Despliega el menú
Aragón

las cuentas de la dga para 2020

El cuatripartito solo acepta el 10% de las enmiendas de la oposición al presupuesto

IU concentra 57 de las 106 propuestas aprobadas, que ‘mueven’ 5,1 de los 6.466 millones de las cuentas. 
PP, Cs y Vox insisten en criticar el "rodillo" y en avisar de que no se cumplirán por el plan de ajuste.

Votación del informe de la ponencia de presupuestos, este jueves, en las Cortes de Aragón.
Votación del informe de la ponencia de presupuestos, este jueves, en las Cortes de Aragón.
ARANZAZU NAVARRO

Los primeros presupuestos del cuatripartito formado por PSOE, Podemos, CHA y PAR han superado este jueves en las Cortes de Aragón el último trámite antes de su aprobación en el pleno extraordinario convocado para el próximo lunes. Los socios han impuesto su mayoría en la comisión de Hacienda y han sacado adelante el dictamen de la ponencia, en la que solo aceptaron 68 de las 680 enmiendas presentadas por la oposición. Esto ha motivado que PP, Ciudadanos y Vox critiquen de nuevo el "rodillo" aplicado por los socios de gobierno y adviertan de que las cuentas son "falsas" por los recortes que impondrá el Ministerio de Hacienda por el desbocado déficit con el que acabará el año.

El único partido de la oposición que sale "moderadamente satisfecho" es Izquierda Unida, ya que ha logrado que le acepten o transaccionen 57 de las 106 propuestas finalmente aprobadas y que han supuesto ‘mover’ el destino de 5,1 de los 6.466 millones de euros a los que se eleva el proyectos de presupuestos para 2020. No obstante, su líder autonómico, el diputado Álvaro Sanz, ha optado por abstenerse a la espera de que la coordinadora del partido (la ejecutiva) decida el sábado el sentido del voto en el decisivo pleno del lunes. "Explicaré hasta dónde hemos podido llegar y lograr enmendar, con transacciones, cinco millones no está mal", ha dicho.

Los parlamentarios se han reservado para el debate del día 30, de modo que en la comisión de Hacienda se han limitado a votar el dictamen de la ponencia y no ha habido intervenciones, salvo la de Álvaro Sanz para explicar por qué se había abstenido. Eso no quita que los diputados del PP, Ciudadanos y Vox no se ahorraran críticas a la salida por el "rodillo absoluto" con el que había actuado el cuatripartito.

Su cabreo es mayúsculo, dado que solo se han aceptado seis enmiendas al PP y otras cinco a Ciudadanos "de carácter técnico", sin asumir sus propuestas económicas más allá de las que también han planteado IU y el propio cuatripartito a través de las oportunas transacciones. Mientras, Vox no ha logrado que prosperea ni una sola de las 28 enmiendas que llegó a registrar. De este modo, se han desechado 522.

De hecho, las 39 propuestas de modificación del presupuesto que han presentado y aprobado en bloque los cuatros socios de gobierno solo han sido superadas en número por las de IU. En total, se plantearon por parte de los grupos parlamentarios 718 y se han aprobado 106, casi un 15%.

La portavoz de Hacienda del PP, Mamen Susín, no solo ha criticado el "rodillo absoluto" del Gobierno de Lambán, sino el hecho de que los presupuestos sean realmente "papel mojado" porque, ha añadido, "los ingresos están hinchados y los gastos, descontrolados como reconoce la propia Autoridad Fiscal Independiente".

Susín aludió al informe sobre las cuentas publicado a principios de mes, en el que consideró "improbable" que se llegue a recaudar tanto dinero, fundamentalmente en lo que concierne a los recursos del sistema de financiación, y rebaja del 8% al 6% el crecimiento previsto de los ingresos. Y lo mismo planteó con los gastos: la DGA estima que crecerán solo un 2%, pero la Airef los incrementa un punto como consecuencia de la subida salarial a los funcionarios, la principal partida autonómica.

Por si fuera poco, la diputada popular ha aludido a la obligación que tendrá el cuatripartito de presentar un plan de ajuste en el primer trimestre para recortar el gasto presupuestado en torno a los 280 millones ante el incumplimiento del objetivo de déficit de este año. "Demuestra que el presupuesto que se aprobará el lunes no servirá para nada, ya que en abril deberán meter la tijera todos los consejeros", ha lamentado antes de aludir al "agujero" de las facturas millonarias que se dejan para 2020, como las recetas médicas de noviembre o el pago de un trimestre de las ayudas a los municipios.

Su homólogo de Ciudadanos, José Luis Saz, tampoco se ha quedado corto y ha lamentadp que el Gobierno de Lambán haya perdido la oportunidad de demostrar que actúa con centralidad política. "Su transversalidad se queda en la izquierda, porque solo ha tenido gestos con IU a la hora de aceptar enmiendas", ha reprochado.

Saz ha considerado que, más que un rodillo, el cuatripartiro ha actuado como una "apisonadora al aplastar todas las propuestas que –a su juicio– mejoraban la gobernabilidad". Y ha añadido: "Habrá que ver cómo explican a sus alcaldes que rechazan propuestas tan demandadas en el territorio".

El portavoz de Vox, David Arranz, no se ha llevado ninguna sorpresa por el hecho de que los cuatro socios de la DGA hayan convertido el trámite parlamentario de los presupuestos en un "mero formalismo". Arranz ha indicado que de todo se aprende y ha dejado bien claro que el Ejecutivo será el "único responsable" de las cuentas autonómicas.

Etiquetas
Comentarios