Despliega el menú
Aragón

investidura de sánchez

La izquierda celebra la elección de Sánchez, que dispara el recelo de PP, Cs y Vox en Aragón

La derecha teme que los privilegios comprometidos afecten a la reforma del modelo de financiación autonómica.

Imágenes del tercer pleno de investidura de Pedro Sánchez, que se somete a una segunda votación este martes para alcanzar la presidencia del Gobierno de España.
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se dan la mano en un momento de la sesión de este martes.
EFE

La confirmación de que Pedro Sánchez presidirá un Gobierno de coalición progresista, sustentado por la abstención de los independentistas catalanes y vascos, fue recibida con alborozo en la izquierda y con más recelos que nunca desde el centro a la extrema derecha en Aragón. Los mayores temores se centran aún en las prebendas que exigirán los separatistas tras las duras intervenciones de ERC y EH-Bildu durante la sesión de investidura.

El presidente del PP-Aragón, Luis María Beamonte, lamentó la formación de un Gobierno que "está en manos de quienes ponen en cuestión el modelo de Estado". Criticó, además, con dureza que aquellos socialistas que funcionan como "versos libres" hayan callado y permitido que salga adelante. También consideró un "error" el camino emprendido por Teruel Existe que, en su opinión, funciona ya "como si fuera un partido político". Por todo ello quiso reivindicar el papel del PP como alternativa al Gobierno "vergonzoso" de Sánchez y defendió la contundencia que marcó el mensaje de su líder, Pablo Casado, durante el debate.

Preocupado por el futuro Gobierno se mostró el portavoz de Ciudadanos en las Cortes, Daniel Pérez Calvo, que quiso dejar constancia de sus "sospechas" de que "fomentará aún más la desigualdad porque va a trabajar con el apoyo de fuerzas no ya nacionalistas, sino claramente independentistas". Y por eso, según resaltó, "Aragón va a ser la pagana, y lo será en cualquier cambio de la financiación autonómica porque los de ‘qué hay de lo mío’ van a conseguir llevarse la mayor parte de la tarta".

El secretario general de Podemos-Aragón, Nacho Escartín, destacó que España tiene ya un Gobierno "progresista, de izquierdas y que va a hacer frente a las necesidades de la gente". "Ya veis, no se ha roto España", aseguró en un vídeo grabado junto a la podemista Maru Díaz frente alCongreso en el que se comprometió a "apoyar"para traer a España "la justicia social, la igualdad y la seriedad a la hora de abordar el cambio climático".

Carmen Martínez, secretaria general de CHA, reconoció que se abre un periodo de gobernabilidad "complicado" en el que su formación reivindicará el papel de Aragón en cuestiones como el modelo de Estado y la financiación autonómica. Lamentó, por otra parte, la "pérdida del respeto político" y los discursos que "reabren heridas" escuchados durante el debate de investidura.

Mucho más crítico fue el portavoz de Vox en las Cortes de Aragón, DavidArranz, quien aseguró que la formación de Gobierno es "un fraude para los españoles". "Muchos de los que votaron al PSOE jamás pensaron que pudiera ocurrir lo que ha sucedido en el Parlamento. Es un día triste para España", aseveró. Prometió, a este respecto, que Vox hará una oposición "frontal, dura y sin paños calientes". "No estamos aquí para acomodar al PSOE", avisó.De hecho, ya han convocado una protesta en su contra para el próximo domingo a las 12.00 frente al Ayuntamiento de Zaragoza.

Consciente de la importancia de tener Gobierno, el presidente del PAR y vicepresidente de la DGA, Arturo Aliaga, abogó por que el nuevo Ejecutivo se fije en el de Aragón y le recomendó que sea "centrado", "moderado" y que respete "el orden constitucional" y la "agenda especial" que necesita la Comunidad para resolver sus problemas de "financiación". "No podemos ser ni más que nadie, ni menos que nadie", enfatizó.

Para Álvaro Sanz, coordinador general de IU-Aragón, ahora toca conformar Gobierno y "resolver los problemas cotidianos de vivienda, renta, trabajo, salud y educación" haciendo "justicia". "Frente al ruido, al odio, al catastrofismo y el alarmismo de las derechas se abre una etapa de esperanza que pretende más igualdad, justicia, solidaridad y respeto a los derechos humanos", añadió.

Etiquetas
Comentarios