Despliega el menú
Aragón

dga

La DGA pide "más" a Endesa y muestra su cautela ante su nueva propuesta

El presidente aragonés se reunirá la próxima semana con los principales agentes de Andorra para analizar el plan.

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, atendiendo a los medios en el Auditorio de Zaragoza.
El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, en una imagen de archivo.
Guillermo Mestre

La DGA exigió este viernes "más" a Endesa y mostró su "cautela" acerca del nuevo plan para Andorra, que eleva la inversión hasta los 1.487 millones de euros y garantiza la creación de 4.014 puestos de trabajo durante la construcción de su nuevo proyecto fotovoltaico, de 1.725 megavatios. El presidente de Aragón, Javier Lambán, aseguró que "la música suena bien", pero recalcó que no ha recibido "ningún tipo de comunicación formal". "De ser cierto, sería una medida positivamente valorable, pero hay que esperar a ver qué significa exactamente el anuncio realizado", señaló.

En su opinión, de Endesa cabría esperar –teniendo en cuenta los "muchos años que ha estado beneficiándose del territorio y de sus gentes"–, "mucho más de lo que estaba diciendo".

Anunció, a este respecto, que la próxima semana se reunirá con todos los agentes sociales, económicos e institucionales de la zona para analizarlo y valorarlo.

Para el líder autonómico, Endesa "no ha descubierto América" con esta actualización, presentada el pasado jueves en el marco de la Cumbre del Clima de Madrid, ya que en Aragón "hay gentes y empresas" dispuestas a invertir en renovables.

Como ejemplo puso a Forestalia, capaz de competir "con el resto de operadores españoles". "Nosotros hemos dicho siempre que esos 1.100 megavatios tenían que ser puestos a disposición, no de Endesa en régimen de monopolio, sino de cualquier actor de renovables que quisiera optar a su desarrollo", expuso.

En su opinión, "está bien" que la eléctrica quiera invertir en energías limpias. "Pero yo diría que son más las iniciativas, las acciones y las inversiones que esta empresa tiene que acometer en Aragón y en las cuencas mineras en particular", aseveró.

El principal ‘pero’ del Gobierno de Aragón es que el grueso de la inversión prevista por Endesa para los seis próximos años sigue ligada a la adjudicación de la capacidad de evacuación de la térmica. También el hecho de que, una vez construidas las nuevas plantas fotovoltaicas, solo serán necesarios 138 trabajadores.

Un final anunciado

El líder aragonés restó importancia al hecho de que Endesa confirmase que la central cesaría su producción a "finales de enero o principios de febrero", cuestión sobre la que los sindicatos y las subcontratas llevaban semanas alertando. "Hace mucho tiempo que se sabe que la economía del carbón tocaba a su fin. Da igual que terminemos unos meses antes o después, lo importante es que los trabajos dirigidos a la reindustrialización de las cuencas mineras y de Andorra en particular no cesen, que surtan efecto y que dentro de poco tiempo quienes viven allí consideren que los poderes públicos, la política y las instituciones no les dejaron de lado", afirmó.

Etiquetas
Comentarios