Despliega el menú
Aragón

investidura de sánchez - reacciones en aragón

La votación vista en... los bares de Teruel y la sede morada

La tranquilidad en los establecimientos turolenses contrastó con los nervios del número 1 de Aznar Molina, donde se reunieron una veintena de simpatizantes de Podemos.

El Hogar del Jubilado, durante la intervención de Guitarte
El Hogar del Jubilado, durante la intervención de Guitarte
Jorge Escudero

Entre cañas y tapas, en la sede de uno de los partidos que más se jugaba en la investidura... La última sesión del debate en el Congreso se siguió de muy distinta forma en Aragón.

La tensión de la Cámara Baja no se trasladó a los bares de Teruel, donde la intervención de Tomás Guitarte pasó prácticamente desapercibida. Todas las mesas del céntrico hogar del pensionista estaban llenas a aquella hora, pero solo unos pocos prestaban atención, una escena que se repetía en otros establecimientos hosteleros de la ciudad.

Quienes sí lo hacían apenas podían oír nada. Esto le ocurrió a uno de los jubilados, que prefirió echar balones fuera al ser preguntado por el ‘sí’ de Teruel Existe. "Cada cual tiene su forma de pensar y es libre de votar a quien quiera", aseguraba. Cerca de allí, una cafetería de la plaza del Torico emitía el tenso debate en una gran pantalla. Entre el público, tres invitados de excepción: la alcaldesa, Emma Buj; el presidente provincial del PP, Joaquín Juste; y el senador Manuel Blasco. Eran, de hecho, los tres únicos que no se perdían detalle. Entre el resto de la parroquia predominaba la indiferencia.

En un local de la plaza de la Catedral, otros dos clientes seguían la decisiva votación de investidura. A uno le parecía "perfecto" el voto de Tomás Guitarte. Además, mostraba su indignación por la "presión" a la que había sido sometido el diputado de la agrupación de electores para que no respaldara a Pedro Sánchez. "Hay que respetar a los demás y Guitarte ha vivido un acoso muy fuerte. No entiendo que esto haya ocurrido aquí en Teruel, donde somos muy tranquilos", decía.

Cerca de él, otro parroquiano aclaraba que el voto de Tomás Guitarte era una "decisión de Teruel Existe" y valoraba positivamente la presencia del diputado en el Congreso, ya que, en su opinión, "Teruel ha tenido más protagonismo que nunca".

La sede de Podemos-Aragón, ayer al acabar la votación
La sede de Podemos-Aragón, ayer al acabar la votación
Heraldo.es

En Cutanda, el pueblo natal de Guitarte, los vecinos tuvieron que conformarse con ver desde casa la intervención de su paisano, ya que el centro social guardaba este martes el día de descanso semanal.

Nervios hasta el final

Donde sí se siguió "con tensión" la votación definitiva fue en la sede de Podemos-Aragón. Aunque ‘los jefes’ Nacho Escartín y Maru Díaz se desplazaron hasta Madrid para vivirla in situ, una veintena de simpatizantes se reunieron para ver juntos (y en pantalla grande) este "histórico" momento. Hubo algún grito de "esquirola" a la diputada de Coalición Canaria Ana Oramas, aplausos durante la intervención de Teruel Existe, reproches a Vox por abandonar el Parlamento durante la intervención de Bildu y volver minutos después con la de la CUP y vítores a los zascas más sonados a la bancada conservadora.

El partido había preparado un pequeño aperitivo para hacer más amena tanta intervención, pero el acalorado debate hizo que pocos probasen bocado. Los presentes, conscientes de la importancia de cada ‘sí’ y cada ‘no’, contuvieron el aliento en todo momento. Sobre todo, durante los más de 20 minutos que duró la votación. Prueba de ello es que el cava no se descorchó hasta que no se emitió el último voto, el de la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, no fuera a ser que la celebración anticipada gafase el resultado.

Muchos, de pie por los nervios, reconocían no poder estar sentados "en un momento así" e iban de una esquina a otra de la sala sin perder de vista la votación. Pero las caras cambiaron cuando se alcanzaron los 167 ‘síes’ y se confirmó que Pedro Sánchez era presidente del primer Gobierno de coalición de la democracia española. Entonces sí hubo besos, abrazos, aplausos, brindis y gritos de ‘Sí se puede’. Los hubo que aprovecharon para recordar los inicios de Podemos en el 15-M y su irrupción en el nuevoEjecutivo, donde los de Pablo Iglesias ocuparán hasta cuatro ministerios.

Etiquetas
Comentarios