Despliega el menú
Aragón

iniciativas

El medio rural aragonés también está en ‘Barbecho’

El medio rural aragonés también está en ‘Barbecho’.

Óscar Barceló Asensio, fritucultor de Maella (Zaragoza) durante la grabación del documental.
Óscar Barceló Asensio, fritucultor de Maella (Zaragoza) durante la grabación del documental.
UPA

Hoy, los espectadores que acudan al cine Paz de Madrid viajarán hasta el «corazón del despoblamiento en España». Es así como la organización agraria UPA define su documental ‘Barbecho’, una película con la que ahonda en la problemática de la España vaciada. Los actores son destacados expertos, representantes de instituciones clave para el medio rural, pero, sobre todo, personas y familias «directamente afectadas por el drama del despoblamiento». Es por eso que los papeles protagonistas los desempeñan agricultores, ganaderos, responsables de cooperativas e incluso directivos y propietarios de empresas auxiliares del sector agrario, como las de maquinaria agrícola.

«Lo que pretendemos es mostrar que la agricultura y la ganadería son actividades fundamentales para los pueblos y deben ser la base sobre la que fundamentar cualquier estrategia de lucha contra este fenómeno», explican desde UPA, que para la realización de esta iniciativa ha contado con el apoyo del Ministerio de Agricultura.

Aragón también está en Barbecho. «No podía ser de otra manera», señala José Manuel Roche, secretario general de la organización agraria en la Comunidad, un claro exponente de la España vacía, no solo porque más del 50% de su población viven en una sola ciudad (Zaragoza), sino también porque una de sus provincias (Teruel) tiene una densidad de habitantes por kilómetro cuadrado similar a la casi nada poblada Laponia, en el Polo Norte.

Por eso, el equipo que ha realizado este documental se desplazó el pasado mes de octubre hasta el Bajo Aragón para conocer de viva voz la experiencia -y las muchas dificultades- de aquellos que optan por quedarse en el medio rural y hacer del sector primario su modo de vida.

Bajo Aragón y fruta

Bajo los focos y frente a las cámaras habla Guillermo Alquézar Domingo, un agricultor de Puigmonero, que cuenta cómo comienza a desvanecerse su apuesta y su deseo por vivir en una localidad que lleva camino de convertirse en un desierto demográfico.

Alquézar destaca que para cumplir su sueño ha invertido en la explotación familiar para hacerla más moderna y competitiva, pero lo que no deja de encontrarse son problemas, ya sea en infraestructuras, en transporte o en falta de profesionales (como médicos o maestros), que contribuyen a vaciar todavía más una zona ya casi vacía. Y por si fuera poco, a todo ello tiene que sumar las dificultades que desde 2014 -con el inicio del veto ruso- arrastra un sector frutícola asfixiado por la crisis de precios.

Sin abandonar Puigmoreno, las cámaras de Barbecho recogen también la experiencia de la cooperativa San Miguel, centrada en la producción y comercialización de melocotón (denominación de origen Calanda) así como de pera, manzana y albaricoque. Sus responsables explican el esfuerzo realizado por la cooperativa para dar un mayor valor añadido a las producciones frutícolas de los agricultores de la zona, y recuerdan que si no responde a las necesidades de este sector, correrá peligro también el futuro de la cooperativa, la única empresa de la localidad.

En Maella, el protagonista zaragozano de Barbecho es Óscar Barceló, un fruticultor de 50 años que explica cómo ha evolucionado la agricultura desde que él comenzó a trabajar la tierra. Y el balance no es muy alentador, más en un sector tan dinámico como el frutícola, que ha realizado importantes inversiones, se ha internacionalizado y ha apostado por adaptarse a las exigencias del consumidor y se ve ahora sumido en una profunda crisis que está dejando al borde de la ruina a numerosas explotaciones aragonesas.

No es la primera vez que UPA lleva a la gran pantalla las dificultades del sector primario. Lo hizo primero para hacer visible el impacto que sobre la ganadería extensiva tienen los ataques del lobo. Vuelve ahora al formato documental para «mostrar que la agricultura y la ganadería es el remedio más eficaz contra la despoblación», señala Roche, que lamenta que «se habla mucho de la España vaciada y la necesidad de encontrar soluciones para remitir sus efectos», pero después «todo se queda en palabras».

Etiquetas
Comentarios