Despliega el menú
Aragón

Heraldo Saludable

Sanidad

El Salud permitirá retrasar las vacaciones a 2020 para evitar un parón asistencial en diciembre

La medida autoriza, con "carácter excepcional", que los trabajadores disfruten de sus días libres hasta el 31 de marzo.

Javier Marión, gerente del Salud.
Javier Marión, gerente del Salud.
Francisco Jiménez

El gerente del Servicio Aragonés de Salud, Javier Marión, ha autorizado que el personal pueda disfrutar las vacaciones y los días de libre disposición que les queden hasta el 31 de marzo de 2020. Con "carácter excepcional", ha dado el visto bueno a esta medida, dada la reducción de jornada anual de este ejercicio y, sobre todo, ante la necesidad de "garantizar el mantenimiento de la actividad asistencial durante los meses de diciembre de 2019 y 2020". Otros años, los responsables sanitarios han lamentado el parón asistencial que se produce durante las vacaciones de Navidad, que se traduce en un incremento de la demora en las consultas de Atención Primaria y de la lista de espera quirúrgica.

Lo habitual, y así lo establece la normativa, es que los trabajadores del Salud disfruten de sus vacaciones ordinarias durante el transcurso del año vigente y solo se deja la posibilidad de alargar hasta el 15 de enero aquellos días más excepcionales, como por ejemplo los moscosos.

Pero, otros años, ante la necesidad de ‘gastar’ todas las vacaciones antes del 31 de diciembre, se ha producido una coincidencia de trabajadores de fiesta y se han multiplicado los problemas en la organización de algunos servicios las últimas semanas del año

La medida, según explicaron algunas fuentes consultadas, no solo está enfocada a intentar mantener el ritmo de operaciones y consultas en Atención Especializada, sino también a garantizar la asistencia en Atención Primaria. Según explicaron algunas fuentes consultadas, el personal de los centros de salud es uno de los que más días de fiesta acumulan a final de año. La dificultad para encontrar sustitutos ha generado otros años demoras en las consultas. Iniciativas como esta ya se tomaron en 2016 para evitar el parón tradicional de diciembre y dar mayor flexibilidad a los trabajadores.

La autorización que ha firmado el gerente del Salud coincide con otras iniciativas que se han tomado este último mes para paliar la lista de espera. Se han abierto más quirófanos por la tarde (con horas extra) para incrementar la actividad. La demora quirúrgica llegó a alcanzar en septiembre el máximo desde 2015, año en el que llegó Javier Lambán al Pignatelli. Hasta 4.200 aragoneses llevaban pendientes de una intervención desde hace más de seis meses. Actualmente, según los últimos datos publicados correspondientes a octubre, se ha reducido a 3.813 ciudadanos con una espera de más de 180 días.

Etiquetas
Comentarios