Despliega el menú
Aragón

iNVESTIDURA

Votación definitiva en la investidura de Pedro Sánchez: ¿qué se juega Aragón con el nuevo Gobierno?

El Ejecutivo de coalición tendrá que dar respuesta a reinvidicaciones históricas como la lucha contra la despoblación y a otras de carácter urgente como el cierre de la térmica.

Imagen de archivo de las obras de la A-68 entre Figueruelas y Gallur
Imagen de archivo de las obras de la A-68 entre Figueruelas y Gallur
Raquel Labodía

1. Financiación autonómica. Pedro Sánchez anunció en su discurso de investidura que esta será "la legislatura de la financiación autonómica". Su reforma ha sido reivindicada en repetidas ocasiones por la totalidad de los grupos políticos de Aragón, que exigen más dinero para las competencias en educación y sanidad. La DGA reclamará que el nuevo modelo tenga en cuenta la dispersión geográfica y el envejecimiento de la población. Sánchez, no obstante, ya ha reconocido que el PSOE no podrá abordar en solitario la reforma. El líder socialista estará obligado a buscar apoyos en otras formaciones, aspecto que podría dificultar el acuerdo.

2. Carreteras. Aragón necesita más de 8.000 millones de euros para completar su red de autovías y ferrocarril. Se trata de proyectos que, en muchos casos, llevan décadas a la espera de financiación estatal. Entre las obras pendientes destacan la A-68, para la que recientemente se sacaron a licitación los 18,7 kilómetros que separan El Burgo y Fuentes de Ebro por 79,6 millones de euros. En el listado, no obstante, aparecen muchas más, como la A-40 o la A-24. Todas figuran en el acuerdo firmado entre el PSOE y Teruel Existe. También recoge el respaldo al eje Cantábrico-Mediterráneo, clave junto a la reapertura de la línea internacional del Canfranc para vertebrar Aragón.

3. Lucha contra la despoblación. Combatir la pérdida de población será uno de los grandes retos del futuro Gobierno. Sánchez anunció en su discurso la creación de oficinas comarcales para estimular la recuperación económica en "zonas deprimidas". Está por ver, además, si el nuevo Ejecutivo cuenta finalmente con un Ministerio frente al Reto Demográfico, prometido por el candidato durante el debate a cinco. La España Vaciada, no obstante, exige un compromiso mayor que garantice la igualdad de oportunidades y el refuerzo del Fite y el Miner.

4. Transición justa. El cierre de la central térmica de Andorra, que agotará sus reservas de carbón en cuestión de semanas, obliga a actuar con rapidez para evitar las graves consecuencias socioeconómicas que tendrá para el municipio y las comarcas de su entorno. La prioridad será firmar el convenio de transición justa, que marcará las inversiones que se realizarán en el territorio. El próximo Gobierno también tendrá que decidir quién se hará con los mil megavatios de la central, claves para el proyecto fotovoltaico que pretende desarrollar Endesa.

5. Sector del automóvil. La industria aragonesa del automóvil sigue con preocupación las noticias sobre el futuro del diésel. Las ventas han caído un 26% a nivel nacional en el último año, marcado por la posible prohibición en 2040 de la venta de estos vehículos y los de gasolina. El Ejecutivo socialista prevé crear zonas libres de emisiones en los municipios de más de 50.000 habitantes y endurecer sus políticas contra el cambio climático, cuestiones que podrían repercutir directamente en la industria aragonesa, que da trabajo a unas 25.000 personas.

6. Embalses. Las grandes obras hidráulicas encaran una legislatura decisiva tras años de retrasos y sobrecostes. El recrecimiento de Yesa, nuevamente cuestionado estos días a raíz de la aparición de grietas en la ladera derecha, terminará, según las previsiones de la CHE, a finales de 2021. Lo mismo sucederá, si no hay nuevos contratiempos, con Mularroya y Almudévar, una obra judicializada y cuyo plan de restitución sigue paralizado.

7. El Ebro y la depuración. La DGA calcula que el Ebro necesita de un plan integral de 80 millones para la limpiar el cauce y su entorno y reducir los efectos de las avenidas extraordinarias. El presidente autonómico, Javier Lambán, lo reivindicó ante Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, y todo apunta a que volverá a hacerlo esta próxima legislatura. También está prevista, según anunció el candidato a la Presidencia del Gobierno en su discurso de investidura, la aprobación de un nuevo plan de saneamiento y depuración.

8. Pabellón de España. El nuevo Ejecutivo tendrá en su mano ceder al Gobierno de Aragón el Pabellón de España de la Expo, llamado a albergar el conocido como Campus Tech, centrado en la Formación Profesional digital. La intención de la DGA es que pueda abrir esta legislatura.

9. Deuda histórica y cuentas pendientes. La devolución de los bienes, los documentos del Archivo de Salamanca, la deuda histórica con la Comunidad... Los gobiernos de España y de Aragón tienen multitud de cuentas pendientes. Sánchez prometió que, esta legislatura, la relación con los ejecutivos autonómicos será más fluida. La última bilateral con la DGA se celebró a finales de 2018.

10. Fondos europeos. La captación y el reparto de fondos europeos a través del Gobierno de España será clave para Aragón, sus comunicaciones y su desarrollo. Sánchez se ha comprometido a defender una PAC "suficientemente dotada". También están en el aire 5.000 millones de euros para las zonas en transición.

Etiquetas
Comentarios