Despliega el menú
Aragón

salud

Estos son los síntomas del ‘dolor de Smartphone’

Cada vez es más habitual oír hablar sobre las consecuencias de pasar el día enganchados al teléfono móvil pero… ¿hasta qué punto son ciertas?

César Castellanos, fisioterapeuta zaragozano.
César Castellanos, fisioterapeuta zaragozano.
C.I.

Controlar el tiempo que pasamos pegados a nuestros teléfonos móviles se ha vuelto casi una obsesión para muchos usuarios. Dedicar más tiempo al deporte o a otro tipo de actividades de ocio, instalarse aplicaciones que controlan nuestro tiempo de uso del Smartphone, incluso optar por un retiro tecnológico, ya que cada vez son más quienes se apuntan a la moda del denominado ‘Detox digital’, o lo que es lo mismo, unas vacaciones en lugares sin cobertura; se han convertido en elementos cotidianos en nuestro día a día.

Son numerosos los informes que ponen en sobre aviso a la ciudadanía de los distintos peligros que entraña la exposición prolongada al uso de un teléfono móvil, desde problemas de adicciones, estrés y ansiedad, disminución de habilidades sociales… hasta el denominado ‘síndrome del cuello roto’ o ‘dolor de Smartphone’. Pero, ¿en qué consiste exactamente?, ¿cuánto tiene de real?

Se trata de una dolencia que supuestamente nace a partir de una mala postura de cuello y cabeza a causa de utilizar en exceso nuestros dispositivos móviles, es decir, mirando hacia abajo. Sin embargo, si bien es cierto que esta postura puede multiplicar hasta por cinco el peso de la cabeza, según explicaba el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, a día de hoy no existen evidencias científicas de la existencia de este síndrome.

Así lo explica César Castellanos, fisioterapeuta zaragozano que desarrolla su actividad profesional en su clínica y como profesor en la Universidad San Jorge (USJ). “Aunque hayamos oído hasta la saciedad que postura y dolor van de la mano, la bibliografía científica más actual no respalda tal afirmación, por lo que no podemos decir taxativamente que tener dolor cervical esté relacionado con alguna mala postura”, asevera el experto.

De hecho, en su opinión, este dolor puede responder más a una falta de movimiento que a una serie de posturas concretas. “Sí que encontramos una serie de evidencias que relacionan algunos factores biopsicosociales como el ambiente de trabajo, las relaciones familiares, laborales y sociales o el estrés con el dolor cervical y que pueden afectar a la postura y generar dolor de espalda, sobre todo en la región cervical”, añade.

En la mayoría de los casos, este dolor responde a una serie de ‘malas posturas’ mantenidas en el tiempo y que se agravan debido a la ausencia de movimiento en esa zona. “No existe una postura única para evitar el dolor cervical, simplemente moverse, ejercitar la zona y, sobre todo, corregir estas ‘malas posturas’ de forma regular”, añade Castellanos.

Un dolor habitual

Según los expertos, casi el 85% de la población sufrirá dolor de espalda en algún momento de su vida, se trata de una dolencia que encabeza la lista de los problemas de salud crónicos más frecuentes en España. En cuanto a los síntomas más habituales se encuentran un notable incremento de la atención sobre el supuesto problema que pueden derivar, según cada caso, en preocupación, ansiedad, miedo, aumento de la tensión muscular y una retroalimentación negativa.

“El dolor es probablemente la peor experiencia del ser humano y, como norma general, suele generar miedo. Por eso, tendemos a evitar el movimiento para ver si se corrige. Sin embargo, el reposo no suele ser la mejor alternativa para tratar el dolor, más bien al contrario”, afirma Castellanos.

Como explica el experto, nuestro organismo está diseñado para estar en movimiento, y no para mantener posturas estáticas durante largos periodos de tiempo como suele ocurrir cuando pasamos mucho tiempo frente al ordenador o al televisor o con nuestro teléfono móvil. “Precisamente, este tipo de posturas favorecen la liberación de sustancias inflamatorias responsables del dolor, por tanto, la clave es no llegar a esa situación”, insiste. 

Etiquetas
Comentarios