Despliega el menú
Aragón

LOTERÍA

Los aragoneses vuelven a probar suerte con la Lotería del Niño

Tras el sorteo de Navidad, las largas filas regresan a las administraciones.

Largas filas en la administraciónDoña Isabel, que vendió el tercer premio.
Largas filas en la administración Doña Isabel, que vendió el tercer premio.
Guillermo Mestre

Largas filas y también largas esperas. Esa fue la escena que registraron este lunes la mayoría de administraciones de lotería de Aragón tras la resaca del sorteo de Navidad. Una de las más concurridas fue la de Doña Isabel, situada en el Coso zaragozano. Allí, varias decenas de personas se agolpaban alrededor del local para ver si la suerte que sonrió a este establecimiento con un tercer premio, también les guiñaba un ojo a ellos. "No me tocó nada para Navidad y vengo a comprar para el Niño a ver si tengo más suerte", señaló Ernesto Lahoz. La desdicha de este hombre aún era mayor que la de otros ocupantes de la fila porque veranea en Salou y compró un número en la misma administración donde cayó el gordo. "No acerté", lamentó ya resignado.

Sin ninguna ganancia se encontraba también Pilar, quien además señaló los largos tiempos de espera para poder adquirir un nuevo boleto. "A ver si hay más suerte", comentó con esperanza. Algo más de fortuna, aunque fuera una especie de premio de consolación, había tenido otra mujer que esperaba que le llegara su turno: "Me ha tocado lo jugado y vengo a cambiarlo para el Niño".

Pero no solo las administraciones que vendieron algunos de los números premiados contaron con una gran afluencia. La del Pilar, situada en la calle de Alfonso I, también registró largas filas y esperas para poder hacerse con algún décimo para los próximos sorteos.

En total, en Aragón, la lotería de Navidad ha dejado poco más de 1,7 millones de euros, sin contar las pedreas de las que aún no se disponían a día de ayer de datos oficiales. Entre los premios más destacados, la Administración de Doña Isabel repartió dos series del tercer premio, el 00750, lo que equivale a un millón de euros, y la del Rosario de la calle de Don Jaime, otra serie (500.000 euros). Esta última también vendió un billete de un quinto (el 06293). En Huesca, el estanco de la calle de Menéndez Pidal repartió un décimo del tercer premio, lo que supone 50.000 euros y se vendió una serie de uno de los quintos premios (69283), 60.000 euros. Por el contrario, en Teruel, solo vendieron un décimo de un quinto premio, el 06293. Ahora, a los aragonenes que no se vieron agraciados les toca esperar hasta el sorteo del Niño para ver si la suerte les acompaña. 

Etiquetas
Comentarios