Aragón
Suscríbete

navidad

Perros y hasta burros, entre las mascotas de los políticos aragoneses

Los animales cada vez cobran más protagonismo en el vida pública. Hay candidatos que acuden con ellos a votar y otros pasan el día de reflexión. La legislación sobre ellos también origina polémicas como la última de Vox en el Ayuntamiento de Zaragoza sobre el sacrificio de animales "inadoptables" de la perrera.

Burro de la diputada socialista Camen Sahún.
Burro que la diputada socialista Camen Sahún tiene en Estadilla.
Heraldo.es

Los políticos posan cada vez con más frecuencia con sus mascotas. Algunas se convierten en estrellas mediáticas como en las pasadas elecciones del Reino Unido en las que el reelegido primer ministro, Boris Johnson, acudió a votar acompañado de su perro adoptado Dilyn y se inició un movimiento de votantes que colgaron sus fotos en las redes llevándolos a las urnas. También son el centro de atención cuando desde la administración se legisla sobre su futuro, como ocurrió la pasada semana cuando el portavoz de Vox en la comisión de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Julio Calvo, planteó que se eliminara la política actual del "sacrificio cero" en la protectora municipal y se permitiera la eutanasia para los animales "inadoptables" y para paliar la situación de hacinamiento y malas condiciones en las que viven en el centro de Peñaflor, a la espera de que se terminen de construir las nuevas instalaciones.

Calvo, veterinario con casi 40 años de profesión, ha tenido un perro hasta hace unos años, y asegura que ama a los animales, aunque su propuesta le haya llevado a sufrir lo que ha denunciado como un "linchamiento mediático". "Precisamente porque amo a los animales me parece de una crueldad increíble mantener a animales viejos, enfermos y potencialmente peligrosos encerrados hasta su muerte en cubículos de cuatro metros", ha matizado. Ha añadido que "más del 90% de los ayuntamientos de España están sacrificando a los animales mediante eutanasia", de forma indolora. Desde el Ayuntamiento de Zaragoza han lanzado estas Navidades una campaña para fomentar la adopción de animales frente a la compra, bajo el lema ‘Un animal no es un juguete’.

Santiago Morón y Yako

Santiago Morón y su perro adoptado Yako.
Santiago Morón y su perro adoptado Yako.
Heraldo.es

Muchos son los políticos aragoneses que tiene una mascota. Dentro de Vox, Santiago Morón ha aparecido en alguna ocasión con su perro Yako, que le acompañó durante la pasada jornada de reflexión, un día que suelen elegir los candidatos para relajarse con la familia y sus mascotas. Desde Vox explican que el perro no es de raza. Se trataría de un mestizo, de madre carea leonés, pero se desconoce la raza del padre. Entre los miembros de Vox con mascota se encuentra también la diputada Marta Fernández, que tiene un 'yorkshire' llamado Bombón. La semana pasada cumplió cinco años y fue comprado. Vive al aire libre en Borja con sus sobrinos.

Maru Díaz y Rolo

Maru Díaz con su perro adoptado Rolo.
Maru Díaz con su perro adoptado Rolo.
Instagram

Entre las caras de la política  que predican con el ejemplo a la hora de defender la adopción de un animal también se puede encontrar en Instagram a la consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento del Gobierno de Aragón, Maru Díaz. La consejera de Podemos explica en uno de sus mensajes que adoptó a su perro Rolo cuando él tenía siete años y defiende en otro el  "papel fundamental de cuidados" de las protectoras. En su caso, recurrió a una asociación que se encarga de recoger y cuidar a bulldogs franceses como el suyo. El animal venía de una situación de maltrato y había sido devuelto en alguna adopción por su carácter. Además, se le diagnosticó un cáncer en el intestino a los meses de estar en casa, del que consiguió recuperarse. Ha pasado de alejarse de las personas e intentar morder a jugar y acercarse a la gente sin miedo, explican desde el partido. A Díaz se la puede ver en su cuenta de la citada red social con Rolo, nombre que eligió por un personaje de la serie 'Vikingos', paseando por el campo en fechas señaladas como la jornada de reflexión de las elecciones de mayo.

Eloy Suárez y el Señor Bob

Perro de Eloy Suárez.
Perro de Eloy Suárez.
Instagram

El amor a los perros es compartido por Eloy Suárez, diputado del PP  por Zaragoza en el Congreso. El Señor Bob tiene 11 años y fue el regalo de unos amigos, al que considera "uno más de la familia". El curioso nombre para una mascota le viene porque de pequeño le llamaban la atención las fichas de ajedrez. De ahí que una ahijada del político empezara a llamarle Bobby Fischer, como el campeón mundial de esta disciplina. Al final se quedó con Bob. En su cuenta de Instagram se le puede ver paseándolo en la jornada de reflexión.

Dentro de los populares también hay diputados en las Cortes que disfrutan de la compañía de un animal como María Ángeles Orós. Tiene un 'yorkshire' de 11 años que le regalaron llamado Voltereta. También hay diputadas de las Cortes regionales que han recurrido a la adopción de sus mascotas como Pilar Cortés, que tiene una perra mezcla de varias razas llamada Yara.

Daniel Pérez y Niko

Niko, el perro de Daniel Pérez Calvo de Ciudadanos.
Niko, el perro de Daniel Pérez Calvo de Ciudadanos.
Heraldo.es

El portavoz de Ciudadanos en las Cortes de Aragón, Daniel Pérez Calvo, es uno de los que presume de su perro Niko, un 'beagle', en las redes sociales. Lo hizo recientemente siguiendo el ejemplo de Albert Rivera, fundador de su partido y retirado de la política tras las últimas elecciones, que durante la campaña posó con Lucas, un caniche de un miembro de su equipo, al que se le llegó a abrir cuenta de Twitter. Niko cumplirá 10 años en Nochebuena, fue un regalo de cumpleaños de un amigo para su hija. El líder de la formación en Aragón define a su mascota como "tremendamente independiente, listo y muy terco", además de "insaciable" a la hora de comer.

En su equipo hay otros compañeros con mascota como Jose Luis Saz, portavoz de Economía y Hacienda en las Cortes de Aragón, que  tiene una perra de raza mixta adoptada llamada Kira, de seis años y Elisa Sacacia, diputada autonómica de Cidadanos y exalcaldesa de Villanueva de Gállego que tiene dos, Tarja y Darka, un 'beagle' y un 'golden retreiver' de uno y ocho años.

Sobre perros y burros

Perro del socialista Javier Sada.
Beli, la perra del socialista Javier Sada, recuperada de una familia de adopción.
Heraldo.es

Entre las mascotas más peculiares se encuentra la de Juan Antonio Sánchez Quero, presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza, que en alguna ocasión ha hecho referencia a su burra. El animal no vive en la capital, sino en su pueblo, Tobed, y el político socialista ha asegurado recientemente que es "muy buena y muy mansa". Pero no es el único en el partido. Carmen Sahún, diputada, también tiene un burro, llamado Perico, en su pueblo, Estadilla. Lleva 10 años con la familia pero el animal tiene 12. Fue un regalo para la comunión del hijo, a petición de este, hoy estudiante de Veterinaria. El animal nació en el citado municipio oscense, donde un vecino los cría, según el partido.

Javier Sada, presidente de las Cortes de Aragón en la X legislatura, es más convencional y tiene una perra que ya ha cumplido 14 años. Se llama Beli, es fruto de un cruce de razas y vive en Ateca. Procede de una camada de los perros de sus cuñados, que dieron a otra familia, pero que no cuidó y la recuperaron. Entonces de la se la quedó la familia de Sada. Ha sido el segundo perro que han tenido. Fruto de una adopción también es la 'yorkshire' Luna de la diputada Leticia Soria, de 6 años y medio, que vive con ella desde hace cinco años en Tarazona. Luna fue abandonada en un carro de la compra en la puerta de una clínica veterinaria, según fuentes del partido, cuando tenía año y medio y había sufrido maltrato. Hoy está recuperada.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión