Despliega el menú
Aragón

Medio Ambiente

Endesa confirma que la térmica dejará de producir entre enero y febrero y mejora su plan de acompañamiento

La compañía eleva las previsiones de empleo y amplía los megavatios que se construirán hasta los 1.725

ara
Vista de la central térmica de Andorra.
Laura Uranga

Endesa ha confirmado este jueves que la central térmica de Andorra cesará su producción entre finales de enero y principios de febrero. La eléctrica asegura que, al ritmo actual, con un grupo de trabajo, las alrededor de 200.000 toneladas de carbón que quedan se agotarán en cuestión de un mes o mes y medio

La compañía ha presentado en el marco de la Cumbre del Clima de Madrid una revisión de su plan de acompañamiento, que eleva la creación de empleo hasta los 4.014 trabajadores durante la etapa de construcción. Las mejoras tecnológicas introducidas en el proyecto, entre las que se incluyen un novedoso sistema de almacenamiento que permitirá mejorar la capacidad de integración de la planta fotovoltaica con la red, harán que finalmente sean 1.725 los megavatios (1.585 fotovoltaicos y 140 eólicos) que se desarrollarán en la provincia de Teruel. 

La planta estará "disponible" hasta el 30 de junio, y, a partir de esa fecha, se iniciarán los trabajos de mantenimiento, que durarán alrededor de cuatro años. Según el nuevo proyecto, estas tareas irán en paralelo a la construcción de los parques fotovoltaicos, que abarcarán seis términos municipales (Andorra, Híjar, Alcañiz, Alcorisa, Calanda y Alloza).

Los trabajadores de Endesa, ha explicado a este diario el director general de la compañía en Aragón, Ignacio Montaner, seguirán allí hasta junio. Hasta la fecha se han producido 19 traslados -18 de carácter voluntario- y otros 30 empleados se han declarado disponibles y saldrán conforme haya nuevas plazas. 

Respecto a las contratas, Montaner ha recalcado que Endesa garantizará su formación. La intención es que formen parte de una bolsa de cara a las labores de desmantelamiento y construcción, que se ejecutarán “de forma acompasada”. Endesa incluirá una cláusula en sus pliegos de condiciones que hará que aquellas empresas que se comprometan a su contratación obtengan “una bonificación en la licitación”. 

El proyecto de la eléctrica contempla picos de empleo de hasta 1.100 empleos en años como 2023. Entre 2021 y 2026 trabajarían en él “no menos de 600 personas”, si bien esta cifra bajaría hasta las 138 a partir de 2027, una vez concluyan las tareas. 

La construcción de las nuevas plantas se dividirá en tres fases. La primera, no sujeta a la evacuación de la térmica, arrancará con la construcción de un parque de 50 megavatios en los terrenos de la central. La segunda empezaría en abril de 2021 y se centraría en la construcción de 235 megavatios en el conocido como ‘Nudo Mudéjar’. La más importante, con hasta 1.300 megavatios pico, sí estaría sujeta a la evacuación, por lo que aún requeriría de la autorización del Ministerio para la Transición Ecológica.

Según las estimaciones de Endesa, el proyecto permitirá recaudar a estos seis municipios alrededor de 47 millones de euros entre 2021 y 2025 a través del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE).

La iniciativa ya ha sido presentada tanto al vicepresidente de Aragón, Arturo Aliaga, como al alcalde de Andorra, Antonio Amador, y este mismo jueves será puesta en conocimiento de los sindicatos de la central.

Etiquetas
Comentarios