Despliega el menú
Aragón

energía 

Forestalia ultima la venta de un cuarto paquete de proyectos renovables de 850 megavatios

Repsol negocia su segunda operación de parques eólicos con el grupo aragonés, aunque en esta ocasión no está sujeta a las subastas estatales.

Aragón cuenta con casi 2.000 megavatios de potencia eólica instalada.
Aragón cuenta con casi 2.000 megavatios de potencia eólica instalada.
Rafael Gobantes

El grupo aragonés Forestalia ultima la venta de parte de su cartera de proyectos renovables, concretamente 850 megavatios (MW) eólicos que se pondrán en marcha, principalmente, en la provincia de Zaragoza en los próximos años. Se trata de la cuarta operación del líder nacional como desarrollador de parques eólicos y fotovoltaicos gracias a una ‘reserva’ de 5.000 megavatios. En esta ocasión negocia con Repsol, que vuelve a contar con la compañía fundada por Fernando Samper, para dar el salto a las energías verdes. Salvo sorpresa, la petrolera cerrará su segunda adquisición en lo que va de año en Aragón, que ahora se centra en aerogeneradores de promoción libre, no sujetos a la regulación establecida en las subastas eléctricas estatales de 2016 y 2017.

Fuentes oficiales de Forestalia confirman las negociaciones, que redundarán en el medio rural, "en beneficio de la España vaciada", con la construcción de unos parques eólicos con los que Repsol podría abastecer a una ciudad de casi dos millones de personas. En julio ya cerraron la compraventa de otro paquete de proyectos que redundará en la construcción de aeronegeradores en las provincias de Zaragoza y Teruel con una potencia de 335 megavatios. En este caso, las obras comenzarán en breve si se cumplen las previsiones.

En esta primera ocasión, su desarrollo sí formaba parte de las subastas en las que arrasó el grupo aragonés al adjudicarse hasta 1.924 megavatios. Más de la mitad ya los ha traspasado, aunque las inversiones se seguirán manteniendo en Aragón repartidas entre varios operadores.

Además de Repsol, ha fijado posición el fondo de inversión danés Copenhagen Infrastructure Partners (CIP), que se hizo antes del verano con más de 370 megavatios de parques eólicos que ya están en un estado de ejecución muy avanzado en Aragón.

Igualmente recurrió a Forestalia hace unos meses otra petrolera, British Petroleum (BP), con la adquisición de planes desarrollo de plantas fotovoltaicas para 300 MW, cuya instalación podría ser una realidad a lo largo de 2020.

A diferencia de estas operaciones, el segundo acuerdo en ciernes con Repsol se circunscribirá a la cartera de 5.000 MW de promoción libre que tiene en cartera el grupo aragonés. La visión que tuvo le llevó a adelantarse a los operadores del sector y le ha situado como un referente.

La base de su negocio es la planificación y desarrollo de proyectos renovables, de modo que cuando cuenta con todas las autorizaciones opta por venderlos o involucrarse en la construcción y operación de las instalaciones. Así lo está haciendo con una participación accionarial minoritaria en dos de los más importantes en ejecución en Aragón que suman más de 640 megavatios.

Las citadas fuentes oficiales recordaron que la potencia instalada de energía eólica en la Comunidad rondaba hace un año los 2.000 MW y solo este año pretende haber instalado unos 600 más. «Esto supone un 30% de crecimiento que no tiene precedentes en la Comunidad», apuntaron.

Una inyección millonaria

Solo las inversiones derivadas de las subastas de energías renovables que se adjudicó Forestaliua supondrán, según sus propios cálculos, una inyección de casi 300 millones para el territorio aragonés, tanto en arrendamientos de campos como en el pago de impuestos locales durante los 30 años de vida útil de las instalaciones eólicas y fotovoltaicas.

Etiquetas
Comentarios