Despliega el menú
Aragón

terrorismo

Unas 1.200 personas marchan en recuerdo de las víctimas de la casa cuartel de Zaragoza

Han recorrido los 19 kilómetros desde Casetas a la avenida de Cataluña bajo el lema "No os olvidamos". Se cumplen 32 años del atentado de la banda terrorista ETA en el que murieron once personas.

Más de 1.200 personas de todas las edades han recorrido los 19 kilómetros que separan el cuartel de la Guardia Civil de Casetas del Parque de la Esperanza de Zaragoza capital, donde se ha rendido homenaje a las 11 víctimas del atentado de ETA ocurrido hace 32 años y a todas las víctimas del terrorismo. La VII andada de homenaje se ha celebrado bajo el lema 'No os olvidamos', en referencia a los fallecidos en el atentado perpetrado en 1987 contra la casa cuartel de Zaragoza y el resto de víctimas.

El recorrido ha discurrido por Utebo, Monzalbarba, Alfocea y Juslibol hasta llegar a la avenida de Cataluña, desde las 8.30 de este domingo. Los asistentes se podían incorporar de forma libre durante el trazado que ha seguido el eje del Ebro, aunque ha habido que modificarlo sobre la marcha debido a la crecida del río.

Los caminantes han llegado al parque de la Esperanza sobre las 13.15, donde se ha rendido un homenaje a los once asesinados por la banda terrorista en la casa cuartel que se levantaba en ese lugar en 1987. 

Pascual Grasa, sobreviviente del atentado, ha dedicado unas palabras de recuerdo y de reconocimiento. "Tenemos el orgullo de saber que dieron su vida por la defensa de la democracia", ha manifestado. Pascual Grasa, guardia de puertas que dio el relevo a su compañero, Jesús Cisneros (también superviviente) a las 6 de la mañana de aquel 11 de diciembre de 1987, ocho minutos antes del atentado, ha recordado a los presentes la importancia de estos homenajes. 

"Os pido que nos sigáis apoyando para conseguir la Justicia plena. No se puede olvidar que todavía hay 300 atentados terroristas sin resolver", ha dicho.  

El general de la 8ª Zona de la Guardia Civil de Aragón, Carlos Crespo, que ha participado en la marcha iniciada a las 8.00 en el cuartel de Casetas, también ha dirigido unas palabras a los asistentes y de agradecimiento a su organizador, el guardia civil Perico Sánchez. 

Crespo ha destacado el éxito de la marcha pero ha recalcado que el único objetivo de actos como el de este domingo es no olvidar que hace 32 años en ese lugar murieron once inocentes.

"Esa es la única finalidad. Que no olvidemos quiénes son las víctimas y quienes los asesinos. Huyamos de buscar la equidistancia, de esos relatos que de alguna manera tratan de justificar lo injustificable. Que los asesinos no nos cuenten cuentos. No hay motivos ni históricos, políticos, sociales, culturales, ni económicos que justifiquen lo que ellos hacían. No los hay ni hoy, ni mañana ni nunca", ha manifestado el general Carlos Crespo. 

Etiquetas
Comentarios