Despliega el menú
Aragón

cárceles  

El autor del crimen de Fago quiere cumplir íntegra su condena de 21 años de prisión

Santiago Mainar lleva 12 años preso y no tiene intención de acogerse al tercer grado ni a permisos penintenciarios. 

Santiago Mainar.
Santiago Mainar.
Rafael Gobantes

El guarda forestal Santiago Mainar va a cumplir doce años en prisión el próximo mes de enero por el asesinato del alcalde de Fago del PP, Miguel Grima, que ocurrió el 12 de enero de 2007, y no ha reclamado un permiso para salir un fin de semana y por ese motivo tampoco se ha revisado su paso del segundo al tercer grado penitenciario.

La Audiencia de Huesca lo condenó a una pena de 20 años por asesinato y 9 meses por tenencia de armas, pero al haber cumplido más de la mitad de la pena (ahora está en la cárcel de El Dueso, Cantabria) la Junta de Tratamiento puede proponer permisos, pero a Mainar no le interesa un beneficio penitenciario.

Fuentes de Instituciones Penitenciarias señalaron que este interno zaragozano, que cumplirá 65 años el próximo 10 de enero, está considerado como «plano» porque lleva meses sin causar problemas. «Se ha adaptado al sistema de la prisión», agregaron.

Su hermana Marisa Mainar, quien acude todos los veranos a visitarlo y mantiene contactos con el educador social que lo trata, confirma que Santiago no tiene interés en salir de la prisión hasta que cumpla toda la pena, que sería en el año 2028.

Comparte la celda con un profesor de inglés y mantiene buenas relaciones. En el patio próximo al mar Cantábrico, le dejan los perros que utiliza Instituciones Penitenciarias para la Terapia Asistida con Animales (TACA).

El condenado por el crimen del alcalde de Fago sigue defendiendo que fue inocente. Fue trasladado de la cárcel de Zuera después del juicio en la Audiencia de Huesca en 2009 y en los años que lleva en la prisión próxima a la localidad de Santoña, solo ha salido una vez a la calle, por prescripción médica. Fue el año pasado cuando lo llevaron a la biblioteca de Santander para hacerse socio y poder recibir más libros de los que tiene la prisión.

Santiago Mainar es muy aficionado a la lectura y a la escritura. De hecho, el pasado verano entregó a su familia un «cuaderno» o «un peculiar escrito» titulado ‘Ser ciudadanos’. Son 130 folios que él escribió a mano, pero un funcionario le ayudó para transcribirlo a máquina. Lo bautiza como «escrito por si sirve de algo en esta época problemática, confusa e incompletas, y dedicado a todos aquellos que, al leerlo, lo reconozcan como verdadero y se animen a implicarse en la antigua e inacabada lucha contra las muchas maneras del mal». Lo firma a mano con esta dedicatoria: «Hasta aquí el dictado impertinente de un disidente. Realizado de buena fe y para bien. Santiago Mainar Sauras».

Etiquetas
Comentarios