Despliega el menú
Aragón

infraestructuras 

Silos de Canfranc pierde al operador ferroviario francés y negocia con Renfe 

La empresa gala Captrain alega falta de rentabilidad para dejar el traslado del maíz del sur de Francia a Martorell. 

Tren de mercancías aparcado en la estación de Canfranc, ayer, desde la sede de Silos de Canfranc.
Tren de mercancías aparcado en la estación de Canfranc, ayer, desde la sede de Silos de Canfranc.
Heraldo

Dos descarrilamientos en un mes, la sucesión de obras del ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) en la explanada de Canfranc, los trabajos entre Ayerbe y Sabiñánigo, en los tramos de Cataluña (por Lérida, debido a las tormentas) y, sobre todo, el abandono del servicio del operador Captrain están empujando a la empresa Silos de Canfranc a abandonar el tren de mercancías, que lleva maíz desde el sur de Francia hasta Martorell.

Luis Encabo, gerente de la empresa y firme defensor del ferrocarril, señaló que han tenido que superar una sucesión de dificultades en los últimos dos meses para salir en tren de Canfranc. Su trabajo es sacar tres trenes semanales con 850 toneladas cada uno hasta cerca de Barcelona.

Traslado a Zaragoza

En octubre estuvieron totalmente parados por las obras en la explanada de la estación de Canfranc y por haber sufrido dos descarrilamientos del ferrocarril de la empresa francesa Captrain. Tuvieron que trasladar la máquina a reparar a Zaragoza y no la recuperaron hasta 15 días después.

Hasta el 19 de noviembre no salió el primer convoy cargado en los últimos dos meses y otro lo hizo el pasado sábado 23. Pero cuando Silos de Canfranc se recuperaba, ADIF cerró el trayecto entre Ayerbe y Sabiñánigo una semana, lo que impidió el paso tanto para el Canfranero de los pasajeros como el tren del maíz.

«Solicitamos que comenzaran las obras el martes 26 para poder pasar dos trenes, pero nos contestaron que era imposible», criticó Luis Encabo. Desde ADIF señalaron que las fechas señaladas para la mejora de las vías entre Ayerbe y Sabiñánigo estaban previstas para el tratamiento y la protección de una trinchera para evitar desprendimientos entre Santa María-La Peña y Anzánigo.

A esta coyuntura en Aragón del tránsito del ferrocarril desde Canfranc, se sumaron los problemas en la provincia de Lérida, porque se ha cerrado el tráfico de trenes debido a los daños causados por las recientes tormentas. Esta situación pueden dilatarse el cierre de este paso hasta tres meses. Como alternativo para llegar a Barcelona con los trenes de mercancías tienen que pasar todos por Mora la Nova, en Tarragona, y se crea un embudo.

De momento, les han permitido enviar tres trenes la semana en el puente de la Constitución: los días 1, 6 y 9. Fuentes de ADIF señalaron que no hay ninguna obra programada, aunque puede haber tráficos consolidados que afectarían al tren del maíz.

Aun así, el cúmulo de las malas noticias ha llegado en cascada y sirvieron de excusa al operador ferroviario Captrain para comunicar a Silos de Canfranc que a partir de enero no seguirá con el servicio «por los continuos problemas habidos» y porque «no les salen los números». Asimismo, el cliente Cargill se plantea abandonar el tráfico del ferrocarril por las dificultades sufridas.

La única solución que tienen es volver a llamar a la puerta de Renfe o Continental Rail. Han abierto una negociación con la sociedad VTG Rail Europe, propietaria de las tolvas donde se lleva el cereal. «Estamos trabajando con VTGpara evitar el traspaso del ferrocarril a la carretera, pero el cierre temporal puede ser permanente», reconoció. 

Etiquetas
Comentarios