Despliega el menú
Aragón

temporal

Un vehículo oruga para reparar averías telefónicas por el temporal Gloria en Teruel

Técnicos de la base de Emergencias que Telefónica tiene en Zaragoza ha tenido que desplazarse a lugares de difícil acceso para reestrablecer  las comunicaciones dentro y fuera de Aragón.

Vehículos de Telefónica para trabajar en la nieve.
Vehículos de Telefónica para trabajar en la nieve.
Telefónica

Las heladas, la acumulación de nieve en las antenas y las grandes rachas de viento que traen temporales como el Gloria que atraviesa la Península son algunas de las causas de avería más frecuentes en las comunicaciones telefónicas. Estos días, los técnicos de la Base de Emergencias que Telefónica tiene en Zaragoza han contado con un nuevo vehículo oruga para la nieve para llegar a zonas de difícil acceso. "Los técnicos acuden vestidos casi como montañeros, tienen que aprender a manejar pisanieves o coches 4 X 4 para superar pistas complicadas, se entrenan para subir a torres de hasta 65 metros, en ocasiones, con una sensación térmica que ronda los -30 ºC", han explicado desde la operadora de telefonía. Este jueves tuvieron que desplazarse a varios muncipios, entre ellos  Berge y Oliete en Teruel.

"El vehículo permite llegar a los emplazamientos tres veces más rápido que con las pisanieves actuales", asegura la compañía.

La base zaragozana cuenta con un equipo de actuación inmediata que apoya a los departamentos de Mantenimiento, Ingenierías y Eventos Especiales que se producen por todo el territorio español. La operadora explica que cuando ocurre una incidencia especial por la importancia en el servicio afectado o por la dificultad de resolución con los medios clásicos, la Mesa de Control Nacional implica a las bases de emergencias que corresponde. Generalmente, "cuando suceden temporales, incendios, terremotos o cortes de energía imprevistos", detallan.

Resolver problemas a más de 2.200 metros de altitud

Al frente de la Base de Emergencias de Zaragoza se encuentran cuatro técnicos expertos en energía, climatización, conmutación y transmisión. Disponen de equipos que recuperan el servicio provisionalmente mientras se repara la incidencia (climatización, grupos electrógenos, radioenlaces de emergencia o centrales de conmutación portátiles) así como de todo tipo de vehículos. Además del nuevo vehículo oruga tienen máquinas pisanieves. "Resultan muy útiles en zonas del Pirineo donde los técnicos resuelven incidencias a más de 2.200 metros de altitud", apuntan desde Telefónica.

El equipo se completa con todoterrenos ligeros y veinte camiones, algunos de ellos con conexión vía satélite, capaces de dar servicio en lugares afectados por incendios o por otras catástrofes naturales, también en eventos con masificación como pueden ser conciertos, actos gubernamentales o fiestas patronales.

En 2019, el equipo de Zaragoza ha llevado a cabo 150 actuaciones por toda España para resolver incidencias en el menor tiempo posible. Ha desplegado cincuenta grupos electrógenos para dar apoyo a las Unidades Móviles de Telefónica o para garantizar el servicio ante caídas del suministro eléctrico. Ha salvado incomunicaciones por radioenlace en una veintena de ocasiones, ha realizado quince intervenciones para paliar problemas de climatización y más de una docena de salidas para prestar apoyo en altura con material pesado y cesta grúa, entre otras tareas.

El grupo de emergencias comenzó a gestarse a raíz del incendio de la central de Jerez de la Frontera en el año 1988. Además de la de Zaragoza, Telefónica tiene otras bases en León, Sevilla, Valencia, Barcelona y Madrid.

Etiquetas
Comentarios