Despliega el menú
Aragón

elecciones

"Los jóvenes votan la primera vez pero enseguida se vuelven abstencionistas"

La desafección política cala entre los menores de 24 años, de los que un 30% se informa a través de las redes sociales. La mayoría de los nuevos votantes se considera "liberal" y "feminista".

Cisco becas para jóvenes que busquen una oportunidad laboral en el sector TIC.
El abstencionismo en la franja de edad de 18 a 24 años es muy alto, casi uno de cada dos.
Cisco

Si el futuro de la democracia depende del interés de los jóvenes por la política parece que pintan bastos… Al 65,3% le importa ‘nada’ o ‘poco’ los procesos electorales, por mucho que les entusiasmen las tramas e intrigas de series como ‘Borgen’ o ‘El ala oeste de la Casa Blanca’.

La falta de identificación con los partidos, la desafección por la política y la ausencia de propuestas a su medida son algunas de las causas que hacen que quienes deberían aportar un soplo de aire fresco decidan desentenderse. En Aragón hay hoy 5.979 nuevos votantes: jóvenes que en abril aún no tenían edad suficiente pero ahora ya sí: 4.405 ejercerán su derecho en Zaragoza, 1.011 en Huesca y 563 en Teruel. Demoscópicamente es una cifra imperceptible –menos del 2% de la población– pero de sus intenciones políticas se sacan lecturas muy interesantes.

"Los nuevos votan todos, porque es la primera vez, pero enseguida se convierten en abstencionistas. Perdida esa ‘virginidad electoral’, pasan a creer que su voto no tiene trascendencia", explica Javier Miravete, director de la empresa de sondeos A+M. Entre 18 y 24 años se pierde la ilusión por ‘la fiesta de la democracia’ con sorprendente rapidez, pues cuando son llamados a las urnas por segunda vez se dispara el abstencionismo "a un nivel entre 10 y 15 puntos superior a la media". "Esto que hace que el voto envejezca mucho (los mayores de 65 años votan casi todos) y se pierde la frescura", explican los expertos.

Sociológicamente está estudiado cómo la inquietud de votar la primera vez (la decisión se fragua desde la adolescencia) no es sostenida en el tiempo y David Pac considera que es fundamental saber a quién responsabilizará la ciudadanía de la repetición electoral, habida cuenta del hartazgo y de que 34.500 aragoneses solicitaron al INE que no les enviaran más propaganda.

Cuando las encuestas están muy igualadas y la juventud puede inclinar la balanza, las empresas demoscópicas suelen hacer un pequeño análisis de los nuevos votantes porque a la pregunta clave sobre la fidelidad –«a quién votó en las anteriores elecciones»– ellos no pueden contestar porque (hace cuatro años, ahora siete meses) no tenían edad edad.

Lo indiscutible es que la tasa de abstención entre el electorado joven es mayor que en cualquier otro grupo de edad, lo que se atribuye a perciben las elecciones como algo ajeno porque en la campaña electoral apenas se habla de ellos y sus preocupaciones. ¿Qué asuntos quitan el sueño a los más inexpertos del censo? El paro y la calidad del empleo (30,6%) se encaraman en lo alto de un ranquin en el que destaca la importancia que los jóvenes dan –no se ve en otras franjas de edad– al medio ambiente y al feminismo. No les preocupa tanto el paro porque lo sufran directamente –dicen los politólogos– sino por el reflejo de lo que ven. También se añade en este apartado lo relacionado con los contratos precarios y los bajos salarios.

Curiosas son las preguntas del barómetro del CIS, publicado hace semana y media, que indagan en las simpatías políticas de los jóvenes y en cómo se definen y etiquetan a sí mismos. Con la mayoría de edad recién cumplida se declaran 'liberales' (14,9%) y 'feministas' (11,1%). Ambas características están muy por encima de la media del resto de votantes, si bien también destacan los jóvenes que se consideran 'progresistas' (10,8%) y 'ecologistas' (5%). Los calificativos con los que menos identificados se sienten son los de 'demócrata cristiano' (2,7%) y 'comunista' (1,9%).

Esta capacidad para autoanálisis se debe a la facilidad de acceso de tienen los jóvenes a la información, si bien eso no implica que esta sea de calidad. De hecho, llama la atención que como primera fuente de información sobre política el 47,3% cita la televisión y el 28,4% cita las redes sociales, donde proliferan ‘memes’ y ‘gifs’ transversales al asunto en cuestión. Estas fuentes que reconocen son "más frívolas y banales" puede influir en su menor compromiso ideológico. Javier Miravete percibe que "los jóvenes de hoy día votan con menos carga ideológica que hace 25 ó 30 años". "Lo hacen con más voto en contra: no optan por el partido que les gusta sino contra el que está en el poder o el que no quieren que salga, porque reciben un bombardeo de información de escándalos, corrupciones, ineficacias…".

Eso hace que haya generaciones –que pasan veloces– del PP, del PSOE, hace cuatro años de Podemos y ahora parece que emerge la de Vox. "Los jóvenes lo ven como una nueva oportunidad y despierta simpatías. Lo hacen sin complejos. Lo que representa para ellos la bandera de España, muchas veces vinculada al deporte, no es lo mismo que para los adultos", explican los especialistas, ávidos de saber por quién se decanta finalmente esta franja de edad tan imprevisible.

Etiquetas
Comentarios