Despliega el menú
Aragón

pensiones

La brecha en las pensiones es del 37,04 % en Aragón, de 477,24 euros al mes

Las mujeres en Aragón perciben pensiones medias de 811,31 euros al mes.

Protesta de pensionistas en Zaragoza
Protesta de pensionistas en Zaragoza
Raquel Labodía

Las mujeres en Aragón perciben pensiones medias de 811,31 euros al mes (englobadas todas las clases), un 37,04% más bajas que las de los hombres, que ascienden de media a 1.288,55 euros, lo que equivale a 477,24 euros menos al mes.

Ese es uno de los datos que recoge un informe de UGT Aragón en el que analiza la brecha salarial de las pensiones, que se explica en las desigualdades a lo largo de la vida laboral, con una diferencia en las nóminas que en la comunidad se sitúa en el 25,9 % a favor de los hombres (según datos de junio del INE) y llega al 36,46 % en las pensiones por jubilación.

Además de la infravaloración de los trabajos de las mujeres, por tanto peor pagados, en la brecha en las pensiones inciden también la tasa de actividad y de ocupación, casi trece puntos inferiores las de las mujeres, el desempeño de la mayor parte del empleo a tiempo parcial (el 74 % de los trabajos parciales en España) o el déficit en la corresponsabilidad familiar, ya que el 92,69 % de las excedencias para el cuidado de hijos y el 86,39 % para la atención de otros familiares las solicitan las mujeres.

Aragón ocupa el sexto lugar entre las comunidades autónomas con una brecha media entre todas las pensiones (incapacidad permanente, jubilación, viudedad, orfandad, en favor de familiares y en todos los regímenes) del 37,04 % (la mayor diferencia se da en Asturias, del 44,17 % por el peso de la minería).

El número de pensionistas en Aragón es de 279.492 (el 47,51% mujeres, 132.801), el de pensiones de 304.780, ya que 25.288 personas perciben más de una pensión, y la pensión media asciende a 1.047,59 euros, a fecha de 1 de octubre.

La brecha es más elevada en la provincia de Zaragoza, del 38,33 %, seguida de Teruel, del 37,31 %, y Huesca, del 31,81 %.

En su informe, el sindicato advierte de que en Aragón 153.887 mujeres perciben una pensión de la Seguridad Social en cualquiera de sus tipologías y el 39,23% están por debajo del umbral de la pobreza (60.372 mujeres con pensiones inferiores a 640 euros al mes) y otro 33,43% (51.447) perciben cuantías entre el umbral de la pobreza y los 900 euros del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Por el contrario, apunta UGT, en Aragón el 61,3 % de los hombres perciben pensiones de la Seguridad Social por encima del SMI (92.497 del total de 150.893 pensionistas varones), superando la media nacional, del 54,66 %.

En cuanto a las pensiones de jubilación, con 190.994 perceptores en Aragón, la brecha se sitúa en un 36,46 por ciento, dos puntos por encima del conjunto del país. Las mujeres en Aragón tienen una pensión media de jubilación de 873,85 euros y los hombres, de 1.375,23, y en este caso la brecha también es la sexta más alta entre todas las comunidades.

En el caso de las pensiones de jubilación del régimen general, la brecha es del 30,8 % (la cuantía media que perciben las mujeres es de 1.060,22 euros y 1.532,07 los hombres), y en el de autónomos, del 25,24 % (662,7 euros las mujeres y 886,49 los hombres).

En el informe, el sindicato destaca también las pensiones de viudedad, con un peso muy importante de las mujeres, del 96,93 %, y las únicas en las que brecha es en detrimento de los hombres, del 33,64 %, debido a que está ligada al trabajo del cónyuge. En Aragón, la diferencia en la cuantía se sitúa en el 33,64 % (al situarse en 764,9 euros de media la que reciben las mujeres y 507,58 los hombres), la tercera más alta.

Para corregir estas desigualdades, UGT plantea la aprobación de una ley de igualdad salarial que tenga como eje central la valoración de puestos de trabajo desde una perspectiva de género o impulsar la corresponsabilidad, explorando el reparto de cotizaciones entre los miembros de la pareja en las reducciones de jornada para el cuidado de familiares.

También reclama reducir la brecha en el acceso al empleo, con la apertura de escuelas infantiles públicas y garantías en el cuidados de las personas dependientes, y la instauración de un nuevo sistema de jubilaciones acompañado de medidas que refuercen los derechos de las mujeres.

Etiquetas
Comentarios