Despliega el menú
Aragón

Heraldo Saludable

Sanidad

La falta de medios y el envejecimiento de la población disparan las esperas en Trauma

Más de 1.500 pacientes aguardan hace 6 meses una cirugía y la demora en consultas ha crecido. Los médicos piden una mejor redistribución del personal y más quirófanos para la especialidad.

Consultas externas del Hospital Miguel Servet de Zaragoza
Consultas externas del Hospital Miguel Servet de Zaragoza
HA

Más de 1.500 aragoneses están pendientes de una operación de Trauma desde hace 180 días y otros cientos esperan desde hace meses una consulta con un médico de esta especialidad. Esta es la realidad que esconde actualmente Cirugía Ortopédica y Traumatología. Una disciplina que, según aseguran algunos expertos, es la más demandada por el envejecimiento de la población, sin que haya habido un aumento proporcional de recursos humanos y materiales.

La progresión de la esperanza de vida es un hecho constatado, sobre todo, en Aragón. Si en los 70 los residentes en la Comunidad vivían una media de 74 años, ahora superan los 83. Y a más edad, la patología degenerativa aumenta, pero también la posibilidad de fracturas. Si en los 90 en el Clínico se atendían al año entre 80 o 90 roturas de cadera, ahora pasan de 600. "Además no solo vivimos más, también buscamos calidad de vida", explica Jorge Albareda, miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica yTraumatología (Secot). Un cambio demográfico que ha coincidido con un incremento de las lesiones o fracturas del aparato locomotor entre los más jóvenes, que hacen cada vez más deporte.

Pero la demanda ha ido también acompañada de más opciones terapéuticas o nuevos tratamientos para algunos procesos que, incluso, hace años ni se imaginaban. "Cada vez hay técnicas menos agresivas y a la gente no le importa pasar tanto por quirófano", apunta Albareda. Una reflexión que comparte el jefe de Traumatología del hospital Miguel Servet, Carlos Martín, que recuerda que los procesos más frecuentes, por este orden, son cirugías de prótesis de rodilla (más en mujeres), cadera y las no protésicas de hombro, pie o mano.

Ante este aumento de prescripciones, los especialistas aseguran que ha faltado una correcta planificación de medios humanos y materiales para atenderlas. De hecho, el Plan Estratégico de Recursos Humanos del Salud ya recogía que en agosto de 2016 trabajaban en el Salud 125 traumatólogos, cuando la plantilla orgánica oficial es de 136. Una situación que se ha intentado mejorar año a año, pero que choca con el déficit generalizado de facultativos y el éxodo de profesionales formados en Aragón a otras comunidades, donde, según algunos profesionales, se les ofrecen mejores condiciones económicas y contractuales. Actualmente, por ejemplo, faltan dos profesionales para completar la plantilla del Servet y otros tantos en el Clínico (en el que también hay dos bajas de larga duración).

Pero para acabar con el "actual cuello de botella en Traumatología", los profesionales apuestan por incrementar el número de quirófanos disponibles y una mejor redistribución de los recursos humanos. Actualmente, denuncian, hay servicios sobrecargados, en los que se tienen que llegar a hacer 60 guardias al mes entre 5 profesionales. Ante la escalada de la lista de espera, la Administración optó en septiembre por abrir más quirófanos de tarde, pagando horas extra a los profesionales.

Otros especialistas, como el presidente saliente de la Sociedad Aragonesa de Cirugía Ortopédica y Traumatología, Vicente Canales, aboga por que los responsables sanitarios afronten el problema con programas de educación sobre el uso adecuado de los recursos sanitarios y con más formación a los médicos de Atención Primaria sobre el aparato locomotor. "De esta manera se evitaría que lleguen a la consulta pacientes que no requieren atención de la especialidad, mal explorados o con pruebas insuficientes", explica Canales.

"Tendré que esperar al menos 6 meses para que me vean la cadera"

Carmen Sánchez, de 81 años, salía el viernes a media mañana de consultas externas del hospital Miguel Servet de Zaragoza. Resignada, explicaba la espera que tendrá que afrontar para su operación de cadera y de la que ya le han alertado desde el propio servicio. "Ya me han dicho que al menos son seis meses para una consulta preferente y luego, la operación", explicaba. Así, ante el dolor que soporta, se planteaba incluso opciones. "No descarto irme a la privada porque así no puedo estar", añadía.

Pero Carmen no es la única que lamenta la demora de Cirugía Ortopédica y Traumatología. A raíz de su problema de rodilla, el médico de Familia remitió a Teresa Casado, de 58 años, a una consulta especializada en mayo de 2018. Casi 19 meses después, sigue sin respuesta del centro Grande Covián de Zaragoza. "A través de la web de Salud Informa sé que estoy en el buzón de espera", aseguraba hace unos días. "No sé lo que tengo. El problema se me está agravando conforme pasa el tiempo y sigo esperando. En otras ocasiones la sanidad pública me ha atendido de maravilla, pero ahora estoy desesperada", reconocía Teresa, que achacaba la demora a la propia saturación que sufre la margen izquierda de Zaragoza.

Jesús García (apellido ficticio ya que prefiere guardar el anonimato) lleva pendiente también de una consulta de Traumatología del Grande Covián desde noviembre de 2017. "Solo sé que estoy esperando una cita y nadie me dice nada. Alguien tiene que ser responsable de esta situación", se quejaba Jesús.

Etiquetas
Comentarios