Despliega el menú
Aragón

ARAGÓN

Día de compras por el Black Friday como anticipo de la Navidad

Los descuentos que ofrecen hoy la mayoría de los establecimientos atraen a los compradores, que aprovechan para adelantar sus regalos, para renovar su vestuario o para darse un capricho.

A menos de un mes para la Navidad, muchas personas aprovechan hoy el Black Friday para empezar a hacer acopio de regalos y adquirirlos ya con unos suculentos descuentos que, en algunos casos, llegaban a alcanzar el 50%. Las ofertas vía ‘online’ hicieron que muchos estuvieran pendientes desde la noche anterior para hacerse con el producto deseado antes de que la rebaja se aplicara en las tiendas físicas.

El conocido como ‘viernes negro’ llegó desde Estados Unidos y se ha convertido en un atractivo tradicional con el que se inaugura la temporada de compras navideñas. Se celebra el día siguiente a Acción de Gracias, aunque cada vez se prolonga más en el tiempo. Más que de Black Friday hay que hablar ya de Black Week.

Los letreros con las ofertan copan desde hace días los negocios y ayer, por el paseo de la Independencia de Zaragoza, eran muchos quienes pasaban cargados con bolsas. ‘Promoción 30%’, ‘8 días excepcionales’, ‘25% en ropa de sport’, ‘descuentos exclusivos para clientes’... o ‘20% en prendas seleccionadas’. Y esta es, precisamente, una de las críticas que lanzan los pequeños comerciantes, que dicen no poder asumir los márgenes de ofrecer descuentos en todos los productos de la tienda. Esta opinión la comparten también desde la Unión de Consumidores de Aragón para quien el Black Friday "no supone descuentos generalizados como en las rebajas", sino que "solo se ofertan una selección de artículos concretos y, en algunos casos, suelen tratarse de unidades limitadas, por lo que solo se benefician los más madrugadores".

Esta asociación aconsejaba evitar la compra compulsiva, huir de artículos innecesarios y comprobar el precio de los productos con antelación. Unas recomendaciones que exigían cierta previsión a la hora de sacar la cartera.

Entre quienes dedicaron parte de la mañana a ir de compras estaba Ana, una zaragozana que había echado el ojo a un jersey días atrás, pero que salió de la tienda con las manos vacías:"El que había visto costaba 69 euros, pero no tiene rebaja. Me gustaba en azul marino y me han dicho las dependientas que, precisamente en ese color, no se aplicaba la oferta".

Más suerte tuvieron Coral Hernández y su madre, Mari Carmen Fernández, que volvían a casa con varias bolsas. Coral pudo comprar unas botas, que tenían un descuento de 20%, y que había visto con antelación. También adquirió tres camisetas –estas sí a la mitad de precio– que oscilaban desde los 3,99 euros a los 9,99.

Unos pasos más adelante, Nuria salió de un comercio con una bolsa que delataba que había sucumbido al Black Friday. En su interior había una camisa para su marido. Ella había mirado el artículo en la web y, como esperó hasta ayer, se pudo hacer con él con un 30% menos. "La voy a guardar hasta Navidad, porque será uno de los regalos", explicó, mientras continuaba su paseo rumbo a otro comercio donde tenía fichados unos botines.

Varias bolsas evidenciaban también las compras que había hecho otra joven, todas con descuento, eso sí. Entre las adquisiciones había, sobre todo, ropa y zapatillas, pero también artículos de perfumería. Hay quien aprovechó también para hacerse con objetos de decoración para su hogar. Yoli, de 44 años, salió de compras, como ya había hecho también el día anterior, según reconoció. En total, según calculó de forma aproximada, en este ‘viernes negro’ se habrá gastado unos 200 euros. La prenda más cara fue un abrigo, pero entre sus nuevas pertenencias había también un jersey y un bolso. "Son cosas que necesitaba", dijo.

Los dependientes de algunos comercios prácticamente no daban abasto para atender las peticiones de los clientes, que buscaban una talla concreta o un modelo diferente, y cobrar. La actividad en otras tiendas, sin embargo, era mucho más tranquila, con la esperanza de que por la tarde aumentara el movimiento.

Y, tras el ‘viernes negro’, los comercios se preparan ya para el conocido como Ciber Monday, que se celebra el lunes 2 de diciembre. Es el día por excelencia de las compras por internet, que cada vez son más habituales.

Y ahora Ciber Monday
  1. Fijar un presupuesto de compra y realizar un listado de preferencias, con el fin de evitar la compra compulsiva e innecesaria. La Unión de Consumidores de Aragón aconseja visitar las páginas web los días previos para comparar precios y descuentos.
  2. Utilizar un dispositivo protegido para evitar una posible infección por virus.
  3. No utilizar dispositivos públicos o compartidos, ni una red WiFi pública para hacer transacciones con intercambio de información confidencial.
  4. Identificar tiendas ‘online’ con certificado de seguridad. Si la tienda no dispone de ello, no continuar con el proceso y buscar una web segura.
  5. Devoluciones. El consumidor tiene 14 días naturales para desistir de la contratación.
  6. Utilizar una tarjeta de prepago, tarjeta de crédito limitado o una cuenta de PayPal.
  7. Exigir factura de compra, indispensable para cambios, devoluciones y garantías.
  8. Información. Existe la guía ‘Aprendiendo a identificar fraudes online’.
Etiquetas
Comentarios