Despliega el menú
Aragón

Borrasca gloria

"Le hemos pedido a Sánchez que no se olvide de los vecinos de Cantavieja"

La visita del presidente del Gobierno fue calificada ayer de "histórica" en el Maestrazgo.

Pedro Sánchez saluda a los efectivos que han participado en el dispositivo contra la borrasca Gloria
Pedro Sánchez saluda a los efectivos que han participado en el dispositivo contra la borrasca Gloria
Jorge Escudero

Pedro Sánchez se convirtió ayer en el primer presidente de Gobierno que pisa el Maestrazgo turolense. Su visita a Cantavieja, un municipio entre montañas con apenas 700 habitantes y pasado carlista, generó mucha expectación entre la población. Media hora antes de su llegada, decenas de vecinos de la localidad y de pueblos cercanos ya esperaban en la plaza de España para ser testigos del acontecimiento.

El presidente de la Comarca del Maestrazgo, Roberto Rabaza, no dudó en calificar la visita del líder socialista de "histórica". "Ya era hora de que un presidente de Gobierno viniera para conocer la realidad de este territorio tan frágil", afirmó. A su juicio, quizá el voto favorable de Teruel Existe a la investidura de Sánchez "haya servido para que ahora piensen más en nosotros". Rabaza le pidió "ayuda urgente, porque tenemos los días contados si no detenemos el proceso de despoblación".

También el alcalde de Cantavieja, Ricardo Altabás, que dejó a un lado su proceso gripal para poder ejercer de anfitrión, recordó al presidente que el Maestrazgo necesita buenas carreteras y telecomunicaciones, tras decenios en los que las inversiones públicas han sido escasas. "Le he pedido que no nos olvide, que nos ayude y que su visita y sus palabras no caigan en saco roto", explicó Altabás. El regidor, del PP, afirmó que había visto a Sánchez "cercano y con empatía".

Sánchez no escatimó a la hora de estrechar la mano a todos los vecinos que salían a su encuentro mientras caminaba por las calles de Cantavieja. "Nos ha impactado que haya venido hasta aquí. Mejor que lo hubiera hecho por motivos más alegres que un temporal que ha causado tantos daños, pero aún así, la visita es de agradecer", explicaban Antonio y Sonia, vecinos de la localidad. 

Otros fueron más críticos. "Ya podría haber venido estos días atrás, cuando no se podía salir de Cantavieja y apenas había máquinas quitanieves para limpiar las carreteras; es curioso que hoy haya tres de estas máquinas trabajando todo el día", decían María Pilar y Laura Sorribas.

La presencia de Sánchez sorprendió a los muchos turistas, llegados principalmente de Valencia, que buscan en el Maestrazgo paisaje, arquitectura e historia. "Es un hombre muy digno, me encanta haberlo visto aquí", decía José Sanz. 

La cruda realidad del temporal quedó patente en la visita que Sánchez hizo al aserradero Maolsa, a las afueras de Cantavieja. La nevada sepultó el esfuerzo de tres generaciones al hundir el tejado de esta serrería que da trabajo a una veintena de personas, la mayoría de ellas inmigrantes asentados en la localidad, lo que la convierte en la empresa más grande de la comarca. "Pensé en cerrar para siempre este negocio, pero luego me dije que tenía que seguir adelante, por mi familia y por mis trabajadores", explicó Gerardo Oliver, el gerente. No hace ni seis meses que invirtió en su industria casi medio millón de euros y ahora, tras el paso de Gloria, los daños causados por el temporal ascienden a más de un millón de euros.

También el techo del polideportivo de Cantavieja sucumbió ante el peso de una capa de nieve de más de un metro de espesor. "Esperamos que el presidente nos lo arregle pronto, porque, con el frío que hace aquí, el pabellón es nuestro lugar de actividades y de juegos durante todo el invierno", explicaba una niña de 13 años, Kate Valiente, mientras se integraba en la comitiva que acompañó a Sánchez en su recorrido a pie desde la plaza de España al aserradero de Maolsa. 

Los mayores de Cantavieja, como Alejandro Artola, aplaudían la visita presidencial "porque aquí nunca viene nadie". Susana Allué, que ha tenido a su marido aislado en una masía durante varios días, se quejó de que "en la tele solo se han visto los daños en la costa, pero también tienen que conocerse los problemas del interior".

Etiquetas
Comentarios