Despliega el menú
Aragón

Riada del ebro

Azcón llama "a la prudencia", aunque descarta afecciones de gravedad

La punta de la crecida alcanzará esta madrugada Zaragoza con "no más de 1.900 metros cúbicos por segundo"

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, en rueda de prensa este domingo, tras reunirse con diferentes concejales del consistorio y representantes de Bomberos y Policía Local.
El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, en rueda de prensa este domingo, tras reunirse con diferentes concejales del consistorio y representantes de Bomberos y Policía Local.
Ramón Comet

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha hecho este domingo un llamamiento a la prudencia por la crecida del Ebro, que ha entrado esta madrugada en Novillas con alrededor de 2.000 metros cúbicos por segundo. El hecho de que pueda haber "pequeñas inundaciones" en el Parque del Agua obliga a extremar la precaución. "Pedimos a la gente que respete las señales que pongan Bomberos y Policía Local. Hoy igual no es el mejor día para acercarse hasta allí. Hay que ser cautos para que no ocurra nada y que no haya nada que lamentar", ha dicho minutos antes de reunirse con representantes de Bomberos y Protección Civil y otros miembros de la Corporación municipal.

El Consistorio sigue trabajando en coordinación con el Gobierno de Aragón y la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y ha activado el Plan Municipal de Protección Civil ante la previsión de que la punta alcance la capital "entre las 4.00 y las 5.00" de mañana lunes. "Se prevé que llegue con no más de 1.900 metros cúbicos por segundo", ha matizado el concejal delegado de Bomberos, Alfonso Mendoza. Además de desalojar la residencia de Monzalbarba, el operativo trabaja para, si fuera necesario, habilitar un paso alternativo por el campo de maniobras de San Gregorio para evitar que el barrio rural de Alfocea quede incomunicado. Otro punto de atención es la urbanización de Torre Urzáiz, "no tanto por inundación, sino por filtración", han aclarado desde el Consistorio. En este caso, "se ha avisado a la Guardia Civil por si fuera necesario desalojar".

Azcón, que también se reunirá este domingo con los alcaldes de los barrios rurales de Zaragoza, ha destacado que los últimos datos no son "tan alarmantes" como los de este sábado, por lo que se prevé que el episodio se quede "en los límites de lo ordinario, aunque en la parte alta". En este sentido, ha señalado que al margen del desalojo en Monzalbarba y los posibles cortes en vías de acceso "no se prevén mayores afecciones en la ciudad".

Etiquetas
Comentarios