Despliega el menú
Aragón

Medio Ambiente

Los afectados por las riadas en Aragón y Navarra se unen por la limpieza del Ebro

La CHE trabaja en ambas regiones para reducir la exposición de los municipios ribereños

Gravas en el cauce del río Ebro a la altura del puente de Piedra de Zaragoza
Gravas en el cauce del río Ebro a la altura del puente de Piedra de Zaragoza
Guillermo Mestre

Los afectados por las riadas del Ebro en Aragón y Navarra han unido fuerzas para exigir a la Administración la limpieza del cauce. Se trata de la primera vez que ambas comunidades actúan en conjunto, una iniciativa a la que pronto podrían sumarse municipios riojanos como Alfaro, también afectado por las avenidas extraordinarias. La Asociación de Afectados por las Riadas del Ebro (Asafre) ha promovido un manifiesto al que ya se han sumado una veintena de comunidades de regantes, ayuntamientos y partidos políticos de ambas regiones y próximamente mantendrán reuniones con el PSOE, Podemos-Equo y el PP, así como con UPN y Navarra Suma en el caso de la comunidad foral.

En Aragón, los regantes del pantano de la Peña y el Ayuntamiento de Gelsa se han unido a Villafranca de Ebro, Sástago, Alborge, Quinto, Fuentes, Pina, Nuez de Ebro, Alforque, El Burgo y Escatrón, localidades que ya se habían comprometido con este manifiesto.El presidente de Asafre, Alfonso Barreras, también espera sumar "en breve" a los consistorios de Pastriz o La Puebla de Alfindén.

Las reuniones con ayuntamientos y partidos políticos se intensificarán una vez se aclare el panorama nacional. Los impulsores destacan que se trata de una iniciativa "apolítica" que pretende reunir "el mayor consenso posible". El manifiesto tiene como finalidad lograr un compromiso por escrito de las partes y buscar el ‘sí’ de los grupos parlamentarios de cara a conseguir partidas presupuestarias para limpiar el cauce. También se ve como una forma de que poner "negro sobre blanco" la postura de cada uno, un aspecto que será "especialmente útil" de cara a futuras avenidas.

El documento reclama la limpieza y retirada de sedimentos y vegetación del cauce, el dragado de zonas puntuales y el mantenimiento de secciones de desagüe ante el "incremento de los daños y del riesgo para los bienes y las personas que viven en la ribera". 

El Sindicato Central de la Presa de Pina, de quien partió la iniciativa, se reunirá mañana con representantes de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), a quienes presentarán el manifiesto, y exigirán que se actúe "en todo el tramo medio". La prioridad, insisten, debe ser eliminar gravas y maleza para que el agua discurra "sin obstáculos" y para que no haya problemas en avenidas de 2.000 metros cúbicos por segundo como ocurrió hace un año.

Apoyos en el territorio

La alianza entre Aragón y Navarra, asegura Barreras, ha sido "muy costosa", fruto de "muchas reuniones" y de trabajar "paso a paso" con ayuntamientos y comunidades de regantes. Hasta ahora, ambas regiones habían trabajado por separado sin que se haya avanzado en la limpieza "integral" que reclaman. El objetivo, explica el presidente de Asafre, es diseñar "una estrategia conjunta" que ponga el acento en la necesidad de actuar en el tramo medio del Ebro.

Las partes lamentan que la limpieza haya quedado "en segundo o tercer plano" en los foros y ponencias en los que se ha abordado la situación del río. "Nosotros, por ejemplo, estuvimos tres años con el Foro del Ebro. Nos llamaron a multitud de reuniones, pero seguimos en las mismas", afirma Javier Pérez, representante de Asafre en Navarra. En este sentido, aclara que el colectivo "no está en contra de que se abran cauces de alivio ni de que se creen nuevas zonas inundables". "Pero queremos que se acometa la limpieza de una vez", manifiesta.

Por el momento cuentan con el respaldo de los regantes de Ribaforada, Arguedas y Milagro, entre otros. Esperan, no obstante, que en las próximas semanas se sumen "muchos más", ya que el documento se ha enviado "a todas las comunidades, desde Mendavia hasta Cortes". Aragón, según las estimaciones de la asociación, ha concentrado en torno al 75% de los daños en las últimas crecidas. En Navarra, el porcentaje ronda el 20%, de ahí que también se exija un plan integral y "que se invierta más en prevención". Pérez asegura que estas medidas "contribuirían a fijar población". "A nivel estatal no se está invirtiendo lo suficiente ni en los pueblos ni en la agricultura. ¿Cómo esperan que se queden los jóvenes en estas zonas si ven que no tienen futuro?", se preguntó.

Además de reparar los destrozos de la avenida extraordinaria de 2018, la CHE está apostando por los ‘curages’, una técnica novedosa en España pensada para reducir la exposición de los municipios ribereños ante las crecidas que consiste en clarear masas de vegetación para facilitar el paso del agua corriente y la movilización de sedimentos.

Fuentes de la Confederación explican que se ha adjudicado un curage en Agoncillo, en La Rioja, para reducir la exposición de Viana, en Navarra. También hay otros dos "en ejecución muy avanzada" en las márgenes izquierda y derecha de Calahorra. En esta última, afirman desde el organismo de cuenca, "se está deforestando una gran masa de sedimentos".

En Aragón hay uno acabado en Boquiñeni, en la zona del caladero. El de Alagón también está finalizado y en Sobradiel hay otros dos: uno ya ejecutado y otro, en la zona de El Carrizal, en proceso.

En Utebo, los trabajos se centran en la margen derecha y en Pina, en la izquierda, ya que en la contraria ya han terminado. Villafranca también abrirá estos ramales en su margen derecha, una técnica que se une a las áreas de inundación controlada y el retranqueo de motas impulsado antes de que se produjera la avenida de 2018.

Los operarios que han trabajado en los ‘curages’ han encontrado sotos en los que, fruto del arrastre de las riadas, se habían acumulado grandes cantidades de basura. "También había mucha materia vegetal muerta que generaba tapones", apuntan desde la Confederación. Estas tareas, una de las principales apuestas del Gobierno central, han supuesto un saneo "muy importante" para estas superficies. La previsión es que continúen en los próximos meses, ya que, de acuerdo con la CHE, "hay más solicitados".

Etiquetas
Comentarios