Despliega el menú
Aragón

Política

Lambán, sobre Iceta: "El supremacismo está haciendo estragos en Cataluña"

El presidente aragonés contesta al secretario catalán, que ha calificado de "inoportunas" sus declaraciones y las de García Page sobre las negociaciones con ERC

Lambán, este viernes en el Museo de Zaragoza
Lambán, este viernes en el Museo de Zaragoza
Oliver Duch

Las negociaciones entre Pedro Sánchez y Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) para desbloquear la formación de Gobierno han hecho saltar en las últimas horas las tensiones internas entre los barones socialistas. El líder del PSC, Miquel Iceta, protagonizó ayer un cruce de acusaciones con los presidentes de Aragón y Castilla-La Mancha, Javier Lambán y Emiliano García Page, a costa de sus últimas declaraciones sobre el partido soberanista.

Ambos han sido especialmente críticos con las negociaciones, que siguen sin registrar avances significativos. A Iceta no le gustó que Lambán dijese que el concurso de ERC en el futuro Gobierno sería "indeseable" y que el partido de Gabriel Rufián no tendría que involucrarse "de modo alguno" en él. Tampoco que García Page tirase de ironía y asegurase que no quería "vaselina" para Reyes, en alusión a un posible acuerdo a principios de año. Para el secretario del PSC, estas declaraciones son "inoportunas" y no parecen "propias de presidentes de una comunidad autónoma", motivo por el que pidió "respeto" a ambos dirigentes.

Estas palabras, sin embargo, no tardaron en ser contestadas por el líder aragonés. "Yo creía que negarnos el derecho a opinar a los demás, a los españoles, era algo propio y exclusivo de los independentistas catalanes, pero veo que el supremacismo, por desgracia, está haciendo estragos en Cataluña", manifestó.

García Page, por su parte, aseguró que, en vez de recibir críticas, le gustaría que Iceta le defendiera ante los "insultos y ataques" del independentismo por defender la unidad del país.

Le recordó, en este sentido, que sobre España hablan "todos los españoles y todo el PSOE". "Yo digo lo mismo que hace tres semanas y que hace tres años y probablemente lo seguiré diciendo los próximos treinta", aseveró.

"Un gran servicio para España"

Lambán tampoco rebajó el tono y afirmó, como viene haciendo en las últimas semanas, que el concurso de Esquerra sería una "pésima solución" para España y para la gobernabilidad del país. En su opinión, las negociaciones entrarán la próxima semana en una fase "decisiva". El lunes, día en que está previsto que el presidente en funciones se reúna con el líder del PP, Pablo Casado, y la de Ciudadanos, Inés Arrimadas, será una fecha "crucial". "Creo que estas entrevistas ofrecen una oportunidad absolutamente digna de ser considerada por ambas fuerzas", dijo.

El también secretario general del PSOE-Aragón volvió a pedir la abstención de estas fuerzas, una fórmula que haría "innecesario" el voto de Esquerra. "Animo a ambas a dar un paso adelante y a no desatenderse de la gobernabilidad de España. Deben asumir su responsabilidad para, como hizo el PSOE en 2016, hacer posible la elección del único candidato que puede ser presidente", añadió.

A su entender, PP y Ciudadanos prestarían "un gran servicio a España", ya que la gobernanza del país no dependería de los secesionistas. No obstante, esta opción ya ha sido rechazada en multitud de ocasiones, tanto a nivel autonómico como nacional, por los principales líderes de ambos partidos.

Mientras, el líder autonómico sigue esperando la llamada de Pedro Sánchez, que prevé reunirse con todos los presidentes de las comunidades autónomas, incluido el máximo responsable de la Generalitat, Quim Torra, para desbloquear su investidura ahora que ha sido propuesto como candidato por el rey Felipe VI. El propio líder aragonés -que el pasado jueves aseguró, haciendo suyo el bolero de Los Panchos, que si Sánchez le llamaba lo dejaba todo- confirmó ayer que, por el momento, no ha habido contactos.

Lambán no se pronunció acerca de la posible reunión con Torra. Sí lo hizo el presidente de Castilla-La Mancha, que aseguró ver "con agrado" las reuniones con los líderes autonómicos. Cree, no obstante, que Sánchez no debe dar "un trato especial" al presidente de la Generalitat.

Como Lambán, el líder castellano-manchego, animó al PP a seguir los pasos del PSOE y plantearse una abstención "tranquilizadora" que evitase el condicionante "a la igualdad y a la unidad del país" que, según dijo, "trata de imponer" el independentismo.

Etiquetas
Comentarios