Despliega el menú
Aragón

temporal

160 trabajadores de Yudigar regresan a su casa tras no poder llegar a Cariñena

Tres autobuses de la empresa quedaron retenidos en la estación de servicio de Muel.

La nieve está alcanzando los 15 centímetros en los exteriores de Yudigar.
La nieve está alcanzando los 15 centímetros en los exteriores de Yudigar.
Heraldo.es

160 empleados de la empresa Yudigar, situada en Cariñena, no han podido llegar esta mañana de martes a sus puestos de trabajo debido al fuerte temporal de viento y nieve que se han encontrado en el camino. En la zona, la circulación es a esta hora muy limitada y apenas se puede circular detrás de los quitanieves.

Los trabajadores, que viajaban en tres autobuses, se quedaron atascados en el área de servicio de Muel y eran los del turno de las 8.00. que desempeñan su labor en las oficinas. Ya están de regreso en su casa después de que la empresa lo decidiera así. El resto, el turno de las 7.00, que trabaja en la fábrica, llegó con normalidad.

"En Yudigar trabajamos unas 1.000 personas y cuando hemos pasado nosotros (tres autobuses con 160 trabajadores en la ruta 3) sobre las 7.45 nos han dicho que no podíamos pasar de Muel. Nuestros compañeros que están en la fábrica entran a las 7.00 y han podido llegar (otro turno entra a las 15.00 y un tercero a las 23.00). En la empresa había una nevada de quince centrímetros al lado", explica David, un empleado de la empresa de equipamientos comerciales destinado en oficinas, y muestra una fotografía y un vídeo de la nevada en Cariñena.   

Los trabajadores de Yudigar han permanecido dos horas en la cafetería del área de servicio Rita 23, a la espera que les comunicara la empresa que volvieran a su casa, sobre las 10.00 y acabaron aplaudiendo.

En ese momento, casi un centenar de camiones habían sido embolsados o aparcados de la carretera en este punto de Muel porque, como dice un agente de la Guardia Civil de Tráfico, a esa hora en Cariñena ya se habían llenado las carreteras y la nieve caía sobre los campos de vides con fuertes vestisqueros. Los campos de uva nevados daban la sensación de una estampa que parecía Siberia.   

"A los camioneros no nos dejan seguir desde aquí. Nosotros íbamos a llevar acero hacia Valencia, pero nos han parado", detalla uno de los conductores de los trailers que se han quedado en el área de servicio de Muel y está reunido con otros cinco compañeros, todos ellos inmigrantes de Rumanía o Latinoamérica.   

Agotados los juegos de cadenas

Mientras tanto, el empleado de la estación de servicio, Alberto, precisa que acaban de  agotar los juegos de cadenas que tenían en la tienda para coches porque a pesar de las noticias sobre la borrasca histórica Gloria, que se ha cebado en la Autovía Múdejar A-23, entre Zaragoza y Teruel, los automovilistas no iban preparados

"Yo vivo en Aguarón y he venido a las 5.00, pero empezó a nevar sobre las doce de la noche. Lo están pasando mal en la zona de Torrubia o Ferreruela. Mira la nevada en Aguarón", muestra Alberto unas fotografías de la mañana de su pueblo, de donde procedía la mujer embarazada que ha tenido que ser trasladada al Hospital Clínico cuando iban a atenderla en el centro de salud de Cariñena.     

La nieve en el lugar donde se encuentra la empresa Yudigar alcanza los 15 centímetros. En Cariñena sigue nevando intensamente. La salida a Cariñena sur y Paniza está bloqueada casi al mediodía. Hay desplegada en la zona un quitanieve y efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para ayudar a sacar a los camiones bloqueados en la carretera, operarios de Carreteras y de la Guardia Civil de Tráfico, que están embolsando camiones y han cortado el tráfico a la entrada del puerto de Paniza. De hecho, la mayoría de los automovilistas, entre los que hay varios turistas británicos con caravanas, se han dado la vuelta y han regresado hacia Zaragoza.    

Etiquetas
Comentarios