Despliega el menú
Aragón

prisiones 

Un viaje de once horas con trasbordo en Nanclares, hasta la capital de Galicia

La Guardia Civil establece un protocolo especial para el traslado de Igor el Ruso hasta la prisión de Teixeiro.  

El director del centro penitenciario de Teixeiro Carlos García
El director del centro penitenciario de Teixeiro Carlos García
Efe

La Guardia Civil ha dispuesto un protocolo de vigilancia para el traslado del preso más peligroso de España, Norbert Feher, Igor el Ruso, aunque va a tardar unas once horas en el viaje que hará hoy y realizará en dos etapas: Zuera-Nanclares de Oca (Alava) y Nanclares de Oca-Teixeiro (La Coruña)

Fuentes de la Guardia Civil han confirmado a HERALDO que la unidad especial que se dedica a estos traslados conoce perfectamente todo el historial de Igor el Ruso y su peligrosidad para haber adoptado todas las medidas de seguridad especial, con los escoltas que van a llevar en los dos viajes que emprenden en este periplo.

La actuación de los funcionarios y los guardia civiles esta mañana para este traslado es que primero se han identificado con el sistema operativo de reconocimiento de huella digital uno a uno a todos los presos que van en esa conducción y cuando estén todos ya dentro del autobús, han acudido tres o cuatro funcionarios a buscar al ex militar serbio de 42 años al módulo de aislamiento, quien ha sido el último en entrar

En la prisión de Zuera estaba previsto un plan especial en la Guardia Civil de Aragón si hubieran que tenido que mover a este preso a cualquier sitio, pero en los casi dos años que ha estado en el centro no ha sido transportado a ningún sitio y solo ha sido visitado por una mujer italiana que dijo que era amiga suya, pero era una periodista.

Este inmovilismo lo provocó él mismo cuando permaneció los primeros 138 días sin salir de la celda del módulo de aislamiento hasta que empezó a pedir la salida al patio y al gimnasio, en los que ha estado siempre solo y provocaba que tres funcionarios tuvieran que estar vigilando solo para él.   

"Cuando sale de la celda de aislamiento, primero se le esposa a través de las rejas, luego se le cachea entre tres, se le pasa por el arco y se van esos tres del hall de la galería hasta quedarse solo", detallan fuentes penitenciarias. "El funcionario de la cabina de seguridad le quita las esposas y le abre las puertas de acceso de sala o patio. Después, una vez en el sitio, otros compañeros se dedican a cachearle la celda", agregan.

Una prisión similar a la de Zuera

Cuando llegue a Teixeiro esta tarde-noche (está previsto que sea sobre las 19.00), se habrá subido en dos autobuses y llevará a compañeros diferentes porque el primero hace el recorrido Picassent-Nanclares-Picassent pasando por las prisiones de Teruel, Daroca y Zuera (hará unos tres horas y media de Zuera a Nanclares); y el segundo será Nanclares-Teixeiro (cinco horas y media). 

Fuentes penitenciarias detallan que la cárcel de Teixeiro, próximas a La Coruña, es similar a la de Zuera porque es de las macrocárceles que instauró el Gobierno del PSOE a finales de los años 90. Aunque el centro penitenciario gallego se abrió antes, en 1998, el retraso del centro penitenciario aragonés se produjo por las manifestaciones contrarias a su apertura en la localidad zufariense que alargó su apertura hasta julio de 2001 (estaba previsto inaugurarse en 1996). 

Los dos son centros tipo, difieren muy poco de unos a otros, porque nacieron en el mismo tiempo y se llevan poco de antigüedad entre ambos. Teixeiro tiene 1008 celdas y una población similar a la de Zuera porque de ellas hay 150 son compartidas. 

Cuando llegue Igor el Ruso a la prisión gallega tiene competencia en su grado de peligrosidad porque allí tiene a uno similar a él (FIES 1, de control directo). Se llama  Fabrizio João, tiene 36 años, mide 1,80 y pesa más de cien kilos. Asesinó a su novia, mató a patadas a un recluso y atacó brutalmente a seis funcionarios con un estilete.

Cuando llegue esta noche a la capital gallega tendrá que escribir a su supuesta novia de Móstoles, que parece haber perdido el mismo contacto por cartas con el preso, y la periodista italiana que lo visitó para que cambien la dirección en sus cartas que envían al interno. Además, tendrá que regresar a Teruel dentro de unos cinco meses, cuando está previsto que se celebre el juicio por el triple crimen de Andorra. 

Etiquetas
Comentarios