Despliega el menú
Aragón

Heraldo Saludable

Sanidad

El tercer acelerador del Servet comenzará a tratar a pacientes a partir del verano que viene

Los trabajos de adaptación del búnker ya han comenzado y se prolongarán durante seis meses aproximadamente.

Imagen de archivo de uno de los aceleradores de Aragón.
Imagen de archivo de uno de los aceleradores de Aragón.
Heraldo.es

Las obras para albergar el tercer acelerador del hospital Miguel Servet de Zaragoza por fin han comenzado y la previsión es que esta máquina empiece a tratar los primeros pacientes en el verano de 2020. Con este aparato, financiado por la FundaciónAmancio Ortega, Aragón contará con seis aceleradores para ofrecer tratamientos de radioterapia a pacientes con cáncer.

Los trabajos en el búnker que albergará la nueva máquina se prolongarán durante seis meses aproximadamente y, según explica la consejera de Sanidad,Pilar Ventura, tras una pregunta del grupo parlamentario del PP, una vez ejecutadas estas obras, se instalará el aparato y comenzarán las pruebas.Posteriormente, "se procederá al montaje, conexionado, ajustes, calibrado y posteriores pruebas del equipo". Estas comprobaciones se prolongarán durante dos meses, por lo que la consejera calcula que los primeros pacientes comenzarán a tratarse a partir del mes de julio del año que viene.

Con la incorporación de esta máquina, Aragón contará con seis aceleradores en los hospitales públicos (tres en el Miguel Servet y otros tantos en el Clínico) y uno en un centro privado. La renovación de la flota de aceleradores lineales de la Comunidad aragonesa era una de las principales reivindicaciones de familiares y pacientes con cáncer. En la pasada legislatura se incorporaron dos nuevos equipos en el Clínico, que pasó a tener tres, y, ahora, se suma este al Miguel Servet, que dispondrá de otros tantos.

La nueva máquina, que ha costado 2,7 millones, se sufragará a través de la donación de 10 millones de euros que la Fundación Amancio Ortega ha hecho a Aragón. De hecho, es el último aparato que queda por llegar de los cerca de 50 que se han pagado con este dinero y que se han distribuido por todos los centros de la Comunidad aragonesa.

Dentro del listado de máquinas que se han comprado, destacan la nueva resonancia magnética del centro de especialidades Inocencio Jiménez de Zaragoza, así como la actualización de la que hay en el Miguel Servet. Pero gran parte de ese dinero se ha destinado a mejorar el diagnóstico y la atención al cáncer de mama, ya que se han sumado a la red pública del Salud once mamógrafos (de diferentes tipos), 16 ecógrafos (mamografía) y 12 estaciones de trabajo de mamografía. Además, en otros cinco aparatos de este tipo se han hecho actualizaciones para tomosíntesis e imagen sintetizada.

Tratamientos equitativos

Entre las reclamaciones pendientes de los familiares y pacientes con cáncer, destaca la necesidad de conseguir un tratamiento equitativo para todos los aragoneses. Las entidades de afectados piden unidades satélites de radioterapia para Huesca yTeruel, conectadas con Zaragoza. Ahora hay pacientes de estas provincias que tienen que hacer miles de kilómetros durante su tratamiento (normalmente dura una media de 30 días). En algunos casos, llegan a recorrerse hasta 9.000 kilómetros.

Aunque se les ofrece la posibilidad de ir a Lérida y Valencia, son muy pocos los pacientes que eligen esta opción. Solo en el mes de septiembre, por ejemplo, había nueve enfermos que iban a estos centros de fuera de la Comunidad aragonesa. Los afectados aseguran que con la instalación de máquinas de radioterapia en Huesca y Teruel se evitarían afecciones y se reducirían costes a la Administración.

Etiquetas
Comentarios