Despliega el menú
Aragón

El aragonés que hizo realidad el anuncio de la Lotería

Ismael Araguás dio 30 millones entre conocidos y amigos con participaciones de Lotería del Centro Aragonés de Reus. Entre los agraciados está su exyerno, a quien le regaló una papeleta.

Ismael, con su mujer, su hija y su exconsuegra
Ismael, con su mujer, su hija y su exconsuegra
FRANCISCO JIMENEZ PHOTOGRAPHY

'Unidos por un décimo'. Como una premonición, el anuncio de este año de la Lotería de Navidad adelantó la bonita historia protagonizada por un aragonés afincado en Reus. Ismael Araguás repartió la suerte entre amigos y familiares a través de papeletas del Centro Aragonés de la localidad catalana, del que es socio, con el número 26590Entre los agraciados está su exyerno. "Está separado de mi hija, pero se llevan muy bien y le regalé una papeleta. Me ha llamado esta mañana llorando. Le han tocado 100.000 euros", explicó.

Ambos protagonizan una escena que recuerda a una de las cuatro historias del famoso 'spot' de Loterías y Apuestas del Estado de este año, en la que un hombre mayor visitaba a su exnuera para darle el décimo que cada año compartían aunque su relación familiar había cambiado.

Ismael Araguás dio 30 millones entre conocidos y amigos con participaciones de Lotería del Centro Aragonés de Reus. Entre los agraciados está su exyerno, a quien le regaló una papeleta.

El presidente de Loterías y Apuestas del Estado, Jesús Huerta, destacó en la presentación del anuncio el "hecho de que compartir un décimo hace que reforcemos el vínculo con las personas más importantes en nuestra vida". Y este ha sido el caso de Ismael.

Originario de la comarca del Sobrarbe, repartió 30 millones de euros entre conocidos y amigos. Araguás lleva en Cataluña desde 1966, "ya soy medio catalán", dice, y muchos afortunados agradecerán que llamara a su puerta.

"He vendido 12 talonarios de lotería del Gordo y yo llevo 12 o 14 papeletas", acertaba a explicar en medio de la euforia que vivía este domingo. Doce talonarios, que a 25 boletos en los que se juegan 5 euros cada uno, suponen más de 1.500 euros vendidos, que los bombos de la lotería han multiplicado por 20.000.

Aunque se pensó que pudo llevar la suerte a Aínsa, el pueblo donde vive la familia (él nació en Morillo de Monclús, en el cercano municipio de La Fueva), asegura que todas las papeletas las repartió en Reus, entre vecinos y conocidos. "Al pueblo voy poco porque tengo problemas de vista", comenta. "Este año he vendido menos porque me la dieron tarde, pero otras veces solo en la playa de Salou gasto hasta siete talonarios".

Sus allegados, vecinos y amigos, se han visto favorecidos. "Las vecinas me dicen "Oye, guárdame una papeleta". Se las guardo, las llevo a su casa, llamo al timbre... Tengo muchas historias de estas para contar". 

Mientras lo celebraba a las puertas del centro aragonés, todavía no era muy consciente de la trascendencia del premio. "Mi teléfono no para de sonar toda la mañana. Ahora estoy empezando a hacerme a la idea". La satisfacción es doble, asegura, al estar lejos de su tierra y recibir el premio del centro aragonés.

Consulta las últimas noticias sobre la lotería de Navidad 2019

Etiquetas
Comentarios