Despliega el menú
Aragón

gran recogida de alimentos

"Donar alimentos cuesta muy poco, pero supone una gran ayuda para otros"

Este viernes y sábado (también el domingo en algunos establecimientos como BonÁrea), el Banco de Alimentos celebra la Gran Recogida, con la que prevén igualar la marca del año pasado: 620.000 kilos donados en Aragón. 

Los carteles de la Gran Recogida de Alimentos han copado las cristaleras de los supermercados en las últimas semanas y desde este viernes los más de 4.300 voluntarios que participan en esta iniciativa, impulsada por el Banco de Alimentos, se han organizado en los 229 establecimientos participantes. La calidez y cercanía de ellos es palpable cuando en la entrada te ofrecen una bolsa de plástico, en ella puedes meter aquellos alimentos que quieras donar. Una acción libre, a la que muchas personas se apuntan. 

Según las primeras estimaciones, esperan alcanzar una cifra de donaciones similar a la lograda el año pasado: unas 620 toneladas en Aragón. "A pesar de la lluvia de ayer, se consiguieron datos parecidos a los de 2018", ha destacado José Ignacio Alfaro, presidente del Banco de Alimentos de Zaragoza, quién se ha mostrado optimista por los resultados obtenidos. Todavía queda el resto de la jornada de este sábado y también la del domingo, cuando está previsto que en algunos BonÁrea de Zaragoza haya también voluntarios.

Azúcar, aceite, harina, tomate frito, leche, legumbres cocidas, conservas de pescado, chocolate y cacao son algunos de los alimentos recomendados para realizar los donaciones. Aunque también son importantes los potitos y la leche en polvo para los niños pequeños. "He donado arroz  y cereales infantiles. Siempre suelo participar con pasta y aceite, pero en la entrada me han apuntado la necesidad de comida infantil, que muchas veces se nos olvida", ha explicado Víctor, un docente aragonés que siempre colabora con esta campaña y con la que se realiza al inicio de curso de material escolar. "Donar alimentos cuesta muy poco, pero supone una gran ayuda para otros", ha recalcado. 

Como él, otros de los compradores que acudían este sábado por la mañana al Carrefour del centro comercial Augusta, han asegurado la importancia de colaborar. "He donado leche y galletas. No supone un gran esfuerzo, pero para la gente es mucho", ha sostenido Aroa. Cimpean Jorgeta iba junto a su marido y su hija pequeña y han colaborado por primera vez con "arroz y macarrones". 

El Banco de Alimentos de Zaragoza prevé recoger alrededor de 450.000 kilos en la campaña solidaria que se inició el pasado viernes, 22 de noviembre, y se extiende durante todo el fin de semana, días 23 y 24 para ayudar a los más desfavorecidos.

Varias latas de legumbres y alimentación infantil ha sido la aportación de Marisol, que intenta colaborar "por solidaridad" todos los años. "Además, al tratarse de alimentos siempre es más fácil que llegue todo a la gente que lo necesita", ha puntualizado. Javier también ha apostado por la legumbre, la pasta y el arroz, que suelen ser aportaciones más comunes, tal y como ha subrayado Ángel Dominguez, que lleva unos 7 años colaborando con el Banco de Alimentos. "Se acuerdan generalmente de alimentos para todas las personas y hay que hacer más hincapié en comida específica para bebés", ha especificado. Su compañero, Luis Cabal, que llevar cuatro o cinco años como voluntario, también recuerda otros alimentos como el azúcar, la harina y el aceite. 

Tras esta jornada, el lunes comenzará la labor de organización de todos los alimentos recibidos, con el objetivo de donarlos a las asociaciones con las que colaboran. Por ejemplo, en la provincia de Zaragoza trabajan con unas 200 asociaciones, que ayudan a alrededor de 26.000 personas. "En el momento en el que se reparten estos alimentos, también contamos con voluntarios que visitan los centros colaborando que ayudan al volumen de personas que dicen. El objetivo es evitar la picaresca", ha explicado Alfaro. 

Etiquetas
Comentarios