Despliega el menú
Aragón

innovación

La agricultura del futuro está aquí

Zaragoza ha sido el escenario del debate sobre la digitalización agraria y el escaparate de la más moderna tecnología aplicada al sector.

Digitanimal presenta su báscula inteligente para ganado.
Digitanimal presenta su báscula inteligente para ganado.
Datagri

La más moderna tecnología no es ningún misterio para el sector agroalimentario. Se ha demostrado en Zaragoza, que durante el pasado jueves y viernes se convirtió en la anfitriona de la segunda edición de Datagri, el foro de referencia internacional para el impulso de la digitalización en el campo y en la granja, que reunió a unos 1.500 participantes de 15 países.

Del internet de las cosas, del blockchain, de la inteligencia artificial, del open data y el big data... mucho se habló y se vio en la capital aragonesa. Y, sobre todo, de las ventajas -y la necesidad- de que estas tecnologías formen cada vez más y cuanto antes mejor del día a día de la actividad agraria, no solo porque contribuyen a mejorar la vida de los agricultores sino porque solo con ellas se podrá hacer frente a los retos de una agricultura futura que exige competitividad, rentabilidad y respeto medioambiental.

Hubo momentos para la reivindicación. Y se aprovechó la presencia de los representantes institucionales para exigir políticas que impidan que la aplicación de las nuevas tecnologías no arrasen con las pequeñas y medianas explotaciones familiares. Hubo mesas redondas para debatir cuáles y cómo hacer frente a las barreras que encuentra la tecnología para penetrar en este sector.

Hubo consejos y recomendaciones. Entre los más repetidos destacó aquel con el que se reiteraba que la innovación es un estado mental o aquel que recordó que una de las principales barreras para la digitalización es cultural. Se insistió en la necesidad de que se facilite la necesaria formación del sector, no solo de los profesionales del campo sino incluso de los técnicos y especialistas.

Y se habló de calidad de vida y nuevos empleo. Porque la digitalización libera de cargas al productor, pero incluso genera nuevos puestos de trabajos. Entre ellos, por ejemplo, el pastor de robots -esto es, el técnico que se ocupa de su cuidado y manejo-, pero también todos aquellos puestos de trabajo (y con ellos población) que la tecnología puede atraer al medio rural.

Para que los participantes vieran que del dicho al hecho no hay ya tanto trecho, Datagri se desplazó el viernes hasta las instalaciones del Centro Público Integrado de Formación Profesional CPIFP Movera, en cuyas instalaciones se había dispuesto un espacio dedicado a la exposición. Drones para pastores, pulverizadores inteligentes, big data para predecir plagas, básculas inteligentes para controlar el engorde del ganado, chip con los que se regula la dieta del porcino y una larga lista de soluciones en las que la tecnología consige una notable mejora -tanto económica, como productiva y medioambiental- en las tradicionales labores agrícolas y ganaderas.

Incluso hubo tiempo en Datagri de comprobar cómo se realiza la cosecha de patata sin necesidad de subirse al tractor. Solo era necesario ponerse unas gafas de realidad virtual.

Toda una demostración de que la agricultura del futuro ya está aquí.

Etiquetas
Comentarios