Despliega el menú
Aragón

economía

La DGA creará un parque tecnológico en Villanueva de Gállego asociado a Amazon

Urbanizará las 76 hectáreas del fallido polígono aeronáutico para atraer compañías del sector TIC.
Su tramitación como proyecto de interés general comenzará en 2020 y las obras, tres años después.

El Gobierno de Aragón está decidido a aprovechar la implantación de Amazon Web Services (AWS) para dar un impulso definitivo al sector de las tecnologías de información y comunicación (TIC). Con este fin, urbanizará un parque industrial especializado de 76 hectáreas en torno a uno de los tres centros de datos que la multinacional norteamericana construirá a partir del próximo verano en la Comunidad, concretamente el de Villanueva de Gállego.

La Consejería de Vertebración del Territorio comenzará su tramitación el próximo año como Proyecto de Interés General de Aragón (PIGA) con el objetivo de lanzar las obras de urbanización a principios de 2023. La disposición de los terrenos, en manos de la sociedad pública Suelo y Vivienda de Aragón, allanará la operación.

La DGA pretende convertir en una oportunidad el fallido polígono aeronáutico ideado por el Gobierno de Marcelino Iglesias junto al aeródromo de Villanueva de Gállego, que no se llegó a desarrollar. El primer paso se dará con la construcción del centro de datos de AWS, que ocupará 117.699 metros cuadrados. La división tecnológica del gigante estadounidense del comercio electrónico no solo se encargará de levantar sus instalaciones y de urbanizar su parcela, sino de ejecutar la rotonda que regulará el tráfico de acceso desde la carretera de Castejón de Valdejasa (la autonómica A-1102).

Las 76 hectáreas del futuro parque tecnológico, catalogadas como suelo urbanizable no delimitado en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio zaragozano, son ahora fincas agrícolas situadas en el paraje La Sarda, al oeste de Villanueva de Gállego. Este espacio está presidido por el aeródromo y solo hay una nave, construida por la extinta fábrica de avionetas CAG y luego por su heredera Tecnam, que acabaron en un fiasco millonario para las arcas autonómicas. Las instalaciones están ahora ocupadas por una empresa de fabricación de drones, Magline Composites y Sistemas.

Fuentes oficiales de Vertebración del Territorio subrayan que no quieren caer "en el error de hacer un macrocomplejo", por lo que han optado por utilizar estos terrenos de Suelo y Vivienda de Aragón. "Supone una oportunidad de aprovechar la llegada de Amazon Web Services para el desarrollo de un sector estratégico para el presente y futuro de la economía aragonesa", apuntan.

Plan parcial desechado

Aunque el polígono cuenta desde hace más de diez años con un plan parcial aprobado, se ha optado por tramitarlo bajo la figura de un PIGA porque, aun empezando de cero, se recortarán los plazos y, sobre todo, se podrá diseñar a la medida de las necesidades del sector TIC. "Se ideó para atender otro tipo de demanda, con pequeñas parcelas para que empresas del sector aeronáutico construyeran naves nido", explican.

Los técnicos de Vertebración del Territorio y de SVA tienen muy reciente la tramitación de la plataforma agroalimentaria de Bon Àrea como Proyecto de Interés General, por lo que no les resultará ajeno hacerlo ahora con el del parque tecnológico.

Los primeros cuatro meses del próximo año se dedicarán a preparar toda la información justificativa de la declaración del PIGA, cuya aprobación inicial podría ser una realidad en el verano de 2021 y la definitiva, entre seis y nueve meses después. Su tramitación es prolija, porque incorpora todos los documentos, incluido el preceptivo proyecto de urbanización que regirá posteriormente la obra.

La posterior licitación de los trabajos requerirá entre nueve meses y un año para cumplir los plazos exigidos, ya que se trata de un contrato sujeto a regulación armonizada. De este modo, las máquinas podrán entrar a explanar los terrenos a principios de 2023. A diferencia del macrocomplejo de Bon Àrea en Épila, no habrá que hacer desmontes reseñables, puesto que el futuro parque tecnológico es prácticamente horizontal: las mayores pendientes que tendrán los viales oscilarán entre el 1% y el 1,5%, en función de si se trata de las calles longitudinales o transversales.

Amazon Web Services tiene previsto iniciar la construcción de sus tres centros de datos el próximo mes de agosto y ponerlos en servicio entre finales de 2022 y principios de 2023. Para cuando estén a pleno rendimiento, el parque tecnológico estará urbanizado para atraer empresas del sector, puesto que las obras requerirán un plazo de entre doce y catorce meses si hay partida presupuestaria que respalde el pago de las certificaciones.

A la medida

La intención de Vertebración del Territorio es analizar cómo está el sector de las tecnologías de la información para ajustarse a los requisitos de mercado a la hora de diseñar la distribución del parque. La superficie lucrativa alcanzará los 366.849 metros cuadrados, de los cuales 117.699 m2 serán para el complejo de AWS. La superficie disponible para potenciales empresas tecnológicas alcanzará casi los 200.000 m2, mientras que se reservarán 31.109 m2 para equipamientos privados y otros 25.071 m2 para hangares, aprovechando la existencia del aeródromo.

Etiquetas
Comentarios