Despliega el menú
Aragón

río ebro

La CHE concluye las actuaciones para detección precoz del mejillón cebra

Los muestreos con métodos tradicionales se han realizado en 28 embalses navegables en los que se han tomado 106 muestras desde orilla y han sido analizadas al microscopio óptico para su determinación.

El testigo de La Sotonera, de donde se suministra Riegos del Alto Aragón, colonizado por el mejillón cebra.
Mejillón cebra en una imagen de archivo.
che

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha concluido las actuaciones de detección precoz de mejillón cebra (Dreissena polymorpha) en los embalses navegables de la cuenca del Ebro, en una campaña marcada por las innovaciones tecnológicas que ha buscado optimizar medios y mejorar el método de detección actual.

Este año se han desarrollado trabajos de seguimiento larvario de mejillón cebra a través de técnicas ópticas tradicionales y con la utilización de métodos genéticos, informa el organismo autónomo en una nota de prensa.

Los muestreos con métodos tradicionales se han realizado en 28 embalses navegables en los que se han tomado 106 muestras desde orilla y han sido analizadas al microscopio óptico para su determinación.

En los resultados obtenidos se destacan los indicios de presencia larvaria en varias muestras del embalse de El Grado (0.015, 0.03 y 0.025 Larvas/Litro) y en una de Alloz (0.005 Larvas/Litro), embalses ambos ya protegidos. Tras los resultados de la campaña se han realizado varios trabajos de prospección y control en la zona pero no se ha constado la presencia de adultos.

Por su parte, la utilización de métodos genéticos para detectar cualquier resto de ADN de mejillón cebra se ha desarrollado en cuatro embalses de la cuenca. En ellos se han analizado 25 muestras que han sido contrastadas con otras 25 por medios ópticos para contrastar el método.

De los embalses analizados La Peña y Alloz han sido los embalses que han mostrado algún indicio. Ambos embalses se encontraban ya en el grupo sobre los que se tenía alguna sospecha, motivo por el cual se habían incluido en el grupo a analizar por este método innovador.

Además de ampliar la tipología de muestreo, se instaló un nuevo equipo de monitorización en continuo para la detección de larvas de mejillón cebra en el embalse de Yesa (que se une al instalado en 2017 en el embalse del Ebro). Hasta la fecha los resultados en ambos embalses han sido negativos.

Este verano se han realizado también por primera vez muestreos de otro bivalvo invasor, la almeja asiática (Corbicula fluminea), a lo largo de todo el Eje del Ebro. Los resultados obtenidos nos hablan de una presencia prácticamente continuada en el Ebro y de elevadas densidades alcanzadas en algunos puntos: 2.414 ejemplares/m².

Al final de esta campaña se ha querido destacar la invasión en el tramo inferior del río Ebro del cangrejo azul (Callinectes sapidus), localizado desde el azud de Xerta hasta la desembocadura y la introducción del camalote o jacinto de agua (Eichhornia crassipes), también en el tramo inferior del río Ebro, desde aguas abajo de Amposta hasta la desembocadura.

El camalote es una especie altamente invasora, sin embargo, gracias a su detección temprana y a la actuación de la Generalitat con la retirada de los focos detectados, la plaga ha podido ser controlada. El control realizado sobre ambas especies debe ser continuado y eficaz para evitar la invasión de la cuenca.

Los resultados obtenidos en 2019 muestran que hay que seguir trabajando para frenar la expansión de la plaga. Desde la CHE se recuerda a los usuarios que la navegación en la cuenca está supeditada a la presentación de Declaración Responsable y que esta actividad recreativa puede ser vector involuntario de dispersión de especies exóticas invasoras.

Por ello es fundamental prestar atención a los embalses y ríos con restricciones y pasar por los puntos de desinfección habilitados en la cuenca (un total de 36). La campaña 2019 cierra como es habitual con un gran número de declaraciones responsables presentadas en la cuenca, un total 2.436.

Uno de los principales objetivos de las actuaciones de la CHE es la concienciación de los usuarios lúdicos de los embalses y se insiste en la necesidad de cumplir los protocolos de limpieza de embarcaciones y equipos, recogidos en las normas de navegación de la Cuenca del Ebro para reducir las posibilidades de dispersión de las especies exóticas invasoras acuáticas.

La colaboración ciudadana es fundamental e imprescindible. Todos los elementos que entran en el agua son susceptibles de ser vector de dispersión de estas especies, por lo que debe prestarse también atención a los complementos de baño, que tienen que ser secados y limpiados, para minimizar los riesgos.

Siguiendo la apuesta por acciones de divulgación y prevención, la CHE continua ofertando sus materiales divulgativos y educativos a través de la web, así como su exposición itinerante sobre las especies exóticas invasoras de aguas continentales.

Etiquetas
Comentarios