Despliega el menú
Aragón

Sanidad

Los médicos jubilados de manera forzosa comienzan a recibir sus indemnizaciones

El Gobierno de Aragón por fin ha ingresado las cantidades a una treintena de facultativos retirados. Desde 2013 se han presentado alrededor de 200 recursos.

Menos del 1% de la población admite que haya consumo heroína alguna vez en su vida.
Las primeras jubilaciones forzosas se tramitaron en 2013.
Freepik

Seis años después de que el Gobierno de Aragón les jubilara de manera forzosa, algunos de los médicos afectados por esta medida han comenzado a recibir sus indemnizaciones. Los facultativos que entonces no estuvieron de acuerdo con la decisión y otros que fueron retirados en los años posteriores acudieron a los tribunales.Tanto el Supremo como el TSJA condenaron al Salud a indemnizarles o a readmitirlos en sus puestos de trabajo.

La Administración, de momento, solo ha ingresado el dinero a médicos que ya han cumplido los 70 años. Para el resto se crea la disyuntiva de tener o no que incorporarlos en su anterior puesto de trabajo. No obstante, según algunas fuentes consultadas por este periódico, la Administración no estaría a favor de recuperar a estos profesionales. Hay que tener en cuenta que posteriormente se han hecho oposiciones y hay plazas ya ocupadas por otros facultativos.

Las cantidades ingresadas varían en relación a los años de trabajo, categoría profesional desempeñada y cargo que ocupaba el facultativo en el momento de su jubilación. Así, la indemnización media puede llegar a superar los 120.000 euros. Incluso la cantidad podría ser mayor si los facultativos se plantean reclamar intereses por la demora o las cantidades que han dejado de percibir estos años por Atención Continuada (guardias).Este concepto no se ha tenido en cuenta en estas primeras indemnizaciones. Pero eso será cada profesional el que decida si reclama o no por este concepto.

Aunque no se ha concretado el número exacto de recursos presentados, solo tramitados por el Colegio de Médicos de Zaragoza son más de 150. Y a estos habría que sumar los formulados por otros abogados. Así, algunas fuentes hablan que podrían superar los 200. La consejera de Sanidad, Pilar Ventura, reconoció en las Cortes que había 150 sentencias firmes.

El Departamento de Sanidad calculó inicialmente que la indemnización total a todos los médicos ascendería a más de 32 millones de euros. Luego bajó la estimación a entre 12 y 15 millones, tras asegurar que cada sentencia se estudiará de manera individual. La orden de pago de las primeras cantidades se tramitó en noviembre, pero no fue hasta la semana pasada cuando una treintena de médicos comenzó a recibir la transferencia. No obstante, todavía quedaría pendiente otro paquete importante de indemnizaciones.

Dado el tiempo que ha pasado, hasta ocho profesionales que reclamaron han fallecido durante este tiempo. En este caso, según explicaron fuentes delDepartamento de Sanidad, el reembolso de la cantidad adeudada tiene que ir por otra tramitación diferente.

Desde 2013 pendientes

La polémica por la jubilación forzosa de los médicos se remonta al año 2013. Entonces, el Ejecutivo del PP decidió jubilar de manera forzosa a todos los empleados públicos. Los más afectados fueron los trabajadores sanitarios. La Administración negó todas las prórrogas que solicitaron para poder seguir en activo más allá de los 65 años. A finales de julio de 2013, dejaron de trabajar de golpe más de 150 facultativos, lo que originó importantes afecciones en la asistencia, demoras en consultas e incremento de las listas de espera quirúrgicas.Se creó la Plataforma de Médicos Indignados y se presentaron decenas de recursos.

Entonces, el PSOE, en la oposición, se manifestó en contra de los retiros forzosos, sobre todo, por el número de jubilaciones previstas y por el déficit de especialistas que actualmente sufre la Comunidad aragonesa. Cuando Javier Lambán llegó al Pignatelli intentó desactivar la medida, pero todavía tardó casi un año en dar el primer paso en ese sentido.

En abril de 2016, autorizó a los profesionales de seis especialidades poder retrasar su jubilación hasta los 67 años. Poco a poco fue ampliando las categorías, pero no fue hasta abril de 2019, cuando el Departamento de Sanidad consiguió el visto bueno para que todos los facultativos que lo soliciten puedan mantenerse en el servicio activo hasta los 70 años.

El año en el que los trabajadores del Salud cumplen 65 años deben, si así lo desean, solicitar seguir trabajando en su puesto de trabajo. Es la Administración la que, de acuerdo a las necesidades de personal que se planteen, debe decidir si autoriza la prolongación de ese profesional en el servicio activo. El permiso no se da por periodo completo hasta los 70 años, sino que los profesionales tienen que renovarlo año a año.

El Servicio Aragonés de Salud (Salud) ha tramitado desde 2016 al menos 121 solicitudes de facultativos que han querido retrasar su jubilación. De estas, 72 peticiones han sido de médicos de Familia, una de las especialidades más deficitarias, mientras solo 4 han sido de anestesistas.

Etiquetas
Comentarios