Despliega el menú
Aragón

juguetes

Consumo retira más de 21.500 unidades de 74 juguetes diferentes este año en Aragón

Esta retirada es fruto de las 16.383 actuaciones inspectoras que se han llevado a cabo a lo largo del año en juguetes.

Una tienda de juguetes de Zaragoza
Una tienda de juguetes de Zaragoza
Raquel Labodía

La Dirección General de Consumo, perteneciente al Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, ha retirado, en 2019, un total de 21.586 unidades de hasta 74 juguetes diferentes.

Esta retirada es fruto de las 16.383 actuaciones inspectoras que se han llevado a cabo a lo largo del año en juguetes. En 327 de estas actuaciones, un 2 por ciento, se han detectado problemas que han derivado en la retirada del producto.

Las inspecciones se intensifican en los últimos cuatro meses del año, coincidiendo con la época de más venta de juguete. De hecho, de las inspecciones citadas, casi 7.000 se han realizado a partir del 1 de septiembre.

Desde la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios, su responsable, Pablo Martínez, ha recomendado "un consumo responsable que empieza por elegir juguetes seguros, adecuados a la edad del niño y que cumplan los requisitos de la normativa europea cuando van dirigidos a menores de 14 años".

El director general de Consumo ha propuesto a los adultos "pensar como niños, pero actuar como mayores" a la hora de adquirir productos para los más pequeños.

En este sentido, desde las Dirección General de Consumo se pide que a la hora de comprar un juguete se compruebe que en el envase y etiquetado figure el nombre, la marca y la dirección del fabricante o importador.

Además del marcado CE, prueba de la conformidad, hay que revisar las advertencias de seguridad e instrucciones. Si no están en castellano, es recomendable no adquirir el artículo, es importante conocer cuáles son los riesgos.

Los juguetes no deben tener bordes cortantes, aristas o clavos o cuerdas excesivamente largas. Si se adquiere un juguete eléctrico, hay que comprobar que las partes eléctricas y los transformadores estén bien protegidos.

Los niños pequeños se llevan todo a la boca; por lo que hay que tener cuidado con pilas de botón, adornos pequeños y en general cualquier pieza accesible de menor tamaño. El juguete ha de ser consistente.

También hay que tener cuidado con los juguetes que puedan resultar inflamables, explosivos, tóxicos o radioactivos. La higiene también es importante; para niños pequeños, es mejor que los juguetes se puedan limpiar fácilmente. 

Edad recomendada

Antes de adquirir un juguete conviene comprobar la edad recomendada para el uso del mismos, revisar las referencias del fabricante al respecto y revisar con frecuencia el estado de los juguetes.

Del mismo modo, desde Consumo se recuerda que es imprescindible conservar el tíquet de compra ante cualquier problema de garantía o ante una eventual reclamación, así como informarse adecuadamente de las políticas de venta y devolución.

Tratándose de un producto que va a ser utilizado por niño, se recomienda, como norma básica, adquirir los juguetes en comercios especializados y aquellos otros que ofrezcan ciertas garantías; en este sentido conviene recordar que los establecimientos adheridos al Sistema Arbitral de Consumo nos generan la confianza de poder resolver un conflicto mediante un sistema extrajudicial sencillo y gratuito. 

Reclamación

Ante cualquier incidencia se puede formular una reclamación ante el vendedor, debiendo éste ofrecer una respuesta en el plazo máximo de un mes; una vez recibida la contestación y no siendo satisfactoria, puede contactar con la oficina de información al consumidor de su localidad o comarca, con el Servicio Provincial de Ciudadanía y Derechos Sociales, con el teléfono gratuito de Atención al Consumidor 900 12 13 14 o en la dirección de correo electrónico 'consumo.doc@aragon.es'.

Desde la inspección de Consumo se continúa vigilante y haciendo un seguimiento diario de la red de alerta de seguridad de los productos, que incluye un sistema de intercambio rápido de información a nivel estatal y europeo, que advierte de la posible presencia de productos inseguros en el mercado aragonés.

Etiquetas
Comentarios