Despliega el menú
Aragón

padrón a 1 de enero de 2019

Teruel es la única provincia que sigue perdiendo población, pero frena la sangría

Por tercer año consecutivo, redujo la merma hasta dejarla en 435 habitantes en 2018. Zaragoza gana casi 10.000 nuevos vecinos, mientras Huesca consigue sumar por primera vez en esta década

Loading...

La lucha contra la despoblación empieza a dar sus frutos, al menos, si se tienen en cuenta los números oficiales del padrón. Hasta Teruel logró en 2018 frenar la sangría de habitantes por tercer año consecutivo al reducir la merma a solo 435 vecinos, aunque sigue siendo la única provincia aragonesa que sigue en ‘números rojos’. El contrapunto lo puso Zaragoza, que se dispara hasta rozar la barrera de los 10.000 vecinos de nuevo cuño, convirtiéndose en la octava provincia que más logró sumar el año pasado. Mientras, la provincia de Huesca consiguió sumar población por primera vez en la presente década.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado los datos definitivos del padrón a 1 de enero de 2019, que confirman la tendencia ya apuntada con los provisionales a mediados de año, que incluso mejora: Aragón se convierte en la comunidad autónoma que encabeza, con mucha diferencia, el crecimiento de población entre las autonomías de la España vacía, tanto en términos absolutos como relativos.

Al inicio del año había 10.563 nuevos residentes, muy por encima de las dos únicas autonomías castigadas por la despoblación que también arrojan un positivo balance: Castilla-La Mancha, con 6.056 residentes más, y La Rioja, que se limita a ganar 1.123. El resto mantiene imparable su retroceso, el más notable en Castilla y León, que pierde otros 9.616 residentes, aunque también es considerable en Asturias (-5.444), Extremadura (-5.153) y Galicia(-2.244). De hecho, son las únicas autonomías que perdieron población en 2018.

La positiva evolución de Aragón se aprecia en la gráfica que acompaña al texto, en la que se puede comprobar que lleva dos años sumando personas en el padrón, lo que le permite llegar a los 1.319.291 residentes. Esto le permite volver a registros de hace casi cinco años.

Pese a formar parte de la denominada España vacía, la Comunidad logró crecer lo mismo que Valencia en términos relativos (un 0,81%) hasta situarse como la séptima que más residentes ganó al cierre de 2018. Le superan Baleares, Canarias, Cataluña, Madrid, Murcia y Navarra.

Si el análisis se centra en las provincias, un total de 18 comenzaron el año con menos vecinos en sus territorios. Y en este análisis tampoco sale tan mal parada Teruel, al convertirse en la cuarta provincia que menos población pierde, superada por Burgos (-112), Segovia (-213) y Valladolid (-305).

La lista se completa con Jaén (-4.535), León (-3.745), Ciudad Real (-3.339), Badajoz (-2.817), Cáceres (-2.336), Córdoba (-2.261), Zamora (-2.010), Lugo (-1.740), Orense (-1.642), Salamanca (-1.354), Palencia (-1.055), Cuenca (-893), Ávila (-858) y Albacete (-619).

El comisionado para la lucha contra la despoblación, Javier Allué, considera que los cuatro años que el Gobierno de Aragón lleva apostando por consolidar los servicios básicos, generar oportunidades de crecimiento y desarrollar los sectores estratégicos han influido en la evolución. "Esta es, sin duda, la mejor medicina contra la despoblación", manifiesta sin olvidarse de la tarea también desarrollada por el resto de administraciones, con especial referencia a las diputaciones provinciales. Y añade: "Los datos por provincias son bastante esperanzadores si tenemos en cuenta las series históricas".

Etiquetas
Comentarios