Despliega el menú
Aragón

Tercer Milenio

sanidad

El investigador zaragozano Manuel Valiente recibe dos millones de euros para combatir la metástasis cerebral

El jefe del grupo de Metástasis Cerebral del CNIO ha logrado la más prestigiosa ayuda europea para estudiar cómo tratar y combatir el avance del cáncer al cerebro.  

El investigador zaragozano Manuel Valiente recibe dos millones para combatir la metástasis cerebral
El investigador zaragozano Manuel Valiente recibe dos millones para combatir la metástasis cerebral
Toni Galán

Manuel Valiente (Zaragoza, 1980), jefe del grupo de Metástasis Cerebral del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), ha recibido dos millones de euros de financiación del Consolidator Grant del Consejo Europeo de Investigación (ERC, por sus siglas en inglés). Se trata de la más prestigiosa ayuda europea en este campo. Su proyecto, denominado Alter-brain, se desarrollará en los próximos cinco años. "Queremos completar proyectos que incluyan nuevas posibilidades terapéuticas para la prevención y tratamiento de las metástasis cerebrales", ha explicado Valiente, que ha destacado la importancia de la financiación conseguida, la "más potente" que hay actualmente para grupos como el suyo.

El equipo de Valiente investiga por qué el cerebro es capaz de enfrentarse a agentes dañinos, incluyendo las células tumorales, pero algunos tumores consiguen generar metástasis. Entre un 10% y un 30% de todos los pacientes de cáncer desarrollan metástasis cerebral, particularmente de tumores procedentes de mama, pulmón y piel, han apuntado desde el CNIO. "Ahora en los hospitales casi ocho de cada diez diagnósticos de metástasis cerebral deriva de estos tipos, la mitad de cáncer de pulmón", ha añadido el investigador. Los resultados que deriven de sus investigaciones "teóricamente podrían aplicarse independientemente del tipo de tumor primario", ha señalado. Además, el estudio incluye estudiar cómo prevenir las metástasis, basándose en la dependencia que tienen las células tumorales de los vasos sanguíneos.

Desde el centro nacional explican que cuando las células metastásicas consiguen llegar al cerebro, un 99% de ellas son eliminadas, al no ser capaces de adaptarse. Pero el 1% que sobrevive "se las arregla para cambiar al cerebro, convirtiéndolo en un nicho protumoral que les facilite seguir creciendo". Este es uno de los retos del estudio de la metástasis y Valiente apunta que actualmente se ha convertido también en un factor "limitante para seguir con el tratamiento oncológico".

Su investigación considera que la clave puede estar en el "microambiente", es decir, "el contexto celular en el que se desarrolla un tumor, que en los últimos tiempos está cobrando un mayor protagonismo en la investigación oncológica". Parte de él son unas células llamadas astrocitos, que tienen un papel defensivo.

El equipo de Valiente ya había demostrado que la activación de la proteína STAT3 en una subpoblación de astrocitos reactivos es clave para transformarlos y anular este papel defensivo, lo que permite que el tumor progrese. El equipo consiguió trasladar estos hallazgos, publicados en 'Nature Medicine', a pacientes en los que redujeron las metástasis cerebrales y ampliaron significativamente la supervivencia, al administrar un compuesto que bloqueaba los astrocitos prometastásicos.

"Teóricamente cabe la posibilidad de eliminar esta subpoblación de astrocitos desde su origen y comprobar si esta estrategia permite generar cerebros inmunes a la metástasis", ha explicado Valiente. "Para ello, antes tenemos que estudiar la biología de estos astrocitos, dónde y cuándo se generan y cuáles son todas las piezas que reprograman su función".

Aumento de casos

Desde el equipo de Valiente se destaca que los pacientes con metástasis cerebrales han estado históricamente excluidos de los ensayos clínicos debido a su mal pronóstico. Sin embargo, han considerado que "urge encontrar aproximaciones terapéuticas específicas para ellos, dado que la incidencia de la metástasis cerebral está en aumento y es responsable, en muchos casos, de limitar los beneficios que otros fármacos oncológicos aportan". Se apunta que la estrategia actual de tratar la metástasis cerebral igual que el tumor primario que las origina "es insuficiente", puesto que las metástasis tienen particularidades genéticas y estrategias de supervivencia propias que las distinguen de sus tumores primarios. "Tenemos que explorar los beneficios de personalizar el tratamiento del cáncer pensando los mecanismos que emplea la metástasis para sobrevivir en diferentes órganos", ha afirmado Valiente.

Los resultados del proyecto se podrían validar a través de los centros colaboradores entre los que se encuentra el Hospital 12 de Octubre, el Hospital Vall d’Hebron, el Instituto Catalán de Oncología, el Hospital Universitario de Turín, la Universidad Médica de Viena o el Instituto del Cáncer de Toulouse. Se utilizan muestras humanas y tejidos vivos obtenidos de neurocirugías. "Esperamos que, tal y como hemos hecho en otras ocasiones, los resultados más prometedores que obtengamos con Alter-brain puedan ser trasladados a nuevos ensayos clínicos, siempre de la mano de los oncólogos".

El proyecto es la continuación de más de nueve años de trabajo de Valiente en este campo. Las ayudas Consolidator Grant se otorgan a investigadores europeos en fases intermedias de su carrera, que ya han mostrado resultados prometedores y proponen llevar a cabo un proyecto de investigación de excelencia.

Atraer talento

Con este balón de oxígeno, el equipo, formado por nueve personas, podrá incrementarse en cuatro o cinco más, tres investigadores postdoctorales y un técnico, ha calculado Valiente. "El proyecto me va a permitir crecer", ha explicado, con satisfacción. "Por primera vez puedo planificar a cinco años vista", ha reconocido, tras confesar que en los últimos ha habido momento difíciles para conseguir fondos para sus investigaciones. Ha reclamado más financiación para la investigación en España ya que "el apoyo que tenemos a nivel nacional es muy deficiente". Defiende que se financien aquellos proyectos que sean competitivos, pero ha considerado que "a nivel nacional se podría ser mucho más competitivo". Para su grupo pretende "atraer talento que esté fuera y quiera volver a España. Es el momento ideal", ha asegurado. No busca unos perfiles concretos sino "gente brillante, despierta, que tenga muchas ganas de trabajar" y ha recordado que su formación inicial es la de Veterinaria.

Nacido en 1980, licenciado en Medicina Veterinaria en la Universidad de Zaragoza, tiene un doctorado en Neurociencias por el Instituto de Neurociencias de Alicante. Para ampliar sus conocimientos científicos en el área del sistema nervioso central, se incorporó al laboratorio de Joan Massagué (Memorial Sloan Kettering Cancer Center, Nueva York), donde comenzó su investigación en la biología de la metástasis cerebral.

Valiente estableció el grupo de Metástasis Cerebrales en el CNIO en 2015. Ha recibido importantes reconocimientos, como el nombramiento en 2019 como EMBO Young Investigator (EMBO YIP). Es miembro de los Comités Científicos de la Asociación Europea de Neurooncología (EANO) y de la Asociación Americana de Investigación del Cáncer (AACR) y evaluador de agencias de investigación nacionales e internacionales.

Etiquetas
Comentarios