Despliega el menú
Aragón
Cumbre del clima 2019
Patrocinador oficial:

empresas

Clara Arpa: "Gestionamos este planeta de una forma totalmente descabellada"

La aragonesa Clara Arpa forma parte de la junta directiva del Pacto Mundial de Naciones Unidas por el sólido compromiso de su empresa, Arpa Equipos Móviles de Campaña, con la Agenda 2030

La empresaria aragonesa Clara Arpa.
La empresaria aragonesa Clara Arpa.
Javier Cebollada/ Efe

La aragonesa Clara Arpa forma parte de la junta directiva del Pacto Mundial de Naciones Unidas por el sólido compromiso de su empresa, Arpa Equipos Móviles de Campaña, con la Agenda 2030, que tiene como reto más acuciante la urgencia climática. "Gestionamos el planeta -sostiene- de una forma totalmente descabellada".

Consejera delegada de la empresa fundada por su padre en 1968, actualmente proveedora de equipos móviles de campaña para organizaciones como la ONU, el cuerpo de marines de los Estados Unidos o el Ministerio de Defensa español, Arpa forma parte desde el año pasado de la junta directiva de la iniciativa de Naciones Unidas que persigue transformar el mercado global potenciando un sector privado sostenible sobre la base de diez principios, entre ellos el ambiental.

En una entrevista, asegura que las dificultades para poner en marcha una empresa -fundó la suya propia, Arpa Construcción Modular- no es una cuestión de género, que como mujer, nunca ha sentido discriminación en el trato con el Ejército, uno de los principales clientes de su empresa, y como madre, ha tenido "una especie de cargo de conciencia" porque siempre ha trabajado y viajado mucho, algo que los hombres "no suelen tener".

¿Le ha resultado difícil como mujer crear su propia empresa?

Esto no es cuestión de género. Crear una empresa es difícil de narices. Realmente ser un emprendedor y empresario, posteriormente, es muy complicado. Gestionar algo no es fácil y a las personas, cuando se tiene una empresa, tampoco. En el fondo tienes que sobrevivir económicamente, tienes gastos, ingresos, pagos y necesitas conseguir un empuje, una estabilidad comercial que muchísimas veces no es fácil.

Se hizo cargo de la empresa familiar ya con hijos ¿Cómo concilió?

Siempre he trabajado, tengo tres hijos y siempre he viajado muchísimo. Cuando empecé a viajar mi hija tenía 8 meses. La verdad es que no es fácil, y como mujer tienes esa especie de cargo de conciencia que los hombres no suelen tener. Cuando estás fuera lo que hay que hacer es trabajar muchísimo más.

Uno de los principales clientes de su empresa es el Ejército ¿Ha sentido alguna vez discriminación en el trato?

Nunca, para nada.

¿Cómo ha cambiado la empresa de su padre estando usted al frente?

Tuve que reinventar la empresa porque después de 43 años, teniendo en cuenta todo lo que viene de las nuevas revoluciones, la digitalización y la cuarta revolución industrial, la verdad es que hay que pensar con otro foco totalmente distinto, ampliar mucho la mente.

Es miembro de la junta directiva del Pacto Mundial de la ONU y está comprometida con la Agenda 2030 ¿Cómo puede una pyme transformarse hacia la sosteniblidad?

El Pacto Mundial, que por hacer un símil, se podría decir que es la organización empresarial de Naciones Unidas, está totalmente volcada en la transición de las empresas hacia la sostenibilidad. Y las pymes pueden adherirse a este movimiento, a la red española, que le dirá todo lo tiene que hacer. Hay unas guías y unas herramientas para poder, poco a poco, implantar los objetivos dentro los escasos o limitados recursos que tenga, y se llevará la grata sorpresa de que está trabajando en más objetivos, de una forma muchísimo mejor de lo que la empresa estima.

¿Las pymes entienden los compromisos o son reticentes?

Entendemos lo que queremos. Los recursos son limitados, gestionamos este planeta de una forma totalmente descabellada y tenemos que producir, consumir y gobernarnos de otra forma.

¿Cómo convencería a una pyme de la bondad de adherirse a estos compromisos?

Esto es comprometerse. Es una cuestión de las personas, que son las que tienen que estar seguras de que quieren cambiar esto.

¿Y cuál es el reto más acuciante de la Agenda 2030?

La urgencia climática.

¿Ha fracasado la globalización?

Ha tenido cosas buenas. Ha sacado a muchísima gente de la pobreza y ha conseguido que seamos más, con sus cosas buenas y sus cosas malas. Pero hay mucha más esperanza de vida y no mueren tantos niños al nacer. La parte mala es el modelo productivo. Nos hemos acostumbrado a tener demasiadas cosas. Yo siempre digo: ten cuatro cosas buenas mejor que cien malas. Queremos hacer demasiadas cosas, y no puede ser.

¿Se puede luchar contra el cambio climático sin el compromiso de Estados Unidos?

Sí, además, en Estados Unidos, aunque tengan el presidente que tienen, hay mucha gente que está por la labor, no todo es lo que diga Donald Trump. Hay muchas empresas que realmente se lo están tomando en serio.

Madrid acogerá entre el 2 y el 13 de diciembre la Cumbre del Clima, que tiene por lema "Time for Action". ¿Es el momento de actuar?

Lo que tenemos que hacer es que ocurra. Todo el mundo ya sabe lo que es la Agenda 2030, ya está sensibilizado, me refiero a aquellos que tienen que hacer por. Y si luego la agenda solo la conoce el trece por ciento de la población ¡Meterla en los campos de fútbol, ya verás como enseguida la conoce más gente!

¿Qué le parece que sea una adolescente, la activista sueca Greta Thunberg, la que saque los colores a los dirigentes políticos?

Fenomenal. Te podrá gustar más o menos, te podrá parecer más simpática o no, pero que tiene razón, tiene razón. Les estamos dejando un planeta que no es. 

Etiquetas
Comentarios