Despliega el menú
Aragón

política

El Gobierno de Lambán comenzará el año por primera vez con las cuentas aprobadas

El cuatripartito, con el apoyo de IU, saca adelante este lunes el presupuesto de 2020, que se eleva a 6.466 millones, casi un 5% más.

El presidente Lambán, con Aliaga (PAR), Pérez (PSOE), Díaz (Podemos) y Soro (CHA), en un pleno de las Cortes de Aragón.
El presidente Lambán, con Aliaga (PAR), Pérez (PSOE), Díaz (Podemos) y Soro (CHA), en un pleno de las Cortes de Aragón.
Oliver Duch

El presidente aragonés, el socialista Javier Lambán, comenzará el año con las cuentas aprobadas, la primera vez desde que desembarcó en el Pignatelli en el verano de 2015. Los socios del cuatripartito, PSOE, Podemos, CHA y PAR, impondrán este lunes su mayoría absoluta en el pleno extraordinario de las Cortes, en el que el único diputado de IU, Álvaro Sanz, dará su apoyo como hizo en la investidura hace ahora cinco meses.

El presupuesto de 2020 no deparará sorpresas, dado que sus líneas maestras son continuistas, al mantener la apuesta por el gasto social a costa de mantener las inversiones en niveles de hace dos décadas. La coalición dispondrá de 6.466 millones de euros para gestionar, un 4,87% más que el presupuesto prorrogado de 2019, pero el margen de acción estará más que constreñido al haberse saltado con creces el objetivo de estabilidad.

El incumplimiento del déficit de este año, que al cierre de octubre ya se había disparado en siete décimas respecto al límite establecido, obligará a presentar en el primer trimestre un plan de ajuste al Ministerio de Hacienda. Y esto pasa por recortar el gasto que se aprueba hoy en unos 280 millones de euros. Si los socios lo aplicaran íntegramente en el capítulo 6, las inversiones reales se quedarían reducidas a mucho menos de la mitad, en torno a los 220 millones.

En Sanidad, las inversiones previstas se limitaban a los hospitales turolenses y a un centro de salud en Zaragoza, pero con la rescisión del contrato para el complejo de Alcañiz habrá que ver el destino final de los 22,2 que se han reservado en las cuentas. Esta partida podría ser una de las sacrificadas en el plan económico-financiero.

Advertencia de la oposición

Este hecho ha llevado en las dos últimas semanas a la oposición a considerar que el presupuesto es «papel mojado» antes incluso de su aprobación y las cifras que recogen son «falsas». El consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, puso como excusa su «respeto» al debate que tendrá hoy para no detallar el pasado viernes a los medios de comunicación de dónde piensa recortar para compensar el desfase de este año.

La tramitación parlamentaria de las cuentas tampoco ha deparado sorpresas. El cuatripartito solo aprobó once enmiendas de carácter técnico del PP y de Ciudadanos, mientras negoció aceptar y transaccionar 57 de Izquierda Unida, que ha supuesto mover el destino de 5,1 millones. Si a estas propuestas se unen las 38 registradas por el cuatripartito a sus propios presupuestos, se concluye que saldrán adelante 106 de las 718 enmiendas. Es decir, algo menos del 15%.

Su trascendencia será mínima en el diseño de los ejes presupuestarios que, como todos los años, vienen condicionados por el pago de las nóminas y el gasto corriente de la Administración autonómica. A los dos primeros capítulos se destinan más de 3.221 millones, justo la mitad del presupuesto. El cuatripartito pone el énfasis en que más de seis de cada diez euros van a sufragar el gasto social, dado que precisamente son los funcionarios los que sustentan en buena medida la cobertura de derechos educativos, sanitarios y sociales.

Etiquetas
Comentarios