Despliega el menú
Aragón

elecciones generales

Así vive un presidente de mesa la jornada electoral

Adrián Villanueva, de 22 años, está al frente de una de las mesas del colegio Hermanos Marx del Actur, en Zaragoza. El primer voto ha entrado en su urna a las 9.00 en punto, pero su trabajo ha empezado mucho antes.

Adrián Villanueva, en el centro, recibe las instrucciones de la funcionaria de la Administración central.
Adrián Villanueva, en el centro, recibe las instrucciones de la funcionaria de la Administración central.
Vitrián

"Son las 9.00 en punto, ¡vamos a abrir!", anuncia el conserje del colegio público Hermanos Marx, en el Actur, a los miembros de las mesas electorales. Una nueva jornada de votaciones comienza en Aragón y en toda España. Pero para entonces los presidentes de mesa ya llevan una buena carga de trabajo a sus espaldas. Son días de asimilar mucha información para que todo esté en orden desde que la primera papeleta entra en la urna hasta que, más de 12 horas después, se cierra el recuento de votos.

Adrián Villanueva, estudiante de Magisterio de 22 años, preside una de las mesas en este colegio electoral. Recibió la notificación poco después de las fiestas del Pilar. "Primero pensé que no podía ser verdad, te parece como imposible porque siempre piensas que otro va a ser el pringado al que le toque. Pero luego me di cuenta que podía ser una experiencia", relata.

Una semana después, a finales de octubre, le llegó a casa el manual con las instrucciones en el que se detalla qué tendría que hacer este domingo. Y este pasado jueves tuvo que acudir al Auditorio a una reunión en la que se explicó a todos los presidentes cuál es su papel y qué tienen que hacer.

Llegó el día, y este domingo Adrián estaba a las puertas del colegio poco antes de las 8.00, más de una hora antes de que se iniciaran las votaciones. Lo primero es comprobar que todos los miembros de la mesa estaban presentes. Y saltó la sorpresa. Uno de sus vocales se ha ausentado, por lo que ha tenido que ocupar su puesto Ricardo Pérez, el primer suplente. Inmediatamente ha tenido que avisar a su trabajo para que una compañera le sustituyera. "Podía pasar y ha pasado...", ha comentado resignado.

Adrián ha comprobado que estaba todo el material necesario (urnas, papeletas, cabinas…) y ha hecho el acta de constitución de mesa, en la que figuran el nombre y el DNI de las personas que la componen. Ese papel se mete en un sobre, que se juntará al final del día con otros dos: los que tienen el acta de sesión y el acta de escrutinio. "En el acta de sesión es donde aparecen los nombres de los votantes por orden de llegada y si se han abstenido en alguna de las dos votaciones", explica Adrián, muy bien informado.

El acta de escrutinio, por su parte, refleja el resultado de la votación, con el número de votantes, los apoyos de cada candidatura, los votos nulos y en blanco… "Está todo muy marcado, con carpetas con diferentes colores e instrucciones muy precisas", cuenta el joven zaragozano. Por si hay alguna duda, poco antes de las 9.00 una representante de la Administración Central repite las instrucciones a todos miembros de cada mesa, ante la atenta mirada de los interventores de los partidos, que ya ‘flotan’ entre las mesas del Hermanos Marx.

Cuando termine la jornada, Adrián tendrá que desplazarse con uno de los vocales hasta la Ciudad de la Justicia para entregar los sobres en el juzgado. El otro vocal se quedará en el colegio electoral para entregar una copia a un funcionario de Correos. "Yo pensaba que ibas escoltado por la policía con los resultados, o algo así. Pero no, te tienes que mover por tu cuenta, en coche, en bus o en taxi". Eso sí, tanto este tiquet como el del taxi de vuelta a casa se le abonarán después, junto con los 65 euros que cobrará por su trabajo de presidente de mesa.

Las puertas del colegio electoral están a punto de abrir, y Adrián se declara "consciente de la responsabilidad que supone". "Tienes que garantizar que el proceso sea limpio y justo, que los resultados cuadren, que no haya gente que meta dos sobres... Hablamos del futuro del país, de quién va a ser el próximo presidente", reflexiona.

Pasan unos pocos segundos de las 9.00 y Antonio Morcillo, que ha madrugado para votar pronto y salir de viaje, se convierte en el primer votante de la mesa de Adrián Villanueva. Una larga jornada electoral ha comenzado para uno de los 2.167 presidentes de mesa de Aragón.

Consulta aquí las últimas noticias de las elecciones generales del 10 de noviembre de 2019.

Etiquetas
Comentarios