalaciones eléctricas, dado que más de 3.300 personas y varias poblaciones estaban sin luz.

Todas las previsiones se estaban viendo desbordadas y la DGA decidió elevar a nivel 2 la emergencia, lo que supuso que la UME entrara en acción tras la primera reunión en el Centro de Coordinación Operativa. Estos militares recibieron el apoyo esa misma tarde de otros 40 efectivos. Al final, se formaron dos grupos con 172 efectivos y 53 vehículos (con destino a las sedes de Daroca y Alcañiz), entre los que movilizaron quitanieves, ambulancias y Transportes Orugas de Montaña (TOM). Regresaron el viernes por la tarde tras cuatro días "muy duros".

Raquetas de nieve

"Nos activaron a las 9.00 del martes y no hemos parado porque en el Matarraña los problemas mayores eran abrir paso en las poblaciones aisladas. Esa noche no pude dormir", relataba el pasado viernes el capitán jefe Marcos García, responsable del equipo desplegado en Alcañiz. Todavía le quedaba una sorpresa cuando, al llegar a Ejulve, se encontró con varios vecinos dispuestos a trabajar con ellos. "El alcalde nos contó que había una masía próxima en la que dos personas no pudieron salir para llegar al pueblo la primera noche. Accedimos con raquetas de nieve para rescatarlos y luego se las pusimos a ellos para salvarlos. Se habían quedado sin comida", recuerda el oficial, que es natural de La Coruña y que proviene de la Unidad de Operaciones Especiales, donde estuvo 11 años. En esa misma localidad tuvieron que ayudar a Endesa para reparar las subestaciones eléctricas, porque también se habían quedado sin suministro y había que instalar grupos electrógenos.

El oficial no olvida los distintos rescates, a los que pone el nombre de cada pueblo: "En Bordón fuimos a otra masía con el TOM y los residentes estaban bien. En Villarroya de los Pinares nos llamó un hijo preocupado por su madre, que estaba aislada. Fuimos desde Tronchón y menos mal que estaba en buen estado".

Enumera la larga lista de municipios a los que tuvieron que acudir para atender a los afectados: Villarluengo, Pitarque, Aliaga, Bordón, Tronchón, Ladruñán, Mosqueruela o Cantavieja (en la última localidad estuvo el sábado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez). A este gallego le queda la emoción del agradecimiento de los vecinos de los pueblos turolenses del Maestrazgo, que ya vivieron un incendio histórico en 1994, y que esta semana han saltado a los informativos nacionales por la borrasca Gloria.

Más fuerte de lo previsto

El capitán Marcos Gracia reconoce que el aviso del martes no cogió desprevenida a la UME, aunque quizá no estaba previsto el nivel que alcanzó el temporal. "Día a día tienes que resolver. Teníamos la alerta de Gloria, pero esperábamos que tuviera menos fuerza", explica el oficial de la UME, una unidad especializada en catástrofes que se creó en 2005. Es más conocida por sus respuestas a los incendios en verano, como el vivido el año pasado en Cataluña, donde también les dieron las gracias, pero su papel ante el temporal Gloria ha sido crucial.

El Cuarto Batallón de la UME destinado en la Base de Zaragoza se ocupa del noroeste: Cataluña, Aragón, La Rioja, Navarra, País Vasco y Soria. "El rumor en el batallón es que podría ser necesario acudir a posibles inundaciones. Son los que no están en Alfa (operativos) sino en Bravo (dispuestos), pero ya están preparados", concluye.

"Las primeras horas fueron críticas"

El equipo desplegado en la zona de Daroca, Campo de Romanos y la laguna de Gallocanta tenía 85 militares y 22 vehículos. Su jefe era el teniente David Vilches, quien concluye que "no ha sido fácil" auxiliar a los pueblos aislados y despejar las carreteras. Allí constató la angustia de muchos de los afectados para que se atendiera a su pueblo cuanto antes.

Una de las dificultades más claras fue el uso de los quitanieves fuera de la autovía A-23 en la red comarcal. "Cuando se usa en el campo, hay que bajar al suelo para marcar la carretera". Y eso ocurrió la noche del miércoles, cuando tardaron dos horas en recorrer veinte kilómetros, desde Daroca a Lagueruela, para rescatar a un niño de 3 años que tenía fiebre alta desde la mañana. Afortunadamente, lo pudieron trasladar hasta el Hospital Infantil de Zaragoza, donde recibió la atención adecuada.

En los alrededores de Anadón, otra de las 143 localidades afectadas por la borrasca, tuvieron que salvar a una persona mayor que estaba incomunicada. El teniente Vilches afirma que cuando los vecinos perdían la luz por los apagones eléctricos se iniciaba "un caos para la vida diaria".

"Las primeras horas fueron críticas porque no había medios suficientes para atender a los afectados y faltaba coordinación", asume el oficial de la UME, quien recibía las llamadas de los alcaldes. Recuerda a los de Fonfría, Cucalón, Herrera de los Navarros o los de la laguna de Gallocanta, como Used o Torralba de los Frailes. Pero al final la borrasca pasó. "Estamos satisfechos por haber ayudado a la gente", valora.

Etiquetas
Comentarios