Zona de usuarios

Climatología

Trabajos entre la niebla y con el frío pegado al cuerpo

Barrenderos, controladores de parquímetros u obreros, entre otros muchos empleos, tienen que desarrollar su labor en la calle a pesar de las temperaturas bajo cero

ACTUALIZADA 14/01/2020 A LAS 09:45
  • D. C. M.
Los barrenderos tienen que trabajar en la calle con temperaturas bajo cero.
Los barrenderos tienen que trabajar en la calle con temperaturas bajo cero.
FRANCISCO JIMÉNEZ

El frío que asola Aragón y la niebla que cubre la Comunidad invita a no estar en la calle mas tiempo del necesario y utilizarla solo como rápido tránsito para llegar al destino. Sin embargo, hay gente que tiene que hacer de la vía pública su oficina y no puede descansar a pesar de un clima tan desapacible y con temperaturas bajo cero. Se trata de los barrenderos, los controladores de parquímetros o los obreros, entre muchos otros empleos.

Ante esta circunstancia, desde los sindicatos aportan una serie de recomendaciones para desarrollar la labor con mayor seguridad y evitar llegar a situaciones de estrés térmico. "Entre las principales recomendaciones que ofrecemos están el uso de ropa adecuada o hacer pausas para tomar algún líquido caliente", afirma José de las Morenas, responsable de Salud Laboral en CC.OO. Aragón. Por su parte, Luis Clarimón, responsable de Salud Laboral en UGT Aragón, defiende que lo más importante es "que la empresa evalúe y luego prevenir".

Así, un rápido vistazo a los trabajadores en el exterior permite comprobar que la mayoría siguen estos consejos. Es el caso de José María Rivera, barrendero con 14 años de experiencia en este oficio. "Este frío lo llevo muy mal", señala. Para combatirlo iba ayer bien abrigado con dos polares, camisetas, guantes y gorro. Precisamente, esta prenda es uno de los complementos en los que De las Morenas hace hincapié. "La mayoría de la temperatura corporal se pierde por la cabeza y los pies y es importante un buen calzado y un gorro térmico", precisa.

A pesar de ello, no es solo la ropa lo que tiene que ser apropiada a las condiciones exteriores sino que también son necesarias «medidas organizativas». "Se puede entrar a trabajar una hora más tarde cuando el sol ya haya calentado, tener algún sitio habilitado a resguardo o permitir un descanso para acudir a un bar", precisa Clarimón.

Estas soluciones eran tenidas en cuenta por Israel Almeida, trabajador de Imesa, que estaba ayer en Independencia desmontando las luces de la Navidad que acaba de terminar y afirmaba que, en ocasiones, "si hace falta", se calientan con un café. Sin embargo, esta bebida no es recomendable para De Las Morenas por su aceleración del "ritmo metabólico". Él prefiere recomendar "té o algún caldo".

Con todo, no solo trabajando en el exterior se puede sentir el aliento helador del frío. Trabajadores del centro de salud de Torrero han denunciado las bajas temperaturas en la zona del gimnasio y personal del de Universitas ha hecho lo mismo en la parte de admisión.

Comentarios