Despliega el menú
Aragón

violencia de género

"Una vez quité una denuncia porque pensaba que hacía algo por mis hijos y los hundí más"

Este lunes se celebra el Día Internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer en el que el colectivo de víctimas pide dotar de presupuesto a la ley vigente. Iniciativas como 'Bienvenid@s a la no violencia' buscan abrir una nueva etapa.

Concentración contra la violencia machista en mayo en Zaragoza.
Concentración contra la violencia machista en mayo en Zaragoza.
Guillermo Mestre

"Lo que no se visibiliza no existe, pero tendría que ser el día los 365 del año", reconocen desde la asociación Somos Más, formada por 62 mujeres "sobrevivientes de la violencia de género" como se definen, sobre la celebración este lunes del Día internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer. Tienen reivindicaciones para llenar todo el calendario, la primera de ellas, que haya presupuesto para la ley contra la violencia de género. "La ley no se ha dotado suficientemente para todo lo que hay que desarrollar" y reconocen que con la situación política actual, todavía sin Gobierno, resultará complicado conseguirlo.

Quieren que se huya del "amarillismo" que rodea la información sobre los casos de violencia de género, que haya una mayor sensibilización social y se mejoren los actuales sistemas de protección. "Fallamos todos", reconocen sobre esta lacra que no termina. En Aragón hay registrados  2.985 casos de violencia de género, según los datos del Instituto Aragonés de Estadística a 31 de agosto. Un total de 2.706 víctimas tienen entre 18 y los 30 años, según un estudio de UGT-Aragón presentado esta semana, en el que se recuerda que "con carácter general no existe ningún perfil establecido" de las mujeres víctimas de violencia de género.

Un curso de defensa personal en la Casa de la Mujer de Zaragoza en 2013 fue el origen de Somos Más, asociación constituida formalmente hace tres años y que la semana pasada organizó el IV Encuentro estatal de asociaciones de mujeres sobrevivientes de la violencia machista, donde se pusieron de manifiesto las carencias del colectivo. Necesitan formación en las asociaciones para acompañar a las mujeres que denuncian por primera vez. El primer y necesario paso para salir de su situación, pero un camino que reconocen que es "largo y difícil" y en el que no siempre se sienten acompañadas. "Nunca criticaré a una mujer que quite una denuncia porque el camino es duro", afirma una de las socias más veteranas. En su caso tuvo que enfrentarse a la familia y el entorno que pensaban que con la denuncia le estaba "amargando la vida" a su hoy ex marido. Confiesa que "una vez quité una denuncia porque pensaba que hacía algo por mis hijos y los hundí más". 

"Nunca criticaré a una mujer que quite una denuncia porque el camino es duro"

El miedo de verse en la calle, sin recursos, puede llevar a dar marcha atrás, sobre todo, si se tienen hijos menores. En muchos casos han dejado el mercado laboral para cuidar de la familia. Las víctimas tardan de media cinco años en denunciar, según los datos oficiales. "Se denuncia en el momento en el que te salta un ‘clic’ en la cabeza o te saca la Policía de tu casa", tras un episodio de violencia, confiesan. Porque primero cuesta reconocerse como víctima.

Lamentan que una vez puesta la denuncia "es a mí a quien me dicen que cambie, que no vaya por esa calle, pero ¿por qué? Que cambie él". En el duro proceso que se abre piden mejoras como la instalación en la Ciudad de la Justicia de cámaras Gesell para que la víctima "tenga que declarar solo una vez y sirva como prueba en un juicio, que no se tenga que repetir la declaración siete y ocho veces". Se busca evitar la "revictimización", sobre todo, en el caso de los menores. Se trata de construir dos habitaciones separadas por una pared con un cristal de grandes dimensiones que permite que la declaración se haga en un entorno más amable y sea válida para todas las partes.  Ya existe en algunas comunidades. 

Puntos de encuentro con cámaras de video

Junto a ello, demandan puntos de encuentro específicos para los casos de violencia de género ya que ahora se utilizan los familiares. "No se sabe todo lo que pasa allí, la realidad de un punto de encuentro", aseguran. Por ello, piden la instalación de un sistema de audio y vídeo que registre ese momento.

Consideran que "las órdenes de protección están fallando porque hay mujeres con ellas que están siendo asesinadas", por lo que reclaman nuevos mecanismos y que se extiendan a los menores.

"La violencia psicológica no se acaba con la denuncia cuando tienes hijos", lamentan. Además, temen las consecuencias para los menores de crecer en un entorno de violencia en el hogar. Pueden ir desde repetir los patrones de los maltratadores con los que han convivido hasta ser víctimas de 'bullying’ en el colegio. Aunque en los centros educativos se trabaja por formar en igualdad, recuerdan que la educación "empieza en casa" y allí puede que no haya llegado.

Y todavía denuncian otro tipo de violencia, la económica. Dado el paso de denunciar, una de las primeras necesidades es encontrar un trabajo para poder rehacer sus vidas. "No queremos ser mantenidas", puntualizan desde la asociación, pero necesitan tiempo para poder reciclarse para volver al mercado laboral. "Tenemos dos manos. Vamos a sacar a nuestros hijos adelante", animan a las jóvenes para salir de la "violencia económica" que se sufre en muchos casos al no tener una fuente de ingresos. En su búsqueda de empleo plantean firmar "acuerdos con empresas comprometidas que den un trabajo estable a las víctimas".

Moquetas confeccionadas por Tiebel para el 25-N.
Moquetas confeccionadas por Tiebel para el 25-N.
Heraldo.es

'Bienvenid@s a la no violencia'

"Nosotras queremos el cambio, un nuevo cambio de conciencia de que es una realidad que sufrimos muchas mujeres: Violencia verbal, física, institucional....etc. pero queremos un cambio: Bienvenid@s a la no violencia", explican desde la cooperativa Tiebel, que con motivo de este día va a repartir este lunes unas 140 alfombrillas moradas  con este deseo para simbolizar la necesidad de "limpiar, higienizar y eliminar" la violencia de género. Para su confección han tenido la colaboración de la asociación de vecinos del Picarral donde se encuentra su sede. Esta empresa del sector de la limpieza cuenta entre su plantilla con mujeres víctimas de violencia de género y defiende la necesidad de mejorar la autoestima de estas personas y "empoderarlas" mediante el trabajo. "Cuando valoras lo que haces te das importancia", explica Marta Lapuente, miembro del equipo directivo. Y ello en un trabajo como el de la limpieza, que lamenta que su relevancia no siempre es reconocida. "¿Qué pasaría si paráramos todas las personas que trabajamos en la limpieza?", plantea sobre la necesidad de su labor.

La cooperativa zaragozana, con 26 años de trayectoria, acoge este martes la X Jornada Técnica de la red de empresas con el distintivo de “Igualdad en la Empresa” (Red DIE), que consiguió en 2011, sobre la integración de mujeres víctimas de violencia de género, a la que acudirá Soledad Murillo, Secretaria de Estado de Igualdad.

En Aragón solo se firmaron 39 contratos bonificados a mujeres víctimas de violencia de género en 2017

La contratación de víctimas de violencia de género cuenta con bonificaciones en la Seguridad Social, pero son poco utilizadas por las empresas. El informe de UGT Aragón presentado esta semana recoge que en 2017 solo se realizaron en todo Aragón 39 contratos bonificados en la cuota empresarial por esta circunstancia. El sindicato ha presentado un estudio sobre su primer ‘Programa de empoderamiento dirigido a jóvenes víctimas de violencia de género’ dentro programas del Inaem. Analiza la situación de desempleadas de entre 16 y 30 años víctimas de violencia de género. En diciembre de 2018 estaban inscritas en este fichero 15.815 mujeres en Aragón y "casi un mes antes de finalizar el programa, en septiembre de 2019 figuraban 19.490", recoge sobre el aumento de casos.

El programa ha buscado la formación e inserción de jóvenes del colectivo, que ha resultado "laborioso", entre otras razones, porque las jóvenes estaban centradas "en necesidades tan vitales como su propia supervivencia". Desde el sindicato se ha destacado también  que las participantes sufrían "inseguridad y baja autoestima", además de arrastrar "procesos judiciales abiertos". Entre sus conclusiones, figura la necesidad de mejorar las medidas de conciliación, apostar por la difusión, la sensibilización y la información con actuaciones en institutos, asociaciones, casas de juventud y centros empresariales. Decidirse a denunciar los malos tratos en el medio rural es más complicado por los menores recursos disponibles. En ello coinciden desde la asociación Somos Más, pero siempre insistiendo en la necesidad de dar el paso porque  "o sacas energía o te pisan. Y ya te han pisado bastante".

Un momento de la concentración de repulsa celebrada este martes en la plaza de España de Zaragoza.
1

Concentraciones este lunes

Decir ¡basta ya! a las agresiones contra las mujeres es el objetivo del amplio programa de actos con los que Aragón se suma al Día Internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer. En Zaragoza, a las 9.30, en el Edificio Pignatelli  habrá una concentración en la que María Goiokoetxea, directora del IAM, leerá un manifiesto reafirmando el compromiso del Gobierno de Aragón ante cualquier tipo de violencia contra las mujeres y niñas. Está prevista además una rueda de prensa en la sede del TSJA en la que estarán su presidente, Manuel Bellido; el Fiscal Superior de Aragón, José María Rivera; la consejera de Presidencia de la DGA, Mayte Pérez, y María Goikoetxea.
También, a las 11.00, CC. OO. Aragón se concentrará frente a la sede del sindicato. A las 12.30, la Universidad de Zaragoza ha organizado otra protesta en las escaleras del Paraninfo con lectura de manifiesto. Y a las 13.00 habrá un acto de homenaje a las víctimas en el salón de recepciones del Ayuntamiento de Zaragoza. Ya por la tarde hay una concentración en Plaza España a las 19.00 convocada por la Coordinadora de Organizaciones Feministas y después a las 19.30 partirá una manifestación hacia el Paraninfo organizada por la Asamblea del 8M.
En el barrio del Arrabal a las 18.30 en el Centro Cívico Tío Jorge tendrá lugar una charla debate con Elena Rubio, víctima de violencia de género y Ana Aurora Rodríguez, Inspectora jefe de la Policía Nacional, entre otros.
En Huesca, en la Plaza Concepción Arenal, a las 19.00, habrá un acto de reconocimiento a las víctimas y a las 20.00 partirá la manifestación. Carmen Aliaga protagonizará a las 19.30 una lectura poética contra la violencia en la DPH y actuará Quimera Teatro.
En Teruel, a las 10.00 se colocará una pancarta en el balcón del Ayuntamiento. A las 19.45 en la plaza del Torico se presentarán dos coreografías a cargo de la Escuela Marta Dance Factory. Y habrá una antorchada feminista en recuerdo a las 51 mujeres han sido asesinadas en lo que va de año.

Etiquetas
Comentarios