Despliega el menú
Aragón

temporal

La nieve obstruye por completo la salida de algunas casas en Mosqueruela

Algunos vecinos de Mosqueruela, en Teruel, han encontrado el acceso a sus casas totalmente cubierto por la nieve. Con la ayuda de palas han cavado un pasillo para poder salir al exterior . 

La salida de la panadería La Pastora de Mosqueruela, cubierta de nieve.
La salida de la panadería de Mosqueruela, totalmente cubierta de nieve.
Panadería La Pastora

"Esta mañana, a las 8.00, he abierto la puerta y me he dado cuenta de que no se podía salir", dice Cristina Lizandra, de la Panadería La Pastora de Mosqueruela. Un gran bloque de nieve obstruía la entrada a su establecimiento, desde la parte superior del marco y hasta el suelo. Dos horas antes ya había cotilleado por la ventana cómo era la situación. "Pero aquí hay que trabajar, así que para abrir la panadería he tenido que coger la pala y empezar a cavar el pasillo", relata. "Un par de clientes más madrugadores también me han ayudado a hacer la entrada", declaraba agradecida esta panadera que procede de Valencia y vive en dicha localidad turolense desde hace un año.

"En las calles, la nieve llega hasta la cadera"

Esa imagen evidencia la situación que narran sus vecinos: "En las calles, la nieve llega hasta la cadera". Esa altura es diferente a la que se puede observar en otras zonas, que solamente es un palmo. "Esto es a causa de los ventisqueros, que tenemos muchos, porque es una zona de mucho viento". Esto apoya la idea que comentan en la panadería: "A la nieve hay que sumarle el fuerte viento que procede del Este".

"Para despejar la nieve de las calles han intervenido algunos vecinos y el Ayuntamiento, que han circulado con maquinaria agrícola", detalla Alba Lucea, alcaldesa de la localidad. Este martes se han visto afectados algunos servicios, como el colegio, aunque el ambulatorio ha permanecido abierto. 

Al parecer, no es la primera vez que los mosqueruelanos se encuentran con una nevada de esta magnitud: "Los dueños del local en el que estoy alquilada ya me habían avisado de que esto pasaba aquí en alguna ocasión, así que no me ha sorprendido del todo". Muy prudente y ante la previsión de que la nevada fuera contundente, Cristina dejó las verjas de la fachada abiertas ayer por la noche, para evitar que la nieve acumulada impidiese su apertura.

"Es la primera vez que veo una nevada así de 'gorda'. He vivido en otros pueblos y he visto nevar, pero nunca como esta", confiesa Cristina mientras siguen cayendo copos, aunque no tantas. La mayoría de los clientes de esta panadería del barrio de San Antonio de Mosqueruela han salido a la calle, sin embargo, no como cualquier otro día: "Muchas personas mayores o con movilidad reducida se han quedado en sus casas, pero ha habido valientes que han venido a comprar el pan".

Etiquetas
Comentarios